Levadura de cerveza para tratar el acné

Dentro de las terapias alternativas para tratar el acné, la levadura se perfila como una de las menos conocidas. La analizamos con base en evidencia y expertos.
Levadura de cerveza para tratar el acné

Escrito por Yamila Papa Pintor

Última actualización: 23 febrero, 2024

El acné es un trastorno inflamatorio cutáneo que afecta la unidad pilosebácea de la piel. Se manifiesta a través de pápulas, pústulas o nódulos, la mayor parte del tiempo en el rostro o la espalda. Aunque varía de acuerdo con cada caso, en general se suele tratar con ayuda de medicamentos orales y tópicos. Con todo, existen alternativas que se investigan por su potencial para gestionar esta condición.

Una de ellas es la levadura de cerveza, un hongo unicelular que pertenece a una de las tantas cepas de Saccharomyces. Tal y como su nombre lo indica, su uso principal es en la industria de la fermentación de bebidas alcohólicas; pero algunos grupos específicos parecen tener ciertos beneficios para la salud. Veamos qué se sabe hasta el momento y cómo se podría aprovechar.

Propiedades de la levadura de cerveza

Levadura de cerveza para la piel
La variante de levadura de cerveza que se puede aprovechar de forma tópica u oral es diferente a la que se emplea en la fermentación de alcoholes y en la panificación.

La levadura de cerveza se produce, de manera principal, a partir de Saccharomyces cerevisiae. Con todo, también se puede constituir de manera total o parcial de cepas de Saccharomyces exiguous o Saccharomyces boulardii. Todas se conocen con el término general de levadura, y su empleo más importante se encuentra en los procesos relacionados con la fermentación.

Aunque, a menudo se usen como sinónimos, la levadura de cerveza es diferente a la levadura de panadería. La razón es que pertenecen a diferentes cepas, pues se han seleccionado a lo largo de los siglos para que ejecuten funciones diferenciadas. De hecho, la presentación, las propiedades y características suelen diferir entre ambas.

Tal y como se señala en la revista Drugs, la levadura de cerveza contiene vitaminas, minerales y proteínas del complejo B. Entre otras, alberga tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, piridoxina, ácido fólico, y biotina; además de minerales como selenio, cromo y zinc. Las cantidades suelen variar en función de su proceso de cultivo, o bien a través de adiciones comerciales.

En el contexto de la salud, la levadura de cerveza se desactiva a través del calor y se distribuye como un suplemento alimenticio. Bajo esta presentación, a menudo conocida como levadura nutricional o nooch, está disponible en forma de polvo, escamas, tabletas y líquidos.



El ácido azelaico, las levaduras y el acné

El ácido azelaico es un ácido natural producido por las levaduras. Tiene propiedades antibacterianas, también alberga compuestos que pueden controlar la decoloración pigmentaria de algunos tipos de acné. A nivel comercial, existen cremas y geles con ácido azelaico, con un aproximado del 20 % de concentración. En muchas partes del mundo se distribuye bajo el nombre comercial Azelex y Finacea.

De acuerdo con un trabajo divulgado en Skin Pharmacology and Physiology, el ácido azelaico cuenta además con efectos antiinflamatorios y antioxidantes, y su capacidad antimicrobiana podría ser útil frente a cepas bacterianas resistentes a los antibióticos. Dadas sus propiedades antiqueratinizantes, es de gran ayuda en la inhibición de los comedones.

Por otro lado, la levadura de cerveza puede mejorar el aspecto general de la piel. Entre otras cosas, podría aumentar la humedad, potenciar la elasticidad, reducir los poros abiertos y disminuir la presencia de eritema, aunque hacen falta más estudios. Todo ello posibilitaría contribuir al proceso de recuperación del acné, en especial, en aquellas personas con secuelas moderadas.

En síntesis, el aparente efecto de las levaduras de cerveza para tratar el acné se debe a la combinación de ácido azelaico, junto con las vitaminas, minerales y proteínas en su composición. En concreto, la cepa llamada Hansen CBS parece ser la que mayores efectos tiene en este sentido.

Reacciones adversas de la levadura de cerveza para el acné

Antes de proceder con la información, es importante conocer algunos efectos adversos relacionados con el uso tópico u oral de la levadura de cerveza para tratar el acné. En primer lugar, y como ya se ha señalado, la variante nutricional que se puede aprovechar es diferente a la levadura que se destina en la fabricación de panes y alcohol.

La diferencia principal es que las cepas empleadas están desactivadas (muertas, para ser más específicos), pues se han sometido a temperaturas altas. De acuerdo con su presentación, las que se utilizan para fermentar en la industria se encuentran en un estado de latencia (están vivas), razón por la cual generan subproductos durante su uso (dióxido de carbono y etanol, por ejemplo).

En razón de esto, no puedes usar levaduras destinadas a la panificación o a fabricar alcohol para tratar el acné.

Aunque estén inactivas, las levaduras de cerveza o nutricionales pueden generar efectos adversos. Los más conocidos son flatulencias y cierto efecto laxante. En algunas personas con hipersensibilidad a sus compuestos, pueden desencadenar episodios alérgicos. Dado que no hay suficiente información, se debe evitar su empleo en niños, embarazadas y lactantes sin la supervisión de un médico.

¿Cómo usar la levadura de cerveza para tratar el acné?

Al día de hoy, la levadura de cerveza no forma parte del tratamiento convencional para el acné. Pese a que existen varios estudios que le otorgan cierto respaldo, todavía no se ha estandarizado su empleo en la dermatología. Las razones son muy variadas, entre ellas la mayor eficacia de las terapias orales, tópicas y sistémicas para mejorar el trastorno cutáneo.

Con todo, y previa aprobación del especialista, quizá la mejor forma de aprovechar sus bondades es a través del ácido azelaico. Este se suele distribuir en cremas o en geles, y alberga dosis y compuestos paralelos seguros para abordar la condición. Aunque existe evidencia de su eficacia como terapia de mantenimiento, la dosis, la frecuencia y el empleo deben estar prescritos por el dermatólogo.

Otra alternativa, son los suplementos de levadura para el acné, en concreto, los suplementos orales. De manera normal, la dosis diaria no debe superar los 10 miligramos al día. Cuando se distribuye en tabletas, el contenido suele estar fortificado. En todo caso, la cantidad real la determina el especialista. La presentación en escamas y polvo se puede incluir como ingrediente adicional en la leche, el yogur, la avena y demás.

¿Se pueden hacer mascarillas de levadura para el acné?

En principio, se debe evitar el uso casero de mascarillas de levadura de cerveza en estos contextos. Esto es importante si se tienen pápulas o pústulas expuestas en forma de heridas. Se debe seguir la recomendación del dermatólogo, pues de lo contrario se puede empeorar la condición y desarrollar infecciones como consecuencia.



Preguntas frecuentes sobre el uso de la levadura de cerveza para el acné

Dado que el empleo de levadura para tratar el acné sigue siendo controvertido, y ya que no hay una información afianzada al respecto, a continuación respondemos de forma breve a algunas dudas relacionadas con sus efectos, propiedades y empleo.

¿Cualquier levadura sirve para tratar el acné?

No. En principio, los efectos se lograrían a través de la levadura nutricional; una variante en la que los hongos de levadura están desactivados. Para ser más específicos, y es algo que ya se encuentra en los primeros informes sobre su eficacia, como este de Fortschritte der Medizin, la variante Hansen CBS 5926 es la que tiene dicha propiedad nutricional.

¿La levadura tiene otros usos dermatológicos?

Se ha informado su aparente efecto positivo para tratar la rosácea, el eccema y la dermatitis. Pese a ello, no forma parte de la terapia oficial; de modo que se debe evitar su empleo sin la previa supervisión del médico.

¿La levadura de cerveza es lo mismo que cándida?

No. La levadura de cerveza es una cepa de la especie de levadura S. cerevisiae, mientras que la cándida lo es de Candida (como, por ejemplo, Candida albicans). La primera es comestible y, salvo casos de inmunodeficiencia, no se suele relacionar con episodios infecciosos.

¿Cómo incluir levadura nutricional en la dieta?

El olor y el sabor de la levadura de cerveza seca es similar al queso o a la nuez, y proporciona un potente sabor a umami. Se puede incluir en batidos, salsas, sopas, guisos, purés, yogures y mucho más. Pese a que no suele generar problemas, se deben valorar los posibles efectos adversos tras su consumo.

¿La levadura de cerveza puede curar el acné?

Hay varios estudios a pequeña escala con resultados prometedores, pero en la actualidad no forma parte del tratamiento de primera línea. Lo mejor es seguir la terapia indicada por el médico, y comentar la opción en caso de que así se desee.

Alternativas para tratar el acné

El acné se trata en función de sus características, de modo que su abordaje es individualizado. Con todo, suele incluir cambios en el estilo de vida, acompañados con el uso de medicamentos tópicos y orales. Es importante considerar que la mayoría de las terapias se considera supresoras, no curativas. Por tanto, se deben incorporar las llamadas terapias de mantenimiento.

De acuerdo con el criterio del dermatólogo, se pueden valorar alternativas al tratamiento. Muchos de sus mecanismos de acción no se conocen del todo, aunque pueden proporcionar ciertos beneficios en algunas personas. Pese a que no es una opción de primera línea, la levadura de cerveza se perfila con un futuro prometedor dentro de ellas.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.