¿Por qué es malo alimentar a los niños con hot dogs?

Carolina Betancourth·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
04 Enero, 2019
Los hot dogs se han convertido en un "alimento" recurrente, sobre todo para los niños, que puede llegar a ser muy dañino por los nitritos que contienen

Los hot dogs son una comida rápida muy popular en todo el mundo. No podemos negar que en algún momento de nuestras vidas nos hemos sentidos atraídos por su delicioso sabor. Sin embargo, más allá de esa cualidad y de lo fácil que es prepararlos, los hot dogs pueden llegar a ser muy dañinos para la salud debido a la carne procesada que utilizan y a los aditivos químicos que suelen contener, tanto en su salchicha como en las salsas y el pan. ¿Quieres saber más?

Los hot dogs, uno de los “alimentos” favoritos

Al ser una comida rápida tan atractiva para la mayoría de personas, los hot dogs se han convertido en una de las comidas favoritas de todos los niños. La industria sabe que la población infantil es frágil a la hora de elegir su alimentación y, sin importar los daños que estos pueden sufrir en un futuro, promocionan esta comida haciéndola casi irresistible tanto para pequeños como para mayores.

Es cierto que comer un hot dogs de vez en cuando no hace mayor daño al organismo. Sin embargo, lo que preocupa a los expertos en nutrición es que cada vez son más las personas y, en especial, los niños, que consumen este alimento frecuentemente en su día a día.

hot dogs

¿Por qué son tan dañinos los hot dogs?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha evidenciado los riesgos de comer frecuentemente carnes embutidas como las salchichas. Esto se debe a que suelen tener altos contenidos de grasas, sodio, purinas, aceites, harinas refinadas, azúcares y componentes químicos que, a largo plazo, afectan a la salud.

De hecho, en su último estudio, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) clasificó como Grupo 1 o cancerígeno para los seres humanos a la carne procesada (salchichas, jamón, carne en conserva y carne seca, preparaciones y salsas a base de carne).

Esta categorización está basada en evidencia suficiente a partir de estudios epidemiológicos que muestran que el consumo de carne procesada provoca cáncer colorrectal. Con esto, el CIIC señala que la reducción de la ingesta de estos alimentos puede disminuir el riesgo de cáncer colorrectal.

En definitiva, es mejor evitar tanto los hot dog como las hamburguesas servidas en establecimientos de comida rápida y otros “alimentos” procesados.

La clave está en los nitritos

Los estudios han determinado que los hot dogs contienen una cantidad importante de nitritos, que se utilizan para conservar el alimento y hacerlo lucir fresco.

Cuando la salchicha del perrito está en proceso de cocción, los nitritos se combinan con la amina presente en la carne, formando compuestos N-nitroso cancerígenos.

Estos componentes, conocidos como carcinógenos, han sido objeto de investigación y se han relacionado con el mayor riesgo de padecer cáncer de colón y otros órganos.

Ver también: ¿Por qué debemos retirar los alimentos con conservantes de la dieta?

¿Qué otros alimentos contienen nitritos?

Los vegetales, especialmente los de hojas verdes, también contienen nitritos en pocas cantidades. Sin embargo, este caso es completamente diferente, ya que este tipo de alimentos podría reducir el riesgo de desarrollar cáncer.

En un principio se podría considerar que es contradictorio, pero la explicación de por qué estos nitritos no son dañinos radica en que en este caso no forman compuestos N-nitroso a partir de aminas, como sí lo hacen las salchichas de los hot dogs.

Los nitritos que contienen los vegetales vienen reforzados con vitamina D y C, que tienen la capacidad de inhibir la formación de compuestos N-nitroso. Por lo tanto, las verduras son muy saludables, seguras y adecuadas para la dieta.

Por otro lado, cabe recordar que todas las carnes procesadas contienen nitritos dañinos y cancerígenos, incluyendo algunos pescados, carne de hamburguesa y tocino.

Ten en cuenta…

No todos los perritos o salchichas contienen compuestos N-nitroso. De hecho, en el mercado hay diferentes tipos de hot dogs y carnes embutidas que no contienen este tipo de compuestos en sus ingredientes y podemos consumirlos con más tranquilidad.

Para diferenciar y reconocer los que se pueden comer con más confianza, ten en cuenta que los que contienen nitritos suelen tener un color más rojo y atractivo, que los hace lucir bien frescos todo el tiempo. En cambio, los que son más seguros de comer tienen un color más pálido y menos atractivo.

  • Bouvard, V., Loomis, D., Guyton, K. Z., Grosse, Y., Ghissassi, F. E., Benbrahim-Tallaa, L. et al. (2015). Carcinogenicity of consumption of red and processed meat. The Lancet Oncology, 16(16), 1599–1600. https://doi.org/10.1016/s1470-2045(15)00444-1
  • Bryan, N. S., Alexander, D. D., Coughlin, J. R., Milkowski, A. L., & Boffetta, P. (2012). Ingested nitrate and nitrite and stomach cancer risk: An updated review. Food and Chemical Toxicology, 50(10), 3646–3665. https://doi.org/10.1016/j.fct.2012.07.062
  • Cascella, M., Bimonte, S., Barbieri, A., Del Vecchio, V., Caliendo, D., Schiavone, V. et al. (2018). Dissecting the mechanisms and molecules underlying the potential carcinogenicity of red and processed meat in colorectal cancer (CRC): an overview on the current state of knowledge. Infectious Agents and Cancer, 13(3). https://doi.org/10.1186/s13027-018-0174-9
  • Crippa, A., Larsson, S. C., Discacciati, A., Wolk, A., & Orsini, N. (2018). Red and processed meat consumption and risk of bladder cancer: a dose-response meta-analysis of epidemiological studies. European journal of nutrition57(2), 689–701. https://doi.org/10.1007/s00394-016-1356-0
  • Islam, Z., Akter, S., Kashino, I., Mizoue, T., Sawada, N. et al. (2019). Meat subtypes and colorectal cancer risk: A pooled analysis of 6 cohort studies in Japan. Cancer Science, 110(11), 3603–3614. https://doi.org/10.1111/cas.14188
  • Kim, S. R., Kim, K., Lee, S. A., Kwon, S. O., Lee, J. K., Keum, N., & Park, S. M. (2019). Effect of Red, Processed, and White Meat Consumption on the Risk of Gastric Cancer: An Overall and Dose–Response Meta-Analysis. Nutrients, 11(4), 826. https://doi.org/10.3390/nu11040826
  • Pidugu, L. S., Maity, K., Ramaswamy, K., Surolia, N., & Suguna, K. (2009). Analysis of proteins with the “hot dog” fold: Prediction of function and identification of catalytic residues of hypothetical proteins. BMC Structural Biology, 9(1), 37. https://doi.org/10.1186/1472-6807-9-37
  • Zhou, L., Anwar, M. M., Zahid, M., Shostrom, V., & Mirvish, S. S. (2014). Urinary Excretion of N-Nitroso Compounds in Rats Fed Sodium Nitrite and/or Hot Dogs. Chemical Research in Toxicology, 27(10), 1669–1674. https://doi.org/10.1021/tx5000188
  • Zhou, L., Zahid, M., Anwar, M. M., Pennington, K. L., Cohen, S. M., Wisecarver, J. L. et al. (2015). Suggestive evidence for the induction of colonic aberrant crypts in mice fed sodium nitrite. Nutrition and Cancer, 68(1), 105–112. https://doi.org/10.1080/01635581.2016.1102298
  • Zhu, H., Yang, X., Zhang, C., Zhu, C., Tao, G., Zhao, L. et al. (2013). Red and processed meat intake is associated with higher gastric cancer risk: a meta-analysis of epidemiological observational studies. PloS one8(8), e70955. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0070955