4 recetas utilizando tomates deshidratados

Los tomates deshidratados son muy sencillos de introducir en la cocina. Incrementan la potencia del sabor de los platos. Te presentamos una serie de recetas con ellos.
4 recetas utilizando tomates deshidratados
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 11 agosto, 2021.

Última actualización: 11 agosto, 2021

Los tomates deshidratados suponen una herramienta dietética muy eficaz para asegurar un alto aporte de antioxidantes en las recetas. Además, consiguen mejorar la calidad organoléptica de muchas preparaciones culinarias.

Es importante tener en cuenta que los vegetales de color rojo están muy recomendados. Estos se caracterizan por concentrar micro y fitonutrientes. Su ingesta regular promueve la neutralización de los radicales libres.

1. Hummus de tomate seco

Vamos a comenzar con el hummus de tomate seco. Es una de las recetas con tomates deshidratados que combina vegetales muy recomendados. Los garbanzos son fuente de fibra, un elemento que ha demostrado ser indispensable para la salud intestinal.

Por su parte, el tomate presenta en su interior licopeno, que ayuda a prevenir el desarrollo de patologías cardiovasculares. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista Food Chemistry. Se trata de un poderoso antioxidante que combate la aparición de la inflamación sistémica.

Ingredientes

Para preparar el hummus de tomate seco necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 diente de ajo.
  • 6 tomates secos.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 100 mililitros de agua.
  • El zumo de medio limón.
  • 1 cucharada sopera de tahini.
  • 200 gramos de garbanzos cocidos.
  • 1 cucharadita de pimentón dulce o picante.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Existe la posibilidad de intercambiar los garbanzos por lentejas rojas. Se obtiene un resultado final con un sabor distinto, con cierto toque propio de la cocina hindú. En este caso, se recomienda también añadir cúrcuma o curri a la preparación.

Hummus con garbanzos.
El hummus es una forma culinaria que incorpora los garbanzos en la variante de salsa o crema.

Paso a paso

Lo primero que hay que hacer para elaborar esta receta es hidratar los tomates en agua templada durante al menos un cuarto de hora. Una vez pasado el tiempo, se introducen junto con el resto de los ingredientes en el vaso de una picadora.

Se bate todo bien hasta conseguir una textura homogénea y semisólida. En el caso de que se prefiera más líquida, solamente es cuestión de añadir una cantidad superior de agua.

Para la presentación se recomienda servir en un bol con pimentón espolvoreado por la superficie. También se puede añadir un toque de curri. Además, es aconsejable cortar vegetales en bastoncillos para untar en el hummus.



2. Ensalada caprese con tomates deshidratados

Las ensaladas son elaboraciones totalmente recomendadas para mejorar el estado de salud. Cuentan con una gran cantidad de vegetales distintos, por lo que el aporte de antioxidantes está asegurado.

Hay que destacar que dichos compuestos contribuyen a enlentecer los signos del envejecimiento prematuro. Así lo evidencia un estudio publicado en la revista Clinical Interventions in Aging, donde se asegura que los fitonutrientes neutralizan la acumulación de radicales libres en los tejidos, evitando la pérdida de elasticidad y de firmeza.

Ingredientes

Para la preparación de una receta de ensalada caprese con tomates deshidratados necesitarás lo siguiente:

  • 1 tomate maduro.
  • 1 bola de mozzarella.
  • 2-3 tomates deshidratados.
  • 1 par de cucharadas de alcaparras.
  • Albahaca, sal y aceite de oliva virgen extra.

Paso a paso

La elaboración de este plato es muy sencilla. Es fundamental cortar la mozzarella y el tomate en rodajas de uno o dos centímetros de grosor aproximadamente.

Se colocan en un plato y se añaden por encima unas alcaparras. En este momento es preciso picar los tomates deshidratados previamente remojados en agua durante 15 minutos. Se añaden a la ensalada junto con la sal, unas hojas de albahaca frescas y aceite de oliva.



3. Pesto de tomate deshidratado

Uno de los acompañamientos clásicos de la pasta es la salsa pesto. Esta cuenta con piñones como ingredientes principales.

Es posible añadirla a múltiples elaboraciones diferentes, como las pizas y las lasañas. Otra opción es untarla en tortillas de maíz o en pan de sándwich.

Ingredientes

Para preparar pesto de tomate seco necesitarás lo siguiente:

  • 2 dientes de ajo.
  • 1/2 taza de perejil.
  • 1/2 taza de piñones.
  • 1/2 taza de albahaca.
  • Condimentos: sal y pimienta.
  • 1 taza y 1/2 de tomate deshidratado en aceite de oliva.

Paso a paso

El proceso de elaboración de esta receta es sencillo. Solo requiere colocar todos los ingredientes en el vaso de una picadora y triturar hasta conseguir una mezcla homogénea.

Se recomienda cocinar pasta como acompañamiento hasta dejarla al dente y repartir la salsa pesto por encima de la misma. Se ralla queso parmesano y listo para disfrutar.

4. Paté de tomate seco

Para terminar te vamos a enseñar a preparar una de las recetas más raras con tomates deshidratados: paté de tomate seco. Una opción fantástica para veganos.

Es posible introducir este plato en la merienda o en cualquier refrigerio, suponiendo una gran opción para aportar antioxidantes y micronutrientes de alta calidad.

Ingredientes

  • 2 dientes de ajo.
  • Orégano al gusto.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 30 gramos de almendras.
  • 200 gramos de tomate seco.
  • 100 mililitros de aceite de oliva.
  • 1 cucharadita de pimentón dulce y otra de pimienta.

Paso a paso

Vuelve a ser preciso hidratar los tomates secos durante unos 15 minutos en agua templada. Pasado este tiempo se escurren y se incorporan al vaso de una batidora con el resto de los ingredientes.

Se comienza a triturar hasta que la textura que se obtenga se parezca a la del paté tradicional. Es posible procesar más o menos según los gustos individuales, pudiendo incorporarse más aceite.

Recetas con tomates deshidratados al horno.
Puedes elaborar tomates secos y deshidratados en tu casa, para tener el ingrediente cuando quieras.

Prepara recetas con tomates deshidratados

Introducir los tomates deshidratados en la dieta es sencillo. Con estos alimentos asegurarás un aporte de nutrientes elevado, destacando aquellos con actividad antioxidante. Recuerda que el consumo regular de licopeno se relaciona con una menor incidencia de varias patologías crónicas.

Ahora bien, ten en cuenta que el tomate deshidratado tiene un sabor potente. Para aquellos que no son amantes del tomate en general, puede resultar un alimento poco apetecible. Asimismo, se recomienda su inclusión en el contexto de una dieta equilibrada y variada.

Te podría interesar...
10 tipos de tomates y cómo usarlos
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
10 tipos de tomates y cómo usarlos

Hay distintos tipos de tomates en el mercado, pero se siguen desarrollando variedades genéticas que hasta cambian su color.



  • Vriesman, M. H., Koppen, I., Camilleri, M., Di Lorenzo, C., & Benninga, M. A. (2020). Management of functional constipation in children and adults. Nature reviews. Gastroenterology & hepatology17(1), 21–39. https://doi.org/10.1038/s41575-019-0222-y
  • Costa-Rodrigues, J., Pinho, O., & Monteiro, P. (2018). Can lycopene be considered an effective protection against cardiovascular disease?. Food chemistry245, 1148–1153. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2017.11.055
  • Liguori, I., Russo, G., Curcio, F., Bulli, G., Aran, L., Della-Morte, D., Gargiulo, G., Testa, G., Cacciatore, F., Bonaduce, D., & Abete, P. (2018). Oxidative stress, aging, and diseases. Clinical interventions in aging13, 757–772. https://doi.org/10.2147/CIA.S158513