¿Qué es un dildo?

El uso de dildos y otros juguetes sexuales está a la orden del día y cada vez son más las personas que los utilizan para obtener placer.
¿Qué es un dildo?
Isbelia Esther Farías López

Escrito y verificado por la filósofa Isbelia Esther Farías López.

Última actualización: 11 septiembre, 2022

Al incursionar en el mundo de los juguetes eróticos es posible que existan ciertas dudas a la hora de distinguirlos por sus nombres. Es normal entonces que las personas se pregunten sobre todo: ¿es lo mismo un vibrador que un dildo?

Cada juguete sexual está elaborado con una serie de características, y si bien es cierto que muchos comparten varias similitudes, eso no quiere decir que sean exactamente el mismo producto. No todos están elaborados con los mismos materiales ni se usan para el mismo fin.

¿Qué es un dildo?

Un dildo, también denominado consolador, es un juguete sexual que puede utilizarse durante relaciones sexuales o para la masturbación. El usuario es quien marca la intensidad que desea, ya que el dildo, originariamente, no tiene capacidad vibratoria.

Cómo elegir un vibrador.

Como sucede con todos los elementos relacionados con el placer sexual, existen dildos confeccionados con diferentes materiales. Lo ideal es adquirir aquellos hipoalergénicos para evitar problemas con la dermis. Los hay de silicona, de vidrio, de acero, de elastómero termoplástico y de materiales sintéticos que imitan la piel humana.

Por lo general, emulan la forma de un pene y los hay de diferentes tamaños con variaciones en grosor y longitud. También pueden cambiar en texturas y colores, pero eso ya son detalles estéticos. Algunos tienen dos formas diferentes en sus extremos, para ser utilizados en vagina o ano.



¿Cuál es la diferencia entre dildo y vibrador?

Si hablamos de los dildos tradicionales, la principal diferencia es que no vibran. No obstante, en el mercado ya se pueden encontrar estos elementos de inserción que, además, se pueden usar como vibradores.

Un vibrador no siempre tiene como función ser insertado para la estimulación vaginal o anal. Existen, por ejemplo, algunos vibradores pequeños que trabajan sobre el clítoris únicamente.

Además, se pueden encontrar otros vibradores que se utilizan para hacer masajes en diferentes partes del cuerpo. También varían en tamaño, texturas y colores. Es importante recordar que no todos los juguetes sexuales con forma fálica se consideran un dildo. Por ejemplo, las extensiones o prótesis de pene no se pueden considerar como tal.

Es importante tener en cuenta que los dildos no solo cumplen una función de estimulación sexual. Por ejemplo, estudios han sugerido que pueden ser útiles para tratar el vaginismo y otros problemas relacionados con el dolor durante las relaciones sexuales.

Consejos para elegir un dildo según tus preferencias

Como ya hemos reseñado, existen diferentes formas, tamaños y texturas de dildos. No hay dos iguales, y las diferencias se traducen en experiencias variadas. Te sugerimos tener en cuenta lo siguiente antes de comprar un dildo:

  • Identifica qué tipo de experiencia deseas. Es decir, puedes elegir entre un juguete que sirva para penetrar o solo que vibre.
  • Sé cuidadoso con la forma y tamaño. Si es la primera que usas uno, lo ideal es que optes por los modelos de tamaño y forma estándar.
  • Valora la calidad de los materiales. Después de todo, esta incide en su durabilidad. De igual forma, debes verificar que no contenga químicos y que no produzcan alergias.
  • Asegúrate que se pueda desinfectar. En función del material esto será en menor o en mayor medida más fácil.


Por otro lado, también debes tener presente algunos consejos para usar un dildo. Lo más importante es utilizar lubricante y, si así lo deseas, preservativo. Si sientes alguna molestia no fuerces su uso, y recuerda lavarlo y desinfectarlo al final.

Tipos de dildos más comunes

En la actualidad, la variedad de ofertas que existe en el mercado es impresionante. En líneas generales, pueden dividirse en los siguientes grupos que vamos a comentarte a continuación.

1. Dildos realistas

Son una réplica casi exacta de un pene verdadero, con todas sus partes y relieves anatómicos. Se puede observar el glande, las venas y sus terminaciones nerviosas. En algunas tiendas fabrican dildos a medida, que simulan ese pene que desean llevar siempre como compañía.

2 Dildos simples

Tienen la misma forma, pero sin ningún detalle que lo personalice, como colores o texturas. Son muy sencillos de conseguir y los más económicos. Quizá para empezar a experimentar sean los indicados, hasta tomar confianza y pasar al siguiente nivel.

3. Dildos dobles

Son más largos que los sencillos y tienen dos puntas iguales para insertar sin diferencias. Es recomendado para utilizar en pareja, ya que ambos pueden usar al mismo tiempo. En relaciones lésbicas es un juego muy utilizado para sus momentos de intimidad.

4. Dildos para el ‘punto G’

Muchas mujeres sueñan con estimular el ‘punto G’, a pesar de las controversias acerca de la existencia del mismo. Ahora, hay que admitir que esto no siempre es fácil conseguirlo solamente utilizando las manos.

En ocasiones, es necesario ayudarse con los dildos. Su punta cuenta con una pequeña curvatura que contribuye con la estimulación y la búsqueda de esta zona erógena.

5. Dildos anales

Son más finos y algunas marcas tienen la punta ligeramente inclinada. La variante de ese elemento es para que no se inserte en el ano por completo. Esto conllevaría un alto riesgo y, seguramente, terminarían en un centro médico para su extracción.

El dildo anal tiene la ventaja de ser funcional también para la vagina, pero no sucede lo mismo a la inversa. Hay que recordar esta diferencia para evitar problemas de salud o lesiones. De igual forma, no deben emplearse simultáneamente en la vagina y el ano sin una limpieza adecuada del mismo por el riesgo de transferencia de bacterias e infecciones.

Dildos generales

Para aquellos que disfrutan de los beneficios de la masturbación, hay dildos para colocar en los dedos. Así, consiguen llegar más lejos y con otros efectos.

Para los hombres que creen que su pene es demasiado pequeño pueden anexar dildos en su miembro. Las chicas experimentarán un encuentro sexual muy diferente en esa ocasión.

A su vez, como el sexo oral no queda fuera de ninguna práctica ni comerciante en la actualidad, se venden dildos que se sujetan a la barbilla.

Brazo de mujer cerca de un dildo.
En el mercado existe una amplia variedad de dildos y juguetes sexuales para todos los gustos.

¿Desde hace cuánto existe el dildo?

Se dice que los dildos son, históricamente, los elementos sexuales más antiguos de la humanidad. Algunos opinan que las imágenes que se encuentran son simples esculturas, pero no se descarta su uso como juguete sexual. En Egipto, Grecia y Roma disfrutaron de gran popularidad.

Estos juguetes sexuales han evolucionado con las personas y la eliminación de los mitos sobre el sexo. A su vez, las ofertas han prosperado tanto que hoy en día es muy difícil inclinarse solo por un tipo. En algunos países es ilegal comprarlos, venderlos e incluso portarlos. Por tanto, debes considerar el estado legal en caso de que desees viajar con uno de ellos.

Te podría interesar...
7 regalos eróticos para tu pareja
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 regalos eróticos para tu pareja

Los regalos eróticos son los que aseguran una noche divertida, sensual y satisfactoria. Descubre cuáles son los más exitosos.



  • Macey K, Gregory A, Nunns D, das Nair R. Women's experiences of using vaginal trainers (dilators) to treat vaginal penetration difficulties diagnosed as vaginismus: a qualitative interview study. BMC Womens Health. 2015 Jun 20;15:49.