¿Qué pasará con tu cuerpo si empiezas a consumir 2 plátanos al día?

Los plátanos son una de las frutas que más se consumen. Aportan grandes beneficios al organismo.
¿Qué pasará con tu cuerpo si empiezas a consumir 2 plátanos al día?
Maria Patricia Pinero Corredor

Revisado y aprobado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 12 diciembre, 2022

Los plátanos, además de tener un gran sabor, son muy sanos. Y si no lo crees, basta con ver estas reacciones que tendría tu cuerpo en el caso de que empezaras a comer dos plátanos al día. Haz la prueba y lo notarás, tu bienestar se multiplicará.

Los beneficios de consumir dos plátanos al día que no te puedes perder

“Es probable que los plátanos se hayan utilizado como alimento desde tiempos remotos. Ciertamente, se mencionan en los primeros escritos griegos y latinos, mientras que las referencias a la fruta surgen intermitentemente en nuestra propia literatura en siglos más recientes, a medida que los viajeros comienzan a explorar climas exóticos”.

S. Chandler (1995)

A continuación, se desarrollan los principales beneficios del plátano, que han sido recogidos en una investigación desarrollada en 2014 por la Universidad Veracruzana. ¡Apunta!

1. Normalizan el nivel de la presión sanguínea

Los plátanos son capaces de normalizar el nivel de la presión sanguínea. Y es que reducen la presión arterial alta gracias a que contienen alrededor de 420 mg de potasio.

2. Reducen el sobrepeso

Los plátanos son capaces de reducir el sobrepeso, gracias a que tienen un alto contenido en fibra, lo que hace que te sientas saciado durante más tiempo.

Además, se trata de un alimento que contiene almidón resistente. Es un tipo de sustancia que reduce el apetito e impide que subas de peso. Y este almidón también es capaz de reducir el nivel del azúcar en sangre.

Platanos

Asimismo, aumenta la sensibilidad del organismo a la insulina. Este es un aspecto muy importante porque si las células no son sensibles a la insulina no pueden absorber la glucosa, y es entonces cuando se produce la sensación de hambre. De la insulina depende la acumulación de grasa.

3. Mejoran la digestión

Los plátanos son capaces de hacer que tus digestiones sean mejores. Es una fruta que se digiere fácilmente sin irritar el tracto digestivo. Contiene almidón resistente que no se digiere y que llegará al intestino grueso para ayudar al crecimiento de las bacterias saludables.

Por todo ello, se trata de un tipo de fruta que es muy recomendable en el caso de padecer gastritis o para tomar después de la diarrea, ya que restaura los minerales perdidos.



4. Dos plátanos al día reducen el nivel de estrés

Los plátanos harán que puedas reducir los niveles de estrés y levantar el ánimo. Esto se debe a que los plátanos contienen triptófano, una sustancia que necesita nuestro organismo para producir serotonina, la conocida como hormona de la felicidad.

De acuerdo a un estudio publicado en 2011 por la Revista de Ciencia de los Alimentos, las flores también poseen una alta capacidad antioxidante con propiedades para la prevención del estrés oxidativo.  Además, un plátano contiene también alrededor de 27 mg de magnesio. Este mineral se encarga de velar por nuestra conciliación del sueño, algo que está relacionado con nuestro estado de ánimo.

5. Recompensa la deficiencia de vitaminas

Los plátanos son un tipo de alimento rico en vitamina B6. Un plátano contiene el 25 % de la dosis diaria de vitamina B6 que se recomienda. Gracias a esta vitamina el organismo puede producir la insulina, la hemoglobina y los aminoácidos necesarios para crear células saludables.

El plátano no engorda y aporta muchos nutrientes

Los plátanos también contienen bastante vitamina C. Con dos plátanos al día estaremos aportando a nuestro organismo el 30 % de la dosis diaria recomendada. La vitamina C es un gran antioxidante que neutraliza los radicales libres nocivos, es decir, las moléculas activas que destruyen el organismo.

Gracias a esta cantidad de vitamina C que contienen los plátanos es más fácil para el organismo conservar los vasos sanguíneos saludables y participar en la producción del colágeno.



6. Te dan energía

Gracias al potasio de los plátanos, los músculos están mucho más protegidos de los calambres musculares.

Además, por los carbohidratos que aportan a nuestro organismo, se obtiene también la energía necesaria para aguantar un entrenamiento difícil.

Recomendaciones a tener en cuenta

A la hora de comprar plátanos, debes tener en cuenta que el grado de madurez de un plátano afecta a sus características nutricionales. Si compras un plátano verde debes saber que está formado en buena parte por almidón.

Batido de plátano y leche

Como hemos dicho, el almidón es un polisacárido de moléculas de glucosa que liberará energía poco a poco. El almidón hace al plátano difícil de digerir para el organismo.

Si se opta por plátanos maduros, contienen un 90 % de sacarosa y solo un 7 % de almidón. La sacarosa está conformada por una molécula de glucosa y otra de fructosa. De este modo, su absorción es más rápida y su impacto en la glucemia y la respuesta de la insulina es mayor.

Te podría interesar...
Batido nutritivo y saludable de plátano, almendra y maracuyá
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Batido nutritivo y saludable de plátano, almendra y maracuyá

Prueba este delicioso batido nutritivo de plátano, almendra y maracuyá para empezar el día con energía y vitalidad y vencer la fatiga.



  • Blasco LG, Gómez MFJ. (2014) Propiedades funcionales del plátano (Musa sp). Rev Med UV; 14(2):22-26.
  • Chandler, S. (2011). The nutritional value of bananas. In Bananas and Plantains. https://doi.org/10.1007/978-94-011-0737-2_16
  • China, R., Dutta, S., Sen, S., Chakrabarti, R., Bhowmik, D., Ghosh, S., & Dhar, P. (2011). In vitro antioxidant activity of different cultivars of banana flower (Musa paradicicus L.) extracts available in India. Journal of food science76(9), C1292–C1299. https://doi.org/10.1111/j.1750-3841.2011.02395.x

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.