La postura 69: los mejores consejos

El sexo oral es parte importante de la vida sexual de muchas parejas. El 69 es una posición que permite dar y recibir placer. Te damos algunas sugerencias para que puedas encontrar variantes y salgas de la monotonía.
La postura 69: los mejores consejos

Escrito por Daniela Colmenares, 06 Marzo, 2018

Última actualización: 02 Diciembre, 2020

Cuando se trata de posiciones sexuales, hacer la postura 69 es como la cereza en el pastel. Aunque es cuestión de preferencia, puede ser una de las mejores posiciones para practicar el sexo oral, ya que la atención no se centra en el placer de uno, sino de ambos.

No obstante, la mayoría de las personas se enfocan, únicamente, en practicar esta posición de la manera convencional y no le dan paso a la creatividad y al deseo para experimentar cosas nuevas. Por eso, en este artículo, compartimos algunos consejos para que puedas salir de la monotonía y encontrar nuevas maneras de disfrutar el momento. ¡Toma nota!

Antes de practicar la postura 69

Antes de hacer cualquier posición sexual, especialmente la postura 69, es importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Nunca dejes de usar las manos.
  • Enciende a tu pareja poquito a poquito.
  • Abre tu mente para experimentar cosas nuevas.
  • No dejes el trabajo a la mitad, siempre termínalo.

Ahora sí, una vez tengas un guión previo en tu mente y estés dispuesto a pasarla de lo mejor, entremos en materia para que conozcas las distintas formas de disfrutar de una posición tan satisfactoria como esta. ¡Comencemos!

1. Sentados a la inversa

sexo-silla

Esta posición tiene sus grados de dificultad, pero no es imposible. Para poder hacerla, cualquiera de los dos debe quedarse sentado a la orilla de la cama. Mientras tanto, el otro se acerca por la espalda y se inclina hacia abajo, hasta quedar guindando. Para mayor ilustración, puedes imaginar que eres un trapecista de circo.

Es recomendable que quien esté sentado sea el hombre, pues es quien debe emplear mayor fuerza al tomar de la espalda a la mujer, mientras ella sostiene su peso con sus brazos apoyados en la cama. Sin duda, será una experiencia inolvidable para ambos.

2.  Arrodillados en la cama

Esta posición es menos complicada que la anterior, aunque se necesita mucha fuerza e ímpetu del hombre. Para lograrlo, la mujer solo debe recostarse boca arriba en la cama, mientras el hombre se inclina hacia ella y posa sus manos debajo de su cintura.

Luego, la mujer debe sujetarse de sus piernas y poner las suyas sobre los hombros de él. Finalmente, es el hombre quien debe cargar con todo el peso de su chica, hasta levantarla y quedar en posición vertical. Y listo, ¡a disfrutar!

3. De pie

Posturas sexuales con imaginación

Estarás pensando que esta puede ser una posición agotadora para ambos y, de hecho, lo es, pero vale la pena hacerla para experimentar y mantener viva la llama de la pasión. Además, hay quienes aseguran que suena más difícil de lo que realmente es.

Para realizar esta posición, la mujer debe posarse sobre la orilla de la cama, mientras su chico se inclina hacia ella y posa sus manos debajo de su cintura. Justo en ese momento, ella debe aprovechar y poner sus piernas encima de los hombros de él para, posteriormente, abrazarse a su cuerpo.

Finalmente, el hombre debe usar sus piernas como impulso, para poder levantarla y cargarla, mientras la mujer está boca abajo. Suena interesante, ¿no? ¡No te pierdas la oportunidad de tener un orgasmo intenso con esta posición!

4. De lado

Esta es la posición menos complicada de todas. Les permitirá ser más libres para moverse y estar más cómodos. Para empezar, ambos deben acostarse de lado, a la inversa. Lo que prosigue es que sitúen sus caras en la entrepierna de cada uno.

Sin pena, acerca tus caderas hasta su rostro y deja que la pasión empiece a hacer su parte. Lo mejor de esta posición es que no solo se estimularán con la boca, también podrán aprovechar sus manos para acariciarse y alcanzar el clímax.

5. La forma original

sexo-luz-apagada

Finalmente, retomamos la posición original del 69. En este caso, pueden ir cualquiera de los dos arriba, como mejor lo sientan. La idea que se acuesten, uno encima del otro, a la inversa para, de esta manera, jugar a estimularse con sus bocas y sus manos. Lo mejor es usar la creatividad y dejar volar la imaginación.

El sexo oral es todo un arte y lo que es más excitante de todo esto, es aprender a estar completamente preparado para llenar de placer a la otra persona. Sin embargo, recuerda que lo ideal es que ambos disfruten. Así que no solo te enfoques en tu pareja y aprovecha este encuentro al máximo.

Para finalizar, no olvides que estos consejos son una gran carta a tu favor en el sexo si lo que quieres es salir de la monotonía, experimentar cosas nuevas y alcanzar intensos orgasmos. Dale una oportunidad a estas recomendaciones. ¡No te arrepentirás!