Receta de tarta red velvet

La tarta red velvet es un postre sin igual. Consta de un bizcocho rojo llamativo y un relleno blanco que llama la atención. Aprende cómo prepararla.
Receta de tarta red velvet
Florencia Villafañe

Escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe.

Última actualización: 30 marzo, 2022

Sin duda, la tarta red velvet es un postre exquisito. Este bizcocho, que llama la atención por su color llamativo, su humedad y su textura delicada, es una delicia sin igual.

No se sabe con exactitud cómo se originó esta receta, pero está claro que la tarta red velvet es de origen americano. Si quieres aprender a elaborarla, lee el artículo que te dejamos a continuación.

La tarta red velvet y sus llamativos colores

Según lo que sabe, antes esta tarta roja se preparaba con puré de remolacha. No obstante, ha sufrido variaciones y hoy su color se debe al uso de colorantes alimentarios.

Para prepararla se emplean ingredientes clásicos de la pastelería. Así pues, la mantequilla, los huevos, el azúcar y la leche son indispensables para armar el bizcocho. Algo que la distingue, además de su tonalidad, es que requiere suero de leche.

Asimismo, lleva un frosting o cobertura de queso crema que le da ese contraste de sabores y textura que caracterizan a la tarta red velvet. Claro está que la combinación de sus ingredientes hace que este postre sea elevado en calorías y alto en grasas y azúcares. Por lo que su consumo diario no es recomendado por los profesionales; lo ideal es que se la disfrute de forma eventual y en cantidad moderada.



¿Cómo hacer esta tarta?

Si quieres aprender el paso a paso y todos los consejos a tener en cuenta para su elaboración, toma nota. Ten en cuenta que con estas cantidades podrás preparar un postre para 6 a 8 comensales.

Ingredientes para hacer el bizcocho

  • 2 huevos medianos.
  • 130 gramos de mantequilla.
  • 250 gramos de azúcar blanca.
  • 300 gramos de harina de trigo.
  • 1 cucharadita de bicarbonato.
  • 10 gotas de esencia de vainilla.
  • 2 cucharaditas de colorante en gel rojo.
  • 1 cucharadita de postre de vinagre de alcohol.
  • 1 cucharada sopera de cacao amargo en polvo.
  • Buttermilk o suero de leche: 250 gramos de leche entera y 1 cucharada de zumo de limón.

Para la cobertura

  • 200 gramos de azúcar glass.
  • 150 gramos de mantequilla.
  • 600 gramos de queso crema.
Barra de mantequilla para tarta red velvet.
La presencia de derivados lácteos en gran cantidad es una característica de esta receta.

Preparación de los bizcochos

Para comenzar esta receta es necesario que los ingredientes estén en la temperatura justa. La mantequilla, por ejemplo, tiene que estar en punto pomada, con la consistencia de una crema. Si es un día frío, lo aconsejable es que la derritas en una olla al fuego o al microondas unos minutos.

Una vez que esté en este punto, colócala en un recipiente y resérvala mientras preparas el suero de leche. Para ello sirve la leche en una olla (también a temperatura ambiente) y añádele el zumo de limón. Remueve con una cuchara de madera y deja que esto repose por 10 minutos o hasta que empiece a formarse el cuajo. Reserva hasta que sea momento de su uso.

Por otro lado, en un bol tamiza la harina junto con el bicarbonato y el cacao en polvo. Integra con una cuchara.

Ahora es momento de volver a trabajar con la mantequilla. Colócala en un bol junto con el azúcar glass. Bate ambos ingredientes hasta formar una pasta suave, homogénea y brillante. Puedes hacer este paso a mano o con la ayuda de una batidora eléctrica.

A continuación incorpora los huevos de a uno a esta mezcla. La idea es que sigas batiendo hasta que todo se integre por completo. Reserva esta preparación mientras trabajas con la buttermilk.

Al suero de leche, añádele el colorante rojo, la esencia de vainilla y el vinagre. Revuelve hasta que todo se torne de un color parejo.

Una vez que hayas terminado con la mezcla roja, agrégala dentro del bol de la mantequilla. Coloca también la mitad de los ingredientes secos y con una espátula comienza a integrar. Es importante que lo hagas con movimientos envolventes (revolviendo desde afuera hacia adentro) y de a poco, para que esto no pierda esponjosidad. Luego repite el proceso con el sobrante de los productos secos.

Cocinado

Cuando todo esté integrado y sin grumos, es momento de cocinar el bizcocho. Para ello precalienta el horno a 160 grados centígrados:

  1. Coloca la masa en dos moldes desmontables circulares de 20 centímetros de igual tamaño. Para que se despeguen con facilidad, pon un papel manteca y aceite en la base de las fuentes.
  2. Cocina durante 30 a 35 minutos (prueba con un palillo que estén cocidos por completo) y luego retíralos del horno.
  3. Desmolda y deja que se enfríen durante unos minutos. Para que no pierdan su humedad, desmolda y envuelve cada bizcocho con papel film.

Armado de la torta

Ten en cuenta que para el armado de la torta, el bizcocho debe reposar unas 3 horas dentro de la nevera.

  1. Para hacer la cobertura, mezcla la manteca con el azúcar glass. Bate bien.
  2. Luego incorpora el queso crema (en 2 partes) y continúa batiendo hasta que la cobertura sea homogénea y esponjosa.
  3. Retira los bizcochos de la heladera y córtalos en dos capas con un cuchillo largo.
  4. En este momento puedes empezar a rellenar. Coloca la cobertura de forma generosa encima de una de las capas, luego agrega otro bizcocho y repite el proceso. Cuando hayas terminado este paso, decora con la misma cobertura. Si prefieres, puedes añadir frutos rojos, hojas verdes o chocolate rallado.
  5. Vuelve a colocar esto en la nevera. Deja que repose 2 0 3 horas más.
Mujer pone tarta red velvet en el refrigerador.
Los pasos que implican el enfriamiento de los ingredientes son fundamentales para lograr el resultado final.

¿Cómo adaptar la receta?

Cabe resaltar que se puede adaptar esta receta y preparar en una versión reducida en grasas o sin azúcar. Ello se logra reemplazando la mantequilla con aceite, el queso untable por uno que sea bajo en grasas y usando edulcorantes naturales.

Por supuesto que la textura variará, pero elaborarás un postre más saludable de consumo habitual. Puedes hacerlo también si quieres cuidar tu peso y reducir el riesgo de desarrollar enfermedades metabólicas. De hecho, hay guías y consejos nutricionales que enseñan cómo hacerlo.



Prepara esta exquisita tarta red velvet

Ahora que tienes la receta podrás preparar este postre delicioso tú mismo. Como verás, hay varios pasos y requiere tiempo, pero ello no es impedimento.

Con el sabor que tiene no te arrepentirás de hacer esta auténtica tarta americana. ¡Comienza ahora mismo!

Te podría interesar...
Tarta de melocotón: receta paso a paso
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Tarta de melocotón: receta paso a paso

Aprendemos a preparar tarta de melocotón en dos variedades. Estas recetas fáciles y oroginales te dejarán disfrutar la deliciosa fruta.



  • Cabezas-Zabala, C. C., Hernández-Torres, B. C., & Vargas-Zárate, M. (2016). Azúcares adicionados a los alimentos: efectos en la salud y regulación mundial. Revisión de la literatura. Revista de la Facultad de Medicina64(2), 319-329.
  • Farro, K., Montero, I., Vergara, E., & Ríos-Castillo, I. (2018). Elevado consumo de azúcares y grasas en niños de edad preescolar de Panamá: Estudio transversal. Revista chilena de nutrición45(1), 7-16.
  • TU ELECCIÓN SALUDABLE: GUÍA DE ALIMENTACIÓN. Fundación Española de la Nutrición (FEN), 2019.