6 señales de irrespeto en una relación y cómo corregirlas

Las faltas de respeto en la pareja deterioran el vínculo y causan grandes daños emocionales a sus integrantes. Descubre con estas señales si en tu relación se ha instalado el irrespeto.
6 señales de irrespeto en una relación y cómo corregirlas
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 18 diciembre, 2021

Las relaciones de pareja han de ser lugares seguros para sus integrantes, refugios en los que se sientan amados, respaldados y validados. Si no cumplen este objetivo, los vínculos se convierten en perjudiciales y terminan dañando, más que aportando a nuestra vida. Por lo mismo, es importante que aprendamos a detectar las señales de irrespeto en una relación y que estemos dispuestos a actuar en consecuencia.

Las faltas de respeto no siempre son tan visibles como la violencia o la infidelidad. En ocasiones, se disfrazan de situaciones cotidianas como la indiferencia, la crítica o el control.

Por esto mismo tendemos a pasarlas por alto, a minimizarlas y a justificarlas. Sin embargo, no hay cabida para ellas en una conexión sana. Su presencia puede causar daños en la autoestima que nos lleve años reparar. Así, es fundamental poner un freno a tiempo.

Señales de irrespeto en una relación que no debes pasar por alto

Como hemos comentado, es importante no justificar nuestras faltas de respeto ni las de nuestra pareja bajo ninguna premisa. No importa si estamos cansados o estresados, si tenemos un temperamento fuerte o si atravesamos una mala racha como pareja.

Ninguna de estas causas nos da derecho a denigrar al otro. Presta atención a las siguientes señales de irrespeto en una relación porque pueden ser una bandera roja.

Invalida tus sentimientos

Todas tus emociones son válidas y tus necesidades son dignas de ser escuchadas. Si tu pareja menosprecia tus sentimientos, te acusa de exagerado o de histérico, o responde con un gesto de exasperación cuando expresas tu descontento, te está irrespetando.

Tienes derecho a exponer lo que piensas, sientes y quieres. Quien dice amarte debería estar abierto a escuchar, comprender y buscar soluciones en conjunto.

Pareja no escucha y falta el respeto.
No validar los sentimientos del otro no es una actitud esperable en la pareja. Al contrario, la relación debería ser un espacio seguro para expresarse.

No te tiene en cuenta al tomar decisiones

Estar en pareja no implica renunciar a la individualidad y a la libertad. Sin embargo, cuando se mantiene una relación estable y a largo plazo, cuando se comparte un proyecto de vida con otra persona, es fundamental consultar con ella las decisiones importantes.

Si tu compañero o compañera te hace sentir prescindible y toma acciones relevantes para el futuro sin tenerte en consideración, no dejes pasar esta señal de alerta.

Existen problemas de comunicación

La comunicación es la base para solucionar cualquier conflicto o discrepancia en la pareja. Y es también una de las formas más sencillas para detectar señales de irrespeto en una relación.

Los gritos, los insultos, los desprecios o los sarcasmos son la cara más visible de una mala comunicación, pero la indiferencia y el silencio son igual de violentos. Ninguno de estos dos extremos puede ser la dinámica general entre personas que se respetan.

No pasa tiempo contigo

Pese a las obligaciones cotidianas, es importante que ambos miembros de la pareja le dediquen momentos de calidad al compañero. Una persona que siempre tiene excusas para no pasar tiempo con el otro, que prefiere planes alternativos o que cuando están juntos se dedica a mirar el teléfono móvil, le está faltando al respeto a ese ser humano y al vínculo que comparten.

No respeta tu tiempo y tu espacio

Tan dañino es no compartir tiempo con la pareja como tratar de absorberla por completo. Tu compañero ha de respetar el tiempo que dedicas a tu carrera, a tu familia, a tus amistades o a ti mismo y no tratar de coaccionarte o hacerte sentir culpable por ello. Desarrollarse individualmente es necesario y beneficioso para la salud de la relación.

Críticas constantes e hirientes

¿Tu pareja critica a tus personas queridas, minimiza tus logros, se burla de tus aspiraciones? Aunque se haga en tono jocoso, estas actitudes son inadmisibles y demuestran una gran falta de respeto.

Lo mismo sucede si recibes críticas constantes por tu manera de actuar, pensar o sentir. Estas pueden ser claras y directas o estar disfrazadas de sarcasmo, en privado o en público. En cualquier caso, son una de las grandes señales de irrespeto en una relación.



¿Por qué ocurren señales de irrespeto en una relación?

No existe un único motivo por el que las faltas de respeto se convierten en una constante en la dinámica de pareja. En algunos casos, con el paso del tiempo los sentimientos se transforman y la falta de compromiso o de motivación de la persona le lleva a actuar de esta forma. Deja de esforzarse por cultivar el vínculo y cae en actitudes que resultan denigrantes.

Sin embargo, en otros casos pueden estar presentes desde el inicio. Suelen estar relacionadas con los valores y las creencias de sus integrantes.

Los modelos de relaciones que vimos en la infancia, los mitos del amor romántico que asumimos como ciertos y otros elementos culturales pueden llevarnos a pensar que esta forma de relacionarnos es natural y aceptable. Ciertas carencias personales, como la falta de inteligencia emocional, las bajas habilidades sociales y un estilo de apego inseguro también pueden llevarnos a cometer o soportar este tipo de actos.

Falta de respeto en la pareja.
No hay un único motivo para el irrespeto en la pareja. El problema es su frecuencia y cuando se sostiene de manera constante.


¿Cómo actuar ante las señales de irrespeto en una relación?

Si has detectado que en tu relación las faltas de respeto están presentes, seguro te estés preguntando qué puedes hacer al respecto. En realidad, has de preguntarte si tu pareja es consciente de lo inadecuado de sus actitudes y reconoce y asume su responsabilidad.

Si no es así, si no está dispuesta a trabajar para modificar la dinámica, lo mejor que puedes hacer por ti es protegerte y abandonar la relación. Por el contrario, si ambos estáis dispuestos a corregir esta dañina situación, existen algunas pautas fundamentales a seguir que resumimos aquí:

  • Realizad ambos trabajo personal (preferentemente con acompañamiento profesional) para sanar estilos de apego inadecuados, miedos, creencias y limitaciones que puedan estar interfiriendo en la relación.
  • Adquieran técnicas de regulación emocional para poder ser dueños de las palabras y las decisiones y no actuar en automático. Aprender a gestionar las emociones evita que reaccionemos de un modo del que luego podamos arrepentirnos.
  • La asertividad y las habilidades sociales son las grandes claves para acabar con las faltas de respeto. Ambos debéis aprender a expresar vuestras opiniones, sentimientos y peticiones con respeto, pero con firmeza. Al mismo tiempo, escuchar las necesidades del otro con la verdadera intención de entenderlas.

En definitiva, el respeto y la profunda aceptación del otro son las bases para una pareja duradera y saludable. Por ello, no justifiques las faltas de respeto, no las soportes por miedo a perder a tu pareja. Tu prioridad siempre ha de ser cuidar de ti.

Te podría interesar...
Las parejas permanecen por respeto, no por dinero ni por amor
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Las parejas permanecen por respeto, no por dinero ni por amor

El respeto en la pareja es un factor que se tiene que cuidar desde el principio para fortalecer la confianza y tener una gran convivencia.



  • Blázquez Alonso, M., Moreno Manso, J. M., & García-Baamonde Sánchez, M. E. (2009). Inteligencia emocional como alternativa para la prevención del maltrato psicológico en la pareja. Anales de Psicología / Annals of Psychology25(2), 250–260. Recuperado a partir de https://revistas.um.es/analesps/article/view/87541
  • Capafóns, J. I., & Sosa, C. D. (2015). Relaciones de pareja y habilidades sociales: el respeto interpersonal. Behavioral Psychology/Psicología Conductual23(1).
  • Cuervo, J. J. (2013). Parejas viables que perduran en el tiempo. Diversitas9(2), 257-270.