Neurilemoma o shwannoma: causas, diagnóstico y tratamientos

El neurilemoma puede presionar los nervios circundantes, provocando parálisis, debilidad muscular y entumecimiento. Te explicamos todo lo que debes saber sobre ello.
Neurilemoma o shwannoma: causas, diagnóstico y tratamientos
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 08 Mayo, 2021.

Última actualización: 08 Mayo, 2021

El neurilemoma, también llamado schwannoma, es un tumor que afecta al sistema nervioso. Es benigno y bastante frecuente, desarrollándose en los nervios periféricos.

Aunque puede surgir a cualquier edad, es más común en adultos. A pesar de tener características benignas y un crecimiento lento, puede provocar lesiones nerviosas. Incluso, algunas personas experimentan pérdida del control muscular.

¿En qué consiste un neurilemoma?

El neurilemoma, como hemos señalado, también recibe el nombre de schwannoma. Este término deriva de que se desarrolla a partir de las células de Schwann, que son células que forman parte del sistema nervioso. Se encargan de colaborar con las neuronas, ayudándolas a nutrirse.

Según explica una publicación de la Clínica Cleveland, los neurilemomas son tumores benignos que se forman por un crecimiento incontrolado de estas células. Es importante distinguirlo del sarcoma de tejido blando, que se produce cuando las células se malignizan.

El neurilemoma se forma en los nervios periféricos. Por ejemplo, en los pares craneales, las raíces nerviosas que salen de la médula espinal u otros de los miembros superiores e inferiores. Se localizan en la vaina que recubre los trayectos nerviosos.

Es frecuente que afecte al nervio auditivo, produciendo el neurinoma acústico. En algunos casos afecta al nervio ciático, que desciende por la pierna, o al plexo braquial, que son los nervios que inervan los brazos.

Neuronas del sistema nervioso.
El tejido del sistema nervioso se compone de neuronas y de otras células que ayudan a la función, como las de Schawnn.

Causas y condiciones relacionadas

La causa del neurilemoma es desconocida. Lo más frecuente es que aparezcan de forma espontánea, sin que haya antecedentes ni otros orígenes identificables.

Puede aparecer a cualquier edad, aunque su mayor incidencia se encuentra en personas de entre 20 y 50 años. Además, afecta por igual a todas las razas. No obstante, los hombres son algo más propensos que las mujeres a sufrirlo.

La razón es que el neurilemoma se asocia a ciertos trastornos genéticos que también son más comunes en hombres. Por ejemplo, la neurofibromatosis tipo 2 o el complejo de Carney.

La neurofibromatosis es una enfermedad hereditaria en la que existe una predisposición a la formación de tumores en el sistema nervioso central. El complejo de Carney consiste en la aparición de mixomas en diferentes localizaciones del organismo.

Según explica la Clínica Universidad de Navarra, este tumor supone el 8 % de todos los tumores primarios intracraneales. Lo más frecuente es que se produzcan en el nervio acústico o vestibular.

También puede afectar al nervio facial, al trigémino y al glosofaríngeo, que son otros pares craneales. Por otra parte, aunque se desarrollan en otras partes del cuerpo, son mucho menos usuales los que aparecen fuera del cráneo.

Síntomas del neurilemoma o shwannoma

Los síntomas del neurilemoma varían en función del tamaño y de la localización del mismo. Suele aparecer sintomatología cuando el tumor crece lo suficiente como para ejercer presión sobre los nervios cercanos.

Según explica un artículo del National Cancer Institute, uno de los síntomas más frecuentes es la debilidad muscular. También hay entumecimiento y parálisis. Si, por ejemplo, es una parálisis facial, habrá imposibilidad para gesticular y cerrar el ojo.

Los pacientes suelen sufrir dolor, que puede cambiar de características. En algunas ocasiones se agudiza o se vuelve punzante o quemante, como si se clavaran alfileres o agujas. El dolor surge por la noche e interfiere con el descanso.

Muchos pacientes experimentan mareos y problemas de equilibrio si el neurilemoma afecta al nervio vestibular. En estos casos es usual que aparezca pérdida de audición o acúfenos, que son zumbidos constantes en los oídos.

Si el neurilemoma se forma en otros nervios, como el glosofaríngeo, puede haber problemas para tragar o comer. Sin embargo, debemos tener en cuenta que es posible que los síntomas tarden en hacerse evidentes.

¿Cuándo ver a un médico?

Como acabamos de señalar, los síntomas del neurilemoma pueden tardar en aparecer. La cuestión es que, como se asocian a ciertos síndromes, uno de los principales motivos para consultar al médico es tener antecedentes de estas enfermedades genéticas.

De esta manera, si alguien tiene familiares con neurofibromatosis tipo 2, es importante que mantenga un seguimiento. Así se controla de forma rutinaria la aparición de tumores para tratarlos de forma precoz.

Del mismo modo, es fundamental consultar siempre que haya algún signo de alarma como los que hemos señalado. Debemos recordar que los síntomas suelen aparecer relacionados con los pares craneales, con alteraciones de audición o de equilibrio.

¿Cómo se puede diagnosticar un neurilemoma?

El diagnóstico del neurilemoma o schwannoma es complejo. El médico debe conocer todos los síntomas que hayan aparecido, la historia clínica del paciente y si hay antecedentes familiares.

Además, es fundamental que se realice una exploración física exhaustiva y un examen neurológico. La razón es que, en algunos casos, se puede detectar al palpar un bulto en el trayecto de un nervio.

No obstante, tal y como explican los especialistas de la Clínica Mayo, se requieren una serie de pruebas complementarias para alcanzar el diagnóstico definitivo. La más empleada es la resonancia magnética. Es un método que permite obtener una imagen detallada de los tejidos.

La tomografía computarizada también puede ser de utilidad. El problema es que produce una gran irradiación del paciente.

La electromiografía y el estudio de conducción nerviosa son más opciones. La primera consiste en colocar pequeñas agujas en los músculos. Con dichas agujas se registra la actividad eléctrica, tanto en movimiento como en reposo. El estudio de conducción nerviosa mide la rapidez con la que los nervios transportan los impulsos nerviosos.

Por otra parte, es usual que se realicen biopsias, tanto del tumor como del nervio. La biopsia consiste en obtener muestras del tejido para analizarlas después en el laboratorio. Así se pueden conocer las características del tumor y constatar su benignidad.

Biopsia de nervios para diagnosticar neurilemoma.
A través de la biopsia se confirma la característica benigna o maligna de un tumor.

Tratamientos disponibles para el neurilemoma

El tratamiento del neurilemoma varía en función de su localización y de los síntomas que produzca. También influye la velocidad a la que crece. Por eso, en algunos casos se puede elegir una conducta expectante.

Es decir, si el paciente sufre pocos síntomas y el tumor crece muy lento, sería mejor realizar controles periódicos sin establecer ningún abordaje intervencionista. Los controles se suelen realizar con resonancias magnéticas o con exploraciones físicas.

La principal opción de tratamiento suele ser la cirugía. No obstante, al tratarse de un tumor que afecta a los nervios, es compleja y arriesgada. Además, existe riesgo de que vuelva a aparecer.

La radioterapia y la radiocirugía son otros dos pilares elegibles. La radioterapia ayuda a controlar el crecimiento del tumor. Es una técnica muy útil para tratar aquellos schanommas que se encuentran en una localización difícil de intervenir.

El neurilemoma es un tumor benigno

El neurilemoma o schwannoma es un tumor benigno que se forma en el sistema nervioso periférico. A pesar de que tenga características de benignidad, también puede producir síntomas y complicaciones graves.

Esto se debe, principalmente, a que puede comprimir los nervios y alterar su función. Por eso es importante tratar de realizar un diagnóstico adecuado y diferenciarlo de otras patologías. Así se podrá establecer el abordaje más indicado en cada caso.

Te podría interesar...
¿Qué es un glioma?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Qué es un glioma?

El glioma es un tumor que puede desarrollarse en el cerebro o en la médula espinal y cuyo pronóstico depende del tipo de tumor de que se trate.