7 puntos claves para una limpieza óptima de tu hogar

Una limpieza óptima de la casa favorece la salud. Cada vez que aseas tu entorno evitas focos de virus y bacterias. ¿Cómo hacerlo de manera correcta? A continuación te enseñamos 7 puntos básicos.
7 puntos claves para una limpieza óptima de tu hogar

Escrito por Luz Marina Carpio Hernández, 19 marzo, 2021

Última actualización: 19 marzo, 2021

Los gérmenes aprovechan cualquier espacio para desplegarse. Una manera de impedirlo es con la limpieza óptima de tu hogar. Ten presente que la higiene y el orden reprimen el desarrollo de virus y bacterias, proyectan energía positiva y ofrecen un ambiente agradable.

Pero el quehacer en casa no es de las tareas que cualquiera disfrute. El truco para que sea menos embarazosa es no dejar que se acumule.

Razones para mantener la casa limpia y ordenada

Cuando aseas la casa contribuyes con tu bienestar. Por esta y por las siguientes razones es conveniente ser constantes en los oficios domésticos. ¡Descubre más ventajas de hacerlo!

Beneficias la salud

La limpieza óptima anula sustancias que perjudican la salud. Recuerda que las bacterias actúan en silencio y los efectos se notan cuando el organismo reacciona, por ejemplo, con infecciones o alergias.

En los muebles, las alfombras, las cortinas y los objetos regados se acumula suciedad, humedad, moho, pelo de mascotas e insectos casi imperceptibles. El contacto con estos alérgenos podría inflamar las fosas nasales, provocar tos, exacerbar el asma o generar irritaciones cutáneas.

Disfrutas un ambiente cómodo

Habitar un espacio limpio se traduce en comodidad. Si la casa está ordenada e higienizada, los momentos que pases en ella serán más agradables, las visitas se sentirán a gusto y te librarás de la vergüenza por estancias impresentables.

Eliminas la contaminación

¿Has escuchado sobre los ácaros del polvo? Estos aprovechan su tamaño microscópico para comer las células muertas de piel adheridas en los textiles que tocamos. Al limpiar, suprimes estos organismos y evitas recurrir a medicamentos por las afecciones que causan al sistema inmune.

Ácaros en las alfombras.
Los ácaros pueden estar detrás de crisis asmáticas, sobre todo en niños pequeños.

Controlas el estrés y la ansiedad

Algunas personas no se desenvuelven con tranquilidad en ambientes desordenados y sucios. En cambio, las zonas armoniosas generan calma y reducen la ansiedad.

En esa misma línea, los hogares desordenados son una carga en la lista de tareas por hacer. Mantenerlos pulcros reduce los pendientes, resta tiempo en las limpiezas profundas y minimizan el estrés.

Reflejas tu actitud

Una manera de proyectar buena imagen y capacidad de organización es a través de un hogar limpio. Se dice que el aspecto de la casa habla de la personalidad y aporta al concepto que otros tienen de ti.

Descansas mejor

Hay quienes coinciden en que la limpieza óptima del hogar les ayuda a conciliar el sueño por las noches y ganar más energía, por lo que despiertan con mejor ánimo, poder de concentración y mayor productividad. Todo lo atribuyen a que respiran aire fresco en una vivienda aseada.

Estarás de buen humor

Están quienes sienten que descansan más si la casa está limpia; también los que creen que favorece el buen humor. Nada como llegar y encontrar un ambiente armonioso, organizado y con buen aroma.

Combates el sedentarismo

Si bien no es rutina de gimnasio ni práctica de una disciplina deportiva, limpiar la casa es una forma de evitar el sedentarismo. Mover muebles y trastes, sacudir polvo, lavar pisos o realizar cualquier tarea doméstica activa las articulaciones y músculos.

7 puntos clave para la limpieza del hogar

Crear rutinas es fundamental para que higienizar no sea fastidioso. En el caso del aseo profundo, lo principal es planificar un día y saber con cuáles productos e implementos cuentas. Pueden ser escobas, trapos, fregonas, guantes, bolsas, cepillos y desinfectantes.

Con esas herramientas y las 7 claves a continuación, llevarás a cabo una limpieza óptima. Considera los siguientes puntos clave:

  1. Abordar habitación por habitación: en limpiezas profundas se toman en cuenta el techo, las lámparas, las bombillas, las paredes, los muebles, las puertas, las ventanas, los cuadros y las cortinas. Para cubrir cada espacio, incluso los rincones difíciles, lo correcto es abordar habitación por habitación.
  2. Priorizar lo más engorroso: el quehacer que menos te gusta tiene que ser el primero, así lo tachas cuanto antes y costará menos lo que quede de faena.
  3. Usar y devolver a su sitio: regresa a su lugar lo que usas. Es un modo de mantener el orden y al culminar todo quedará limpio y en su sitio.
  4. Salir de lo que no utilizas: es común guardar enseres en desuso. Escoge los que estén en buenas condiciones y dónalos. Separa en cajas lo que tirarás, lo que irá a otro lugar y lo que regalarás.
  5. Practicar hábitos: cosas sencillas, como tender la cama al levantarse, lavar los platos tras las comidas, secar el baño después de ducharse, recoger y guardar la ropa limpia, reducen el tiempo que dedicas a la limpieza, enfrentan la pereza y enseñan disciplina.
  6. Higienizar siempre la nevera: manteniendo la nevera aseada tendrás un oficio menos embarazoso. Con un trapo limpia los cajones y repisas, tira lo que tenga mal olor o esté vencido y ordena los alimentos ubicando en primer lugar los que más usas.
  7. Aspirar en vez de barrer: no permitas que la pelusa circule o se amontone. En estos casos, aspirar resulta mejor que barrer, porque no levanta tanto polvo.
Aspirar antes que barrer.
Al aspirar evitamos que el polvillo circule en el aire y se quede de forma persistente. Por lo que es recomendable, antes que barrer.

Consejos generales para una óptima limpieza del hogar

Hay quienes consideran que limpiar es fastidioso, quita tiempo y requiere gran esfuerzo. Algunos consejos para no acabar cansados son los siguientes:

  • Ordenar antes de poner manos a la obra, pues liberas espacios y habrá menos por limpiar.
  • Comenzar de arriba hacia abajo. Si limpias pisos y muebles volverán a ensuciarse cuando sacudas las paredes y el techo. Recuerda que el polvo se amontona en cualquier lado.
  • Presta atención a lo más mínimo, es decir, debajo de los sofás, las camas, los armarios, los marcos de fotos y los interruptores.
  • Airea la ropa de cama y las cortinas. Si no puedes lavar algún mueble, sácalo al sol. Apóyate con la aspiradora para deshacerte de migas y ácaros en los colchones.
  • Cuidado con productos abrasivos que echen a perder las superficies de mesones de la cocina, marcos, enchufes y electrodomésticos. Un truco es pasar un trapo con agua templada o limpiadores caseros.
  • El papel periódico seca sin dejar manchas las ventanas y puertas de vidrio.

Ventajas de la limpieza óptima de tu hogar

La limpieza es una obligación, pero no tiene porqué ser engorrosa si la desarrollas como un hábito y enseñas a toda la familia acciones básicas, como usar papeleras, que cada uno asee su cuarto o friegue el plato en que come.

Al higienizar tu casa ganas beneficios para la salud y vives con mayor comodidad. No olvides que cualquier objeto o sustancia es un potencial foco de enfermedades.

Te podría interesar...
Limpieza ecológica del hogar
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Limpieza ecológica del hogar

Si quieres que tu casa esté radiante y a la vez sea amigable con el planeta, no dudes en leer este artículo, encontrás tips de limpieza ecológica d...