¿Lengua adormecida? Mira estas 18 posibles causas

La lengua adormecida como tal no es ningún trastorno o enfermedad, sino el efecto de alguna situación o condición de base. La mayoría de las veces, no está relacionado con algo de gravedad.
¿Lengua adormecida? Mira estas 18 posibles causas
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 14 junio, 2022

La lengua adormecida es un síntoma que obedece a causas muy variadas. En la mayoría de los casos, no es algo que deba generar preocupación. Sin embargo, como suele suceder, también hay situaciones en las que esto es una manifestación de algo más grave.

La mayoría de las veces, la lengua adormecida es efecto del consumo de algún producto o de la acción de un medicamento. De cualquier manera, se trata de una sensación incómoda que, si persiste o aparece acompañada de otros síntomas, debe consultarse con el médico.

El nombre técnico para esta condición es “parestesia de la lengua”.

¿Cuáles son las posibles razones por las cuales se presenta la lengua adormecida? Enseguida hablaremos de 18 de ellas.

1. Tabaquismo

El elevado consumo de tabaco puede llevar a la lengua adormecida. Se trata de un efecto bioquímico que, por sí solo, no es indicativo de patología en la boca.

Esta reacción también se produce por el consumo de algunas drogas, como la cocaína u otros estimulantes. Lo preocupante es el consumo y no el síntoma como tal.

2. Enjuagues bucales

El abuso en la utilización de enjuagues hace que se irrite la mucosa lingual, bucal y faríngea. Esto también altera el equilibrio de bacterias en la boca.

Uno de los efectos de esta condición es el adormecimiento de la lengua. El cepillado dental y lingual es un hábito saludable, más que el uso de enjuagues bucales.

Enjuague bucal causa adormecimiento de la lengua.
Los enjuagues bucales con altas concentraciones de alcohol son irritantes para las mucosas.

3. Anestésicos

El uso de anestésicos es una de las causas más frecuentes de la lengua adormecida. Lo habitual es que esto ocurra cuando una persona está en tratamiento odontológico y le aplican anestesia local. Así mismo, los aerosoles o líquidos para el dolor de garganta o de muelas pueden causar este mismo efecto.

4. Déficit de vitamina B

La falta de nutrientes hace que la circulación sea deficiente y esto puede provocar que se adormezca el rostro, la lengua y otras zonas del cuerpo. Lo usual es que la deficiencia sea de vitaminas del complejo B. Esa carencia, en particular, provoca una sensación de hormigueo en la boca y en la lengua.

5. Quemadura

Una quemadura puede llevar a sentir la lengua adormecida. Ocurre cuando se ingiere algo muy caliente, al punto en que se produce una lesión.

Esto conlleva una pérdida de las sensaciones linguales, al tiempo que hay dolor o ardor. Puede durar unas horas o incluso varios días.

6. Migraña

Uno de los efectos habituales de la migraña es una sensación de adormecimiento y de hormigueo en varias zonas del cuerpo, incluyendo la lengua. Esta sensación puede aparecer incluso antes de que se genere la crisis de jaqueca y permanecer hasta que se resuelva el cuadro de base por completo.



7. Alergia

Una de las manifestaciones habituales de la reacción alérgica es la lengua adormecida. Se debe a una irritación de la mucosa que, por lo general, va acompañada de inflamación en toda la boca, además de síntomas en la piel, como comezón y enrojecimiento. Es importante identificar la sustancia que provoca la alergia.

8. Hipocalcemia

La hipocalcemia es una disminución anormal de los niveles de calcio en la sangre. Lo más frecuente es que esto no provoque ningún síntoma, pero si la cantidad de calcio es muy baja, es posible que genere reacciones vagas, como lengua adormecida, hormigueo en la boca y en las manos. Las deficiencias graves llegan a la confusión y las convulsiones.

9. Estrés

El estrés y la ansiedad dan lugar a una serie de síntomas físicos. A veces, hay un ligero adormecimiento en la lengua, unido a otras manifestaciones:

  • Boca seca.
  • Tensión muscular.
  • Dolor de abdomen.
  • Sensación constante de temor.
  • Insomnio.

10. Hipoglucemia

La hipoglucemia es una disminución anormal de los niveles de azúcar en la sangre. Sin la cantidad adecuada de este componente, el organismo no puede funcionar correctamente. Cuando los niveles están muy bajos hay lengua adormecida, visión borrosa, temblores, palidez y debilidad.

11. Parálisis facial

La parálisis facial es una afección que se produce cuando se afecta el nervio facial. También se le conoce como parálisis de Bell y se caracteriza por la pérdida de control sobre los músculos de un lado de la cara.

Además de adormecimiento en la lengua, esto provoca dificultad en el movimiento y el habla. Es posible que se visualice la boca torcida.



12. Presión arterial anormal

La lengua adormecida también puede ser efecto de un pico alto o bajo de presión arterial. En esos casos, la irrigación sanguínea se altera y esto puede afectar el músculo de la lengua.

También es común que haya sensación de hormigueo en otras partes del cuerpo y síntomas como náuseas o dolor de cabeza.

13. Diabetes

Una de las múltiples manifestaciones de la diabetes es el adormecimiento en la lengua. Esto es señal de que los niveles de insulina en el cuerpo se encuentran alterados o no están siendo empleados de manera adecuada por el organismo.

14. Infección

Las infecciones por hongos en la boca también pueden dar como resultado la lengua adormecida, entre otros síntomas. A menudo, esto se acompaña de lesiones en la zona, además de erupciones, sangrado o dolor bucal.

Candidiasis en niño causa lengua adormecida.
Muguet es otro nombre que recibe la candidiasis oral. Puede generar picazón y adormecimiento en la lengua de adultos y niños.

15. Desorden hormonal

Los desequilibrios hormonales y metabólicos provocan parestesias y, entre ellas, adormecimiento leve en la lengua. Esto ocurre con mucha frecuencia en las mujeres que han llegado a la menopausia o en personas con alguna afección que genere tales desequilibrios.

16. Reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico tiene lugar cuando el jugo gástrico asciende desde el estómago, pudiendo alcanzar la faringe. Esta sustancia es la encargada de diluir los alimentos y favorecer la digestión.

Si retorna este líquido ácido hasta la garganta o la propia cavidad bucal, provoca lengua adormecida. Pero además es posible que haya pinchazos, ardor o dolor en la faringe.

17. Accidente cerebrovascular

En un accidente cerebrovascular (ACV) hay una interrupción del suministro de sangre hacia el cerebro. Se trata de una condición grave que, en un primer momento, puede adormecer la lengua y generar dificultades para hablar, entumecimiento, debilidad, mareo, problemas visuales y un fuerte dolor de cabeza.

18. Otras enfermedades graves

Hay otras enfermedades graves que dan lugar a la lengua adormecida. La esclerosis múltiple o los tumores cerebrales son capaces de causar este tipo de síntomas. Por supuesto, en esos casos hay muchos otros indicios más evidentes.

¿Cuándo consultar al médico?

Algunos medicamentos de uso común también pueden provocar la lengua adormecida. Así mismo, es habitual que este síntoma aparezca luego de una cirugía en la que se haya empleado anestesia general.

Si el adormecimiento es muy intenso, aparece de manera súbita sin motivo aparente, es recurrente o se mantiene por mucho tiempo, lo más indicado es consultar con el médico. Como hemos comprobado, es algo que puede estar relacionado con algún trastorno grave de base.

Te podría interesar...
La lengua puede revelar tu estado emocional y tu salud
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
La lengua puede revelar tu estado emocional y tu salud

¿Sabías que tu lengua puede revelar tu estado emocional y tu salud? Aprende a leer la lengua para identificar algún problema en tu salud.



  • Alba, L. H. (2007). Factores de riesgo para iniciar el consumo de tabaco. Rev. colomb. cancerol, 250-257.
  • Pipa Vallejo, A., & García-Pola Vallejo, M. (2004). Anestésicos locales en odontoestomatología. Medicina Oral, Patología Oral y Cirugía Bucal (Ed. impresa), 9(5), 438-443.
  • LORENTE, M. A., LILLO, O. C., CECILIA, C. G., & NAVAS, I. C. (2010). Parestesia con el uso de anestésicos locales. A propósito de dos casos. ODONTOL PEDIÁTR (Madrid), 18(3), 201-208.