Quimioterapia para el cáncer de seno: tipos y etapas

La quimioterapia para el cáncer de seno tiene muchas ventajas y en la actualidad no es tan agresiva como lo era hace algunos años. Lo usual es que este tipo de tratamiento se combine con otros para obtener un resultado satisfactorio.
Quimioterapia para el cáncer de seno: tipos y etapas
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 02 junio, 2022

La quimioterapia para el cáncer de seno es un tratamiento en el que se emplean fármacos potentes para atacar las células cancerosas. A veces se utiliza para curar la enfermedad y en otras ocasiones el objetivo es evitar que se propague o paliar los síntomas.

Algunas personas pueden ser tratadas con uno solo tipo de quimioterapia para el cáncer de seno. Sin embargo, es más usual que deban emplearse varios tipos de forma simultánea, en combinación con otros abordajes.

Lo usual es que se administre por vía intravenosa o por vía oral. A veces hay temor por los efectos secundarios que se producen. Pese a ello, todo se puede sobrellevar y superar con paciencia y cuidado.

¿Por qué se indica quimioterapia para el cáncer de seno?

Todas las células del cuerpo se dividen para crecer o reparar daños y esto es normal. El cáncer tiene lugar cuando algunas células comienzan a dividirse y crecer de manera incontrolada. Esto hace que se forme una masa aglutinada, lo que conocemos como tumor.

La quimioterapia para el cáncer de seno es una de las vías para tratar el problema. Lo que se logra con este método es interrumpir ese incremento desbordado de las células de crecimiento rápido.

Algunos de los medicamentos utilizados tienen la posibilidad de dañar el material genético de las células de crecimiento rápido. Otros alteran la rapidez con la que las células se dividen.

Hay que decir que no todas las personas con este diagnóstico van a necesitar quimioterapia para el cáncer de seno. Cada caso es único y a veces resulta más efectiva la cirugía o la radiación.

¿Cómo se administra?

La quimioterapia para el cáncer de seno se puede administrar en un consultorio médico, en un centro especializado o en un hospital. Lo más habitual es que se aplique por vía intravenosa, como si fuera una inyección que dura unos minutos o como una infusión que demora más tiempo.

En muchos casos es necesario un dispositivo más grande y resistente para realizar la infusión. Tales instrumentos se llaman catéteres venosos centrales (CVC) o también se conocen como dispositivos de acceso venoso central o líneas centrales. Pueden ser de varios tipos.

La quimioterapia para el cáncer de seno se aplica por ciclos de 2 o 3 semanas, seguidos por un periodo de descanso para que el paciente se recupere de los efectos secundarios. Sin embargo, esto puede variar en función de los medicamentos que se utilicen.

Para los cánceres que están en etapas tempranas, el tratamiento puede tomar entre 3 y 6 meses. Si el cáncer está avanzado, es posible que se requiera más tiempo. Pero todo depende del estado de cada paciente y de los fármacos que se receten.

Quimioterapia para el cáncer de seno en una mujer.
La infusión endovenosa es la modalidad habitual de esta quimioterapia que se vale de distintos preparados farmacológicos.

Quimioterapia para el cáncer de seno en las distintas etapas

La quimioterapia para el cáncer de seno varía, dependiendo de la etapa en la que se encuentre la enfermedad. En general, hay un tipo de tratamiento para los estadios I y II; mientras que otro plan se aplica para los cánceres que están en la fase III.


Lee más sobre las Etapas del cáncer


Quimioterapia en etapa I

El cáncer de seno en etapa I es más bien pequeño y no se ha propagado a los ganglios linfáticos, o lo ha hecho en una mínima proporción. El tratamiento de primera línea en estos casos es la cirugía, bien sea con conservación del seno o extirpando el mismo por completo.

Lo común es que luego se administre radioterapia. Sin embargo, en algunos casos también es necesario realizar quimioterapia. En particular, se indica cuando el tumor mide más de 1 centímetro de ancho o presenta características desfavorables.

En estos casos se habla de quimioterapia adyuvante. También es posible que se realice antes de la cirugía, cuando se considera que esta opción aumentará el éxito de la intervención. Así, se llamaría quimioterapia neoadyuvante.



Quimioterapia en etapa II

Los cánceres en etapa II son un poco más grandes que los anteriores y se han extendido a unos pocos ganglios linfáticos adyacentes al seno. En estos casos se sigue un protocolo similar al de los cánceres de etapa I, pero suele ser más común el empleo de la quimioterapia antes de la cirugía.

Este procedimiento hace que el tumor se reduzca un poco antes de la intervención quirúrgica, de modo que aumenta la probabilidad de hacer una conservación de gran parte del seno. Sin embargo, no incide en la supervivencia.

También es posible que la quimioterapia para el cáncer de seno en etapa II se administre después de la cirugía o antes y después de la misma. Para saber cuál es la mejor alternativa, suele realizarse una prueba como la oncotipo DX.

Quimioterapia en etapa III

El cáncer de seno en etapa III se caracteriza por la presencia de un tumor grande, de más de 5 centímetros. Así mismo, se ha extendido a muchos de los ganglios linfáticos adyacentes o a los tejidos cercanos, como la piel que está sobre la mama o el músculo que está debajo.

En estos casos es muy habitual que se acuda a la quimioterapia neoadyuvante o previa a la cirugía. Como ya se explicó, el objetivo es reducir el tamaño del tumor, de modo que aumente la probabilidad de conservar el seno. Si este no se reduce lo suficiente, habrá que hacer una mastectomía radical o extirpación total.

En algunas ocasiones también puede requerirse la quimioterapia para el cáncer de seno con posterioridad a la cirugía; a veces hasta por un año. También hay casos en los que el tratamiento se inicia con cirugía y luego se realiza la quimioterapia.

Prevención del cáncer de mama.
La quimioterapia es un tratamiento cuando ya existe el diagnóstico oncológico. Las medidas preventivas y de rastreo son para evitar llegar a esta situación.

Los criterios de la quimioterapia para el cáncer de seno

Si bien la quimioterapia para el cáncer de seno genera una serie de efectos secundarios que llegan a ser muy molestos, también es cierto que ofrece importantes beneficios para el tratamiento de la enfermedad.

En general, se considera una buena opción con base en los siguientes criterios:

  • Cáncer grande y de mayor grado. Pues tienden a reaparecer y la quimioterapia ayuda a evitar este riesgo.
  • Extensión a los ganglios linfáticos. En esta condición es usual que se indique.
  • Personas más jóvenes con cánceres agresivos.
  • Estado de salud. La presencia de enfermedades cardiacas, diabetes y otras afecciones limita o condiciona la quimioterapia.
  • Nivel de HER2. Esta medición se utiliza para clasificar la gravedad del cáncer.
  • Preferencias del paciente. La opinión de la mujer cuenta.

Cada vez menos efectos adversos

La quimioterapia para el cáncer de seno suele ser intimidante. Sin embargo, es importante aclarar que la ciencia ha avanzado mucho en este terreno. Por eso, los tratamientos actuales hacen que los efectos secundarios sean mucho más fáciles de tolerar.

Durante el abordaje es muy importante tener una nutrición adecuada, descansar lo suficiente y cuidar la salud mental. Todos esos factores contribuyen a obtener mejores resultados. También es aconsejable hablar con personas que hayan pasado por la misma situación.

Te podría interesar...
Qué es la quimioterapia anticancerosa
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Qué es la quimioterapia anticancerosa

La quimioterapia anticancerosa es un tratamiento contra el cáncer basada en el empleo de fármacos para neutralizar o eliminar las células malignas.



  • Piñeiro Fernández, J. (2004). ¿Debe el paciente conocer que tiene un cáncer?: nuestra experiencia en las pacientes con cáncer de mama. Revista Cubana de Cirugía, 43(1), 0-0.
  • Ariza Márquez, Y. V., Briceño Balcázar, I., & Ancízar Aristizábal, F. (2016). Tratamiento de cáncer de seno y farmacogenética. Revista Colombiana de Biotecnología18(1), 121-134.
  • Khosravi Shahi, P., Izarzugaza Perón, Y., Encinas García, S., Díaz Muñoz de la Espada, V. M., & Pérez Manga, G. (2008, January). Tratamiento adyuvante en el cáncer de mama operable. In Anales de Medicina Interna (Vol. 25, No. 1, pp. 36-40).
  • Ariza Márquez, Y. V., Briceño Balcázar, I., & Ancízar Aristizábal, F. (2016). Tratamiento de cáncer de seno y farmacogenética. Revista Colombiana de Biotecnología, 18(1), 121-134.
  • Carlson, J. J., & Roth, J. A. (2013). The impact of the Oncotype Dx breast cancer assay in clinical practice: a systematic review and meta-analysis. Breast cancer research and treatment141(1), 13-22.