Pulpa de coco: usos, beneficios y desventajas sobre la salud

La pulpa de coco es la parte blanca comestible del fruto. Contiene grasas saturadas, antioxidantes, fibra y otras sustancias. Conoce qué desventajas o beneficios puede tener su consumo.
Pulpa de coco: usos, beneficios y desventajas sobre la salud
Florencia Villafañe

Escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe el 24 noviembre, 2020.

Última actualización: 24 noviembre, 2020

El coco es un fruto de clima tropical que proviene de la palmera cocotera Cocos nucifera. Posee una cáscara marrón fibrosa y por dentro una carne o pulpa de color blanco que se puede ingerir de diferentes maneras. Conoce qué usos, beneficios y desventajas puede tener el consumo de la pulpa de coco.

En general, la ingesta de la misma ha aumentado en los últimos tiempos debido a que a este fruto se le atribuyen supuestas propiedades bactericidas, antioxidantes, antiparasitarias y reguladoras de la glucosa en la sangre. Pero, ¿todo esto es cierto?

Si bien hay estudios científicos que respaldan que consumir pulpa de coco puede ser beneficioso para la salud, también sabemos que su ingesta libre o en exceso puede tener desventajas. Sigue leyendo más a continuación.

¿Cuál es el contenido nutricional de la pulpa de coco?

A diferencia de otras frutas, los cocos contienen como nutriente principal a las grasas. Estas se componen en un 90 % de ácidos grasos saturados, en los que predominan los de cadena corta y cadena media.

Una de las diferencias principales con otros alimentos ricos en grasas es que las mismas se absorben por el intestino delgado sin necesidad de ser metabolizadas en el hígado para usarse como fuente de energía, tal y como lo afirma la investigación “El papel del aceite de coco y de palma en la nutrición, la salud y el desarrollo nacional: una revisión”.

Asimismo, también contienen carbohidratos, proteínas, fibra, vitaminas y minerales como el manganeso, el cobre y el zinc. Según los datos expresados en Food Data Central, en 100 gramos de pulpa de coco fresca y rallada hay lo siguiente:

  • Calorías: 354.
  • Proteína: 3 gramos.
  • Carbohidratos: 15 gramos.
  • Grasa: 33 gramos.
  • Azúcar: 5 gramos.
  • Fibra: 9 gramos.
  • Manganeso: 60 % del valor diario (VD)
  • Selenio: 14 % del VD.
  • Cobre: 22 % del VD.
  • Fósforo: 11 % del VD.
  • Potasio: 10 % del VD.
  • Hierro: 13 % del VD.
  • Zinc: 10 % del VD.
  • Calcio: 14 % del VD.
Coco abierto.
El coco contiene fibras, antioxidantes, vitaminas y minerales, así como grasas.

¿Cuáles son los posibles beneficios que tiene la pulpa de coco?

Es gracias a su composición nutricional que el coco puede ser útil para tratar o mejorar ciertas afecciones. Veamos en qué puede influir.

Puede evitar el daño celular y la oxidación

Además del aporte significativo de nutrientes que tiene este fruto, en la pulpa de coco también hay compuestos fenólicos. Estos tienen funciones antioxidantes y son protectores del daño celular frente a sustancias tóxicas o radicales libres. Los que predominan en este fruto son el ácido gálico, el ácido cafeico, el ácido salicílico y el ácido cumárico.

En concreto, previenen la oxidación del colesterol LDL (malo) y disminuyen la probabilidad de que se formen placas en las arterias, con lo que contribuyen a mantener la salud cardiovascular. Asimismo, estudios en animales demostraron que estos compuestos protegen a las células del daño causado ​​por la quimioterapia.

Puede ayudar a la salud digestiva

Los cocos destacan por su contenido en fibra. Este componente ayuda a aumentar el volumen de las heces y gracias a ello mantiene la salud intestinal, evitando el estreñimiento. Por este motivo, se lo considera un aliado.

Asimismo, el estudio científico “Microbiota intestinal y salud metabólica: los posibles efectos beneficiosos de una dieta de triglicéridos de cadena media en personas obesas” expone que los ácidos grasos de cadena media que contiene fortalecen a las bacterias que habitan en el intestino, por lo que también son positivos para evitar la inflamación y las afecciones como el síndrome metabólico.

Puede mantener el control del azúcar en sangre

Otro de los beneficios que tiene el coco, gracias a su contenido en fibra, es que puede mantener estables los niveles de azúcar en la sangre. Lo que hace este compuesto es captar la glucosa proveniente de los alimentos y reducir su porcentaje de absorción.

Puede contribuir a mejorar la inmunidad

El manganeso, el zinc y los antioxidantes estimulan el correcto funcionamiento del sistema inmune. Con ello se mantiene la integridad del organismo frente a la inflamación. Además, como se mencionó, los ácidos grasos tienen propiedades antibacteriales y antivirales.

Posibles riesgos y contraindicaciones del consumo de pulpa de coco

Debido a que esta fruta tiene grasas como componente principal, también es un alimento calórico. Veamos qué efectos puede causar.

Puede inducir a la ganancia del peso

Si se ingieren cantidades abundantes de cualquier alimento en el que predominen las grasas, es probable que ello se refleje en una ganancia de peso. Por supuesto que tienen que ver otros factores, como la calidad de la dieta, el nivel de actividad física y la frecuencia con que se consumen. Pero es un aspecto que se debe considerar.

Las grasas en exceso afectan la salud vascular

En este punto existe mucha controversia, ya que el coco aporta fibra y compuestos antioxidantes que son capaces de reducir el colesterol, pero también contiene grasas saturadas en cantidades importantes. En relación a esto, el estudio “Consumo de aceite de coco y factores de riesgo cardiovascular en humanos” señala que la ingesta elevada de estas últimas se asocia a un mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca.

Para evitarlo es aconsejable reemplazarlas por aceites, como el de oliva o semillas. Hay que ser precavidos y no caer en un consumo excesivo de este fruto o cualquier alimento rico en grasas.

Puede causar alergia

Por último, hay personas que pueden reaccionar de forma severa al coco y esto no siempre se asocia a otros casos de alergia alimentaria. En todo caso, según el estudio “Revisión de la alergia al coco”, la aparición de la misma es rara.

Salud cardiovascular.
La salud cardiovascular está en un debate frente al coco. En todo caso, conviene moderar su consumo debido al contenido graso.

Cantidad recomendada y cuándo incluirlo en la dieta

La pulpa de coco se puede consumir de diversas formas, ya sea en cubos, rallada o en escamas. Incluso se puede comprar el fruto e ingerirlo en fresco u optar porque se seque.

En este último caso hay que perforar desde uno de sus extremos con un martillo y un clavo, drenar el líquido que contiene (no es aconsejable tirarlo, ya que también es nutritivo) y por último terminar de romper para acceder a su pulpa.

Así pues, el coco se usa con frecuencia en platillos dulces o en repostería porque tiene un sabor que es apreciado, pero no es la única forma en la que puede emplearse. Se puede incluir en las siguientes preparaciones:

  • Galletas dulces: es mejor el coco rallado.
  • Decoración de pancakes o platillos: el coco en escamas es el más vistoso.
  • Agregar a ensaladas de frutas: usando el coco fresco o en escamas.
  • Leche vegetal a base de coco: para la que se usa coco rallado.
  • Incorporación al yogur, a la leche y a las infusiones: ya sea rallado o en escamas.

Beneficios y desventajas de la pulpa de coco

Como verás, este alimento contiene un aporte destacable de grasas saturadas, pero también de fibra y antioxidantes. Por todo ello, si se consume la pulpa del coco se estarían incorporando nutrientes que son necesarios para el funcionamiento normal del organismo. No debe olvidarse que la ingesta excesiva del mismo puede generar una ganancia del peso, aunque en ello también influyen otros factores.



  • Boateng, L., Ansong, R., Owusu, W., & Steiner-Asiedu, M. (2016). Coconut oil and palm oil’s role in nutrition, health and national development: A review. Ghana medical journal50(3), 189-196.
  • Ochoa Guindulain, A., Oria Almudí, R., & Venturini Crespo, M. E. Determinación de compuestos fenólicos y estudio de la actividad antioxidante de la piel del rambután.
  • Cardoso, D. A., Moreira, A. S., de Oliveira, G. M., Luiz, R. R., & Rosa, G. (2015). A coconut extra virgin oil-rich diet increases HDL cholesterol and decreases waist circumference and body mass in coronary artery disease patients. Nutricion hospitalaria32(5), 2144-2152.
  • Anagnostou, K. (2017). Coconut allergy revisited. Children4(10), 85.
  • Eyres, L., Eyres, M. F., Chisholm, A., & Brown, R. C. (2016). Coconut oil consumption and cardiovascular risk factors in humans. Nutrition reviews74(4), 267-280.
  • Illam, S. P., Narayanankutty, A., & Raghavamenon, A. C. (2017). Polyphenols of virgin coconut oil prevent pro-oxidant mediated cell death. Toxicology mechanisms and methods27(6), 442-450.
  • Rial, S. A., Karelis, A. D., Bergeron, K. F., & Mounier, C. (2016). Gut microbiota and metabolic health: the potential beneficial effects of a medium chain triglyceride diet in obese individuals. Nutrients8(5), 281.
  • Food Data Central. Disponible en: https://fdc.nal.usda.gov/fdc-app.html#/food-details/170169/nutrients