El quimbombó es muy versátil en la cocina. Se puede preparar crudo para ensaladas o deshidratarse para realzar el sabor.

Sin embargo, como el mucílago que contiene causa cierta suspicacia en los consumidores, una buena manera de emplearlo es en forma de guisos, por su poder espesante. También se consume frito o rebozado.

Además, combina muy bien con otras hortalizas, como el cilantro, el tomate, el pimiento y el perejil para preparar carnes o pescados. En escabeche es una excelente alternativa para sustituir el amargor de la vaina por un sabor agrio. En el fondo se coloca ajo, guisantes y pimienta negra y en la parte superior las vainas de okra, en repetidas capas. Para finalizar se adiciona azúcar, sal y vinagre.

La okra es un alimento que, con la fibra, la vitamina C y los antioxidantes beneficia la salud del corazón, el cerebro y el embarazo. Así que salvo algunas precauciones a tomar en cuenta, puede formar parte de la lista de alimentos para un cambio hacia una pauta nutricional más saludable.