Los 9 mejores remedios caseros para abrir el apetito

Si la falta de apetito se prolonga durante varios días es importante acudir al médico para descartar problemas, y sobre todo para prevenir carencias nutricionales
Los 9 mejores remedios caseros para abrir el apetito
Elisa Morales Lupayante

Revisado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante.

Última actualización: 29 noviembre, 2022

La falta de apetito o inapetencia es un trastorno que, si no se trata a tiempo, puede provocar graves consecuencias en la salud. Se sabe que es muy común en las personas mayores, en especial en aquellas que viven en residencias o están hospitalizadas. Pese a ello, puede afectar a cualquier rango de edad. Hoy te enseñamos los mejores remedios caseros para abrir el apetito.

La falta de apetito

Tal y como señalan los expertos, la sensación del apetito está regulada por el lóbulo frontal, el sistema córtico-límbico y el hipotálamo; así como por mensajeros como la serotonina y la leptina.

La mayoría de casos de falta de apetito se dan de forma transitoria, ya sea por estrés, nervios o por  algún trastorno momentáneo que hace desaparecer las ganas de comer.

Cuando esto sucede de forma esporádica puede afectar los niveles de energía, el humor e incluso la capacidad para realizar las tareas diarias. Pero en general, se soluciona al poner remedio o al desaparecer su causa.

En otras ocasiones, su motivo puede ser la existencia de alguna enfermedad o problema de salud más grave o persistente. Algunos de los casos en los que puede suceder son el cáncer, la depresión, el hipotiroidismo o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

En estas circunstancias, preocupa la posible carencia de nutrientes y la pérdida de peso que una falta de apetito a largo plazo puede conllevar. Por eso, antes de que genere complicaciones, es fundamental prestarle atención. Descubre a continuación algunas alternativas que ayudan a estimular el hambre.

9 remedios para aumentar el apetito

Cuando existen pocas ganar de comer se pueden aplicar algunos remedios y trucos caseros para abrir el apetito. Con su ayuda no solo aumentarás la cantidad y la frecuencia de las comidas, sino también el aporte de nutrientes y energía en tu día a día. Te dejamos con algunos consejos para despertar tu apetito.

1. Haz comidas pequeñas

Jugo de tomate para abrir el apetito

Aunque pueda parecer un contrasentido, cuando una persona tiene poco apetito y pocas ganar de comer, no conviene servir platos muy cargados. Esto puede crear un rechazo desde un buen principio y dificultar la ingesta.

Asimismo, comer poco y a menudo facilita la digestión y favorece tener más hambre al cabo de un rato, con lo que al final del día puede aumentar el total de energía.

En estas comidas se debe priorizar alimentos como los hidratos de carbono, el aceite de oliva, el pescado azul, los frutos secos, el queso, las legumbres o los huevos. Esto puede reportarte beneficios adicionales, ya que se ha sugerido que una dieta de este tipo puede prevenir o combatir la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

2. Prepara platos vistosos

Si no se tiene hambre puede representar un gran esfuerzo ponerse a cocinar recetas complicadas. No obstante, no hay que olvidar la presentación de la comida, ya que esta es muy importante para estimular los jugos gástricos y abrir el apetito. Algunas ideas para lograrlo son las siguientes:

  • usar alimentos de diferentes colores en el plato;
  • colocarlos de forma vistosa;
  • utilizar hierbas y especias para aportar más gusto y conseguir variedad en cada comida,
  • aliñar con aceite de oliva virgen extra: aporta calorías y realza el sabor de todos los ingredientes.


3. Planifica las comidas

Canela para estimular el apetito

El hambre siempre es uno de los principales indicadores de que el cuerpo necesita energía. Pero cuando falla el apetito por le motivo que sea, quizá no sea recomendable fiarse de él.

Así, es aconsejable pensar en las comidas diarias, tenerlas a punto si es necesario y evitar saltarse ninguna. Lo mismo puede decirse de los tentempiés de media mañana y media tarde, que se pueden traer de casa si es necesario.

Ciertamente, en estas circunstancias no puedes simplemente planificar tus comidas con base en la sensación de hambre. Siempre puedes entrenar tu estómago para comer, en especial si tienes en cuenta los remedios para abrir tu apetito que hoy recopilamos.

4. Crea un ambiente positivo

Comer en una situación agradable puede ayudar a aumentar el apetito e ir ingiriendo más cantidad poco a poco.

Para ello es una buena idea poner la mesa, servir la comida en platos, poner música o comer en compañía. Esto último puede ser de gran ayuda, ya que algunos estudios muestran que hacer comidas con amigos o mirando el televisor desvía la atención de los alimentos consumidos y puede estimular la ingesta.

Por el contrario, existe evidencia que comer solo se traduce en una reducción de la cantidad de alimentos ingeridos. Por supuesto, no tienes que comer con otras personas todo el tiempo; pero es un truco que puede serte útil cuando tu apetito está especialmente débil.

5. Haz ejercicio

Realizar actividad física o practicar algún deporte supone un gasto de energía que el cuerpo debe recuperar. Por esto, la mayoría de las veces suele ir acompañado de un aumento del apetito. Se trata de un mecanismo natural, uno que se sabe incide en la segregación de hormonas que operan en la sensación de hambre.

No importa si la intensidad no es elevada, se puede empezar por sencillas caminatas si el nivel de actividad actual es bajo. Además no hay que olvidar que el ejercicio es muy positivo para mejorar las situaciones de ansiedad y estrés. Si estos son los motivos de la falta de apetito los beneficios serán aún mayores.

6. Cuida la presencia de fibra

A día de hoy, se sabe que este nutriente ejerce efectos positivos en el organismo; pero también es uno de los que facilita la sensación de plenitud y saciedad.

Por este motivo, mientras duran la inapetencia y los problemas por comer, podría ser preferible reducir un poco su presencia en las comidas. Para ello será preferible hacer alguno de estos cambios:

  • elegir granos refinados en lugar de integrales: pan, arroz, pasta, etc;
  • pelar la fruta;
  • elegir verduras cocidas y combinarlas con patata o boniato;
  • preparar ensaladas con pasta, arroz, maíz, atún o aguacate y evitar las raciones grandes de lechuga, espinacas, zanahoria, etc;
  • reducir las porciones de legumbres y aumentar la presencia de huevos o pescado.

Con esto no te queremos decir que elimines la fibra de tu dieta, nada más lejos de la realidad. Solo que, en caso de su participación sea muy elevada en la actualidad, la disminuyas un poco para potenciar los efectos de otros remedios naturales para abrir el apetito.

7. Elige tus alimentos favoritos

La variedad en la dieta es importante, pero cuando existen problemas para comer quizá no es el mejor momento para obligarse a introducir alimentos que no son tan apetecibles.

Sentarse delante de un plato y saber que se va a disfrutar comiendo puede hacer que se ingiera más cantidad. Para asegurar que se estos están disponibles es preferible planificar y tenerlos siempre a mano.

La única excepción a este remedio es no conviene abusar de la comida rápida, los dulces o los platos preparados, aunque estos sean los que más apetecen. En estos casos se debe buscar la manera de preparar alternativas sanas y nutritivas en casa.

8. Cocina con laurel

En la medicina natural el laurel se ha destacado como un tónico digestivo, recomendado para controlar el exceso de acidez y la irritación. Está demostrado que su incorporación en la dieta  mejora la eficiencia alimentaria (apetito, saciedad y demás).

Estas propiedades son beneficiosas para el tratamiento de la inapetencia. Al calmar las molestias estomacales, restablecen el deseo de comer.

Ingredientes

  • 2 o 3 hojas de laurel.
  • 1 taza de agua (250 mililitros).

Preparación

  • En primer lugar, agrega las hojas de laurel en una taza de agua y ponla a hervir.
  • Cuando llegue a ebullición, retira del fuego, tápalo y espera que repose 5 o 10 minutos.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión 30 minutos antes de cada comida.


9. Menta, manzanilla y melisa

Infusión par abrir el apetito

Las propiedades digestivas y sedantes de las plantas que combinamos en esta infusión nos resultan útiles para abrir el apetito. En especial, cuando su ausencia tiene que ver con episodios de estrés y nerviosismo.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (250 mililitros).
  • ½ cucharada de menta (5 gramos).
  • 1 cucharadita de manzanilla (5 gramos).
  • 1 cucharadita de melisa (5 gramos).

Preparación

  • Para empezar, pon las tazas de agua y llévala al fuego.
  • Cuando alcancen su punto de ebullición, agrega las plantas, reduce el fuego y déjalas durante 3 minutos.
  • A continuación, apaga el fuego, tapa la olla y espera que repose de 10 a 15 minutos.
  • Pasado este tiempo, cuando la infusión esté tibia, cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión en ayunas y repite su consumo antes del almuerzo.

¿Cuándo consultar al médico por falta de apetito?

Si la inapetencia dura apenas unos días no es necesaria la intervención médica. Sin embargo, si el síntoma persiste, incluso al probar los remedios mencionados, es necesario buscar asistencia profesional para su adecuado tratamiento.

Ve al médico si presentas las siguientes circunstancias:

  • pérdida de peso notoria;
  • debilidad y fatiga;
  • ansiedad y depresión;
  • anorexia o bulimia;
  • ingesta de medicamentos que pudieran suprimir el apetito.

Pon en práctica estos remedios para abrir el apetito

Planificar, elegir comida nutritiva, comer más a menudo o probar algunas infusiones. Todas estas pequeñas rutinas pueden ayudar a abrir el apetito.

Si este es pasajero puede mejorar en unos días sobre todo al desaparecer la causa. De lo contrario, es preferible hablar con el médico para evaluar la situación y encontrar el tratamiento adecuado.

Te podría interesar...
¿Apetito o ansiedad? Tips para diferenciarlos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Apetito o ansiedad? Tips para diferenciarlos

¿No sabes si tienes apetito o ansiedad? En el siguiente artículo te contaremos cómo hacer para identificarlos y cómo evitar la alimentación psicoló...




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.