Proteína de cáñamo en polvo: usos, propiedades y recomendaciones

No por nada el cáñamo en polvo se ha vuelto tan popular. Además de ser una fuente de proteína de la más alta calidad, es rico en fibra, grasas saludables y minerales.
Proteína de cáñamo en polvo: usos, propiedades y recomendaciones
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 04 noviembre, 2021.

Escrito por Daniela Andarcia, 04 noviembre, 2021

Última actualización: 04 noviembre, 2021

A pesar de ser una variante de la Cannabis sativa, el cáñamo contiene muy poco tetrahidrocannabinol (THC), el componente psicoactivo más importante de la planta. Por su parte, se ha posicionado como una de las mejores proteínas de origen vegetal. Tanto así, que sus semillas se muelen para obtener la llamada proteína de cáñamo en polvo.

Ahora bien, esto no es lo único que ofrece. También es fuente de 9 aminoácidos esenciales que el cuerpo no es capaz de producir, fibra, grasas saludables y minerales. Descubre todo lo que debes saber al respecto.

Información general de la proteína de cáñamo en polvo

La proteína de cáñamo en polvo se obtiene a partir de las semillas de la planta del mismo nombre. Muchos encuentran su sabor agradable, dado que es similar al de las nueces.

Así mismo, es común agregarla a batidos para incrementar la ingesta de proteínas. De acuerdo a una investigación publicada en la revista médica Euphytica, la proteína de cáñamo resulta similar a otras de alta calidad, como las de las claras de huevo.

Del mismo modo, es apreciada por contener los 9 aminoácidos esenciales: histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina. Sin embargo, existe evidencia científica de que sus niveles de lisina son bajos, por lo que no es la mejor opción para obtener este nutriente. Ahora bien, 1/4 (o 30 gramos) de proteína de cáñamo en polvo provee 120 calorías y 15 gramos de proteína, una cantidad que resulta baja si se compara con las proteínas de soja.

Además, es fuente de ácidos grasos esenciales omega 3 y 6, incluido el ácido gamma linolénico (GLA), un omega 6 vinculado con beneficios para mejorar los síntomas de la artritis y el síndrome premenstrual.



Posibles beneficios de la proteína de cáñamo en polvo

Veamos en detalle cuáles son los beneficios que se vinculan a esta proteína en polvo.

Semillas de cáñamo para hacer proteína.
Las semillas de la planta son el sustrato para obtener el producto en polvo. Además, otras sustancias se extraen de las mismas.

1. Es fácil de digerir

En general, estas proteínas de origen vegetal resultan fáciles de digerir. Por ello, no es de extrañar que entre un 91 % y 98 % de la proteína de cáñamo en polvo sea digerible, lo que se traduce en componentes que el cuerpo puede usar para funciones importantes.

Según un estudio publicado en Journal of Agricultural and Food Chemistry, el cáñamo es fácil de digerir porque contiene edestina y albúmina. Estas proteínas son descompuestas por el organismo con rapidez.

Existe evidencia científica de que la forma de procesar las semillas puede hacer más difícil la digestión. En ese sentido, se prefieren la proteína de cáñamo en polvo cuyas semillas fueron prensadas en frío.

2. Es fuente de fibra

Está demostrado que seguir una dieta rica en fibra mejora los niveles de azúcar en sangre, permite mantener una flora intestinal sana y reduce las probabilidades de desarrollar cáncer de intestino. Además, mujeres y hombres deben consumir 25 y 38 gramos diarios, respectivamente.

Por fortuna, el cáñamo en polvo es una fuente de fibra. Sin embargo, sus niveles varían dependiendo de cómo hayan sido procesadas las semillas.

1/4 (o 30 gramos) de proteína de cáñamo en polvo suelen proveer entre 7 y 8 gramos de fibra, lo que es igual al 18-28 % de la ingesta diaria recomendada (IDR).

3. Es rica en grasas insaturadas

A pesar de que el proceso de elaboración de la proteína se centra en eliminar los aceites, está demostrado que conserva al menos 10 % de su contenido en grasa. En ese sentido, 1/4 (o 30 gramos) de cáñamo en polvo contiene 3 gramos de grasa.

Así mismo, las semillas de esta planta están compuestas por una proporción de 3:1 de omega 6 y omega 3. Esto es relevante, dado que la dieta suele estar marcada por un desequilibrio de estas grasas. Sin embargo, el consumo de cáñamo se asocia con la posibilidad de revertir ese desequilibrio y contribuir a la salud del corazón.

4. Está compuesta por minerales y antioxidantes

De acuerdo a un estudio publicado en la revista Food & Function, las semillas de cáñamo son fuente de fósforo, magnesio, calcio, hierro, manganeso, zinc y cobre. Así mismo, existen proteínas en polvo que aseguran que una porción provee un 80 % de la IDR de magnesio y un 52 % de la de hierro.

Por otro lado, existe evidencia científica de que las semillas contienen lignanamidas, compuestos conocidos por su poder antioxidante, asociado a una reducción en el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas.

Contraindicaciones y efectos secundarios

A pesar de ser segura para la mayoría de las personas, esta proteína cuenta con cantidades de fibra que se consideran altas y pueden generar gases, inflamación e incluso diarrea si se ingieren cantidades elevadas con demasiada frecuencia. La dosis para que los atletas puedan recuperarse después del ejercicio es de entre 5 y 7 cucharadas.

Además, si cumples con alguna de las siguientes características, debes evitar el cáñamo en polvo:

  • Eres alérgico.
  • Estás embarazada o en periodo de lactancia.
  • Tienes anemia o un sistema inmunitario comprometido.
Proteína de cáñamo en polvo para recuperarse del ejercicio.
El efecto de recuperación tras el ejercicio con esta proteína en polvo se consigue con 5-7 cucharadas.

¿Cómo usar la proteína de cáñamo en polvo?

¡Muy fácil! La forma más común de uso es agregarla a un batido. Sin embargo, también puedes añadirla a tu leche o yogur favorito, así como en alimentos horneados.

La proteína puede sustituir hasta un 25 % de la harina en alimentos horneados. Podrás preparar panes, panqueques o tortas con un alto contenido en proteínas, fibra y grasas saludables.



Proteína de cáñamo en polvo: una opción saludable y vegana

Muchos son los que están optando por este suplemento, dado que es menos procesado que otras opciones del mercado y se trata de una proteína de origen vegetal. Así mismo, destacan sus bondades de fácil digestión y el hecho de estar compuesto de una cantidad importante de fibra, grasas saludables y varios minerales.

Te podría interesar...
Proteína de guisante: valor nutricional y beneficios
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Proteína de guisante: valor nutricional y beneficios

¿Quieres conocer más acerca de la proteína de guisante? Sigue leyendo que en este artículo te informamos acerca de los beneficios y efectos secunda...



  • Callaway, J. (2004). Hempseed as a nutritional resource: an overview. Euphytica, 140, 65-72. https://10.1007/s10681-004-4811-6
  • House, J. D., Neufeld, J., & Leson, G. (2010). Evaluating the quality of protein from hemp seed (Cannabis sativa L.) products through the use of the protein digestibility-corrected amino acid score method. Journal of agricultural and food chemistry, 58(22), 11801–11807. https://doi.org/10.1021/jf102636b
  • Cameron, M., Gagnier, J. J., Little, C. V., Parsons, T. J., Blümle, A., & Chrubasik, S. (2009). Evidence of effectiveness of herbal medicinal products in the treatment of arthritis. Part 2: Rheumatoid arthritis. Phytotherapy research : PTR, 23(12), 1647–1662. https://doi.org/10.1002/ptr.3006
  • Hoffman, J. R., & Falvo, M. J. (2004). Protein - Which is Best?. Journal of sports science & medicine, 3(3), 118–130.
  • Tang, C. H., Ten, Z., Wang, X. S., & Yang, X. Q. (2006). Physicochemical and functional properties of hemp (Cannabis sativa L.) protein isolate. Journal of agricultural and food chemistry, 54(23), 8945–8950. https://doi.org/10.1021/jf0619176
  • Weickert, M. O., & Pfeiffer, A. F. (2008). Metabolic effects of dietary fiber consumption and prevention of diabetes. The Journal of nutrition, 138(3), 439–442. https://doi.org/10.1093/jn/138.3.439
  • Pihlanto, A., Mattila, P., Mäkinen, S., & Pajari, A. M. (2017). Bioactivities of alternative protein sources and their potential health benefits. Food & function, 8(10), 3443–3458. https://doi.org/10.1039/c7fo00302a
  • Pojić, M., Mišan, A., Sakač, M., Dapčević Hadnađev, T., Šarić, B., Milovanović, I., & Hadnađev, M. (2014). Characterization of byproducts originating from hemp oil processing. Journal of agricultural and food chemistry, 62(51), 12436–12442. https://doi.org/10.1021/jf5044426
  • Rodriguez-Leyva, D., & Pierce, G. N. (2010). The cardiac and haemostatic effects of dietary hempseed. Nutrition & metabolism, 7, 32. https://doi.org/10.1186/1743-7075-7-32
  • Pihlanto, A., Mattila, P., Mäkinen, S., & Pajari, A. M. (2017). Bioactivities of alternative protein sources and their potential health benefits. Food & function, 8(10), 3443–3458. https://doi.org/10.1039/c7fo00302a
  • Yan, X., Tang, J., dos Santos Passos, C., Nurisso, A., Simões-Pires, C. A., Ji, M., Lou, H., & Fan, P. (2015). Characterization of Lignanamides from Hemp (Cannabis sativa L.) Seed and Their Antioxidant and Acetylcholinesterase Inhibitory Activities. Journal of agricultural and food chemistry, 63(49), 10611–10619. https://doi.org/10.1021/acs.jafc.5b05282
  • Phillips S. M. (2012). Dietary protein requirements and adaptive advantages in athletes. The British journal of nutrition, 108 Suppl 2, S158–S167. https://doi.org/10.1017/S0007114512002516