Cómo limpiar tus bolsos y carteras de cuero

Los accesorios de cuero tienen varios años de vida útil y son combinables con la vestimenta. Sin embargo, para mantener su brillo y extender la durabilidad es necesario seguir algunos consejos de limpieza.
Cómo limpiar tus bolsos y carteras de cuero

Escrito por Jonatan Menguez

Última actualización: 17 mayo, 2022

Los productos elaborados en cuero suelen ser costosos y requerir un cuidado especial. Mantenerlos en buen estado es importante para extender su vida útil y que no pierdan estética ni funcionalidad. Si bien no es una tarea compleja, es necesario seguir algunas recomendaciones sobre cómo limpiar tus bolsos y carteras de cuero.

Estos accesorios se destinan al uso cotidiano y al transporte de objetos por varios lugares. Por lo que están expuestos de forma constante a la suciedad y a las manchas. Para conseguir que su durabilidad sea de años, objetivo con el que se fabrica este material, es importante mantenerlos higienizados y renovados.

Sigue estas recomendaciones para limpiar bolsos y carteras de cuero

Los productos elaborados en cuero suelen ser un complemento estético para combinar con la ropa. Pero deben estar bien cuidados y relucientes.

Más aún si se utilizan como herramienta de trabajo. Por este motivo, es importante realizar su limpieza siguiendo algunos consejos específicos.

1. Retirar el polvo

Antes de aplicar cualquier producto de limpieza, se debe sacudir bien el bolso para quitar todos los restos de polvo y mugre. Algunos son más complejos de remover, por lo que es importante sacar todos los objetos del interior y dar vuelta la cartera por completo.

De lo contrario, es posible que penetre en las partes internas y se vuelva aún más difícil de limpiar. También se puede utilizar una aspiradora que ayude contra los restos pequeños.

2. Aplicar agua y jabón

Una vez retirada toda la suciedad seca, mezclar una taza de agua con una cucharada de jabón líquido. Remojar un paño y limpiar tus bolsos y carteras de cuero con este preparado.

No olvidarse de los bolsillos y los sectores más pequeños. Allí suele acumularse más mugre.

Jabón con agua para limpiar bolsos de cuero.
La mezcla de agua con jabón es útil, siempre que primero hayamos retirado el polvo.

3. Alcohol

Aunque no siempre es recomendable la aplicación de alcohol, el mismo puede ser idea para algunas manchas puntuales en el producto de cuero. Por ejemplo, las de tinta o lodo.

En el caso de realizar esta acción, usar un hisopo humectado en alcohol y pasarlo sobre la tinta para que realice el efecto de desintegrarla. Luego absorber el líquido restante con un paño seco.

4. Lustramuebles para limpiar tus bolsos y carteras de cuero

Un buen consejo para darle brillo y color a los productos de cuero es la aplicación de lustramuebles. Los mismos que dan resplandor a las bibliotecas o los armarios.

Sin embargo, debe usarse solo un poco y en la parte exterior, con el objetivo de remover la mugre en ese sector. Se coloca a través de un paño seco.

5. Frecuencia

Si la pretensión es mantener el objeto reluciente, debes limpiar tus bolsos y carteras de cuero al menos cada 3 días. Como mínimo, aplicar una higienización rápida. Es decir, retirar todo el contenido que tenga dentro y sacudirlo bien para quitar el polvo.

En cuanto a la higienización profunda y el tratado de la piel, realizarlo con una frecuencia de 3 meses. Siempre que el accesorio tenga un uso diario.



Limpiar tus bolsos y carteras de cuero según su elaboración

Más allá de las recomendaciones generales para la limpieza de los accesorios de cuero, existen diferentes formas de elaboración y terminación del material. Por lo tanto, la higienización específica varía según qué tipo de cuero sea.

Laca

Los productos de cuero con terminaciones en laca poseen una pintura a base de agua a la que se le agregan lacas. Al secarse, estas se endurecen y protegen la piel. Por lo tanto, son más resistentes a la suciedad y a algunos tipos de manchas, como las de grasa.

De todas formas, se mantiene sensible al contacto con el agua, la pintura o los solventes. Su higienización se puede realizar con una crema limpiadora específica, que se aplica a través de un trozo de tela seco.

Graso

El cuero graso es un material pintado con anilinas, es decir, un compuesto orgánico que le agrega un aspecto natural. Tiene la característica de ser un poco más delicado que otros tipos de cuero.

En cuanto a su limpieza, es conveniente utilizar un borrador para la superficie y, de ser necesario, colocar cremas grasas de color o neutras.

Gamuzado

Un tipo de cuero que también se pinta con anilinas e incluye un proceso de lijado en la piel es el gamuzado. Son los bolsos o las carteras más delicados, ya que es sensible a la recepción de mugre, grasa o manchas.

Por lo tanto, también es el más difícil de limpiar. Es conveniente usar un cepillo pequeño, como los de uñas, para retirar el polvo de la superficie.

A continuación, mezclar bien el agua y la pizca de jabón, para aplicarla sobre el gamuzado con el mismo cepillo humectado. Pasarlo con delicadeza y luego frotarlo con un trapo húmedo, con movimientos circulares, para quitar los restos. Poner a secar durante un día.

Cuero blanco

Está claro que, por su color, el cuero blanco tiene un tono más delicado, que requiere un proceso de limpieza frecuente. Hay que pasarle un trapo seco cada 4 o 5 días para evitar la acumulación de polvo y mugre. Es fundamental no utilizar nunca productos como vinagre o lejía.

Muebles de cuero blanco.
Si tienes muebles de cuero blanco, ya sabes que es difícil mantener este material limpio. Lo mismo sucede con bolsos y carteras.


Últimos consejos de cuidado para tus bolsos y carteras de cuero

Por último, ten en cuenta las siguientes recomendaciones y no falles a la hora de cuidar tus bolsos y carteras:

  • Alejarlos de otros objetos. Para no tener que pasar por la experiencia de quitar las manchas, lo mejor es prevenirlas. Evita que el bolso o la cartera de cuero queden cerca de otros artículos que puedan ensuciarlo. Por ejemplo, de la crema para manos.
  • Guardarlo en una bolsa. Usar un envoltorio de hule para guardar el objeto de cuero cuando no se utiliza ayuda a que el polvo y la mugre no tomen contacto con el mismo. Además, lo protege de la humedad del ambiente.
  • Cuidarlo de su propia carga. Es común guardar objetos en el bolso que, si se abren, puedan causar suciedad y daños en el cuero. Por ejemplo, plumas, comida o cosméticos. Asegurarse de que se encuentren bien cerrados para evitar una mancha grave en el interior es un paso clave.
  • Mantener el orden. El cuidado de la cartera de cuero también se aplica durante su uso diario. Acomoda bien su contenido para que, cuando necesites retirar algo, no se mezcle todo.
  • Renovación. Algunos tipos de cuero, como el gamuzado, pueden recuperar su brillo con un renovador de color. Además, existen impermeabilizantes que aportan a la protección contra manchas y suciedad.
  • Cuidarlo del sol. Nunca dejes secar un bolso de cuero exponiéndolo a los rayos solares de forma directa.

Si bien los consejos expuestos son acerca de cómo limpiar tus bolsos y carteras de cuero, los mismos pueden aplicarse a una amplia gama de accesorios del mismo material. Por ejemplo, zapatos o cinturones.

Te podría interesar...
7 errores que cometemos al limpiar la tapicería de cuero
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 errores que cometemos al limpiar la tapicería de cuero

Sigue leyendo y aprende los mejores consejos para limpiar tapicería de cuero en casa. Conoce los errores más comunes y cómo evitarlos.