«Stevia» líquida casera: nutrientes y cómo prepararla

Te vamos a mostrar los pasos que tienes que seguir para elaborar «stevia» líquida casera, un edulcorante que sirve para sustituir el azúcar en muchas preparaciones.
«Stevia» líquida casera: nutrientes y cómo prepararla
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 19 mayo, 2022

La stevia líquida es un edulcorante que se puede elaborar de forma casera. De este modo, se obtiene un producto que permite mejorar el sabor de muchas preparaciones sin aportar calorías adicionales.

Esto puede ser de utilidad a la hora de plantear una dieta con objetivo de bajada de peso, ya que es preciso generar un déficit que permita movilizar y oxidar grasas. Así, se mejorará el estado de composición corporal.

Antes de comenzar, hay que destacar que la stevia se engloba dentro de los edulcorantes naturales. Normalmente, se utilizan los de tipo artificial, con un impacto en el organismo más severo.

Estos se podrían relacionar con el desarrollo de patologías a medio plazo, aunque existe todavía mucha controversia al respecto. Está claro que lo mejor es no abusar de esta clase de productos, incluyéndolos en la pauta con moderación.

Cultivar «stevia» y preparar el edulcorante

Es clave comentar que la stevia procede de la planta homónima. Su hoja es dulce y a partir de ahí se puede extraer el aditivo capaz de modificar las características organolépticas de ciertos alimentos.

Por este motivo, el primer paso para elaborar stevia líquida de forma casera es cultivar la planta. Para ello, será necesario simplemente plantar las semillas en una maceta que se colocará en una terraza o jardín. 

Una vez que la planta desarrolla sus hojas, estas se cortan. Así, se podrán sacar los compuestos glicósidos que aportan el sabor dulce. Por supuesto, habrá que lavar bien el producto para asegurar que se eliminan correctamente los restos de tierra o polvo que puedan existir en la superficie.

Acto seguido, se pican las hojas en juliana con un cuchillo y se dejan secar durante unos días al sol. También, se podría utilizar un deshidratador con el mismo fin. El siguiente paso consiste en introducir las hojas en un recipiente, cubriéndolas con vodka.

Se pueden usar diferentes licores, pero este es el que cuenta con menos sabor, por lo que no afectará mucho a la calidad organoléptica del producto final. El frasco se tapa y se deja reposar en un lugar oscuro durante al menos 24 horas. Pasado el tiempo, se cuelan las hojas y se elimina el alcohol.

Edulcorante artificial.
Cultiva la planta de stevia en casa y utiliza las hojas para preparar stevia líquida.

Para esto último, se coloca un cazo al fuego evitando que llegue a ebullición y se añade el líquido procedente de las hojas de stevia. Se cocina durante unos 30 minutos para que se forme un jarabe. Como último paso se introducirá el resultado final en un recipiente oscuro y se mantendrá, como máximo, durante 3 meses en la nevera.



Beneficios de la «stevia»

El consumo de stevia puede ser beneficioso para contribuir a mejorar el estado de composición corporal, reduciendo así las calorías de la dieta. Los azúcares simples, no solo resultan energéticos, sino que también pueden promover problemas como la resistencia a la insulina y la diabetes. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista Current Diabetes Reports. Reducir su ingesta es clave para lograr un buen estado de salud.

Ahora bien, para realmente consolidar un efecto positivo habrá que plantear una serie de hábitos en conjunto. Por ejemplo, es clave promocionar la práctica de ejercicio físico de forma regular, poniendo especial énfasis en el trabajo de fuerza.

De este modo, se estimula la hipertrofia muscular, lo que permite mayor eficiencia en la utilización de los sustratos energéticos. Además, provocará un mayor gasto energético en reposo, según un estudio publicado en Frontiers of Hormone Research.

¿El eritritol es perjudicial para la salud?
Utiliza la stevia con moderación, al igual que haces con el azúcar y otros endulzantes.

No obstante, no es oro todo lo que reluce. Abusar de los edulcorantes podría generar cambios nocivos a nivel de la microbiota intestinal. Se ha demostrado que el consumo regular de estos elementos reduce la densidad y la diversidad de los microorganismos que habitan en el tubo digestivo. El resultado es un mayor riesgo de desarrollar patologías inflamatorias y de experimentar problemas en cuanto al aprovechamiento de los nutrientes.

Por lo tanto, la mejor solución es moderar el consumo de alimentos con sabor dulce, independientemente de que contengan azúcares simples o edulcorantes en su interior. Sobre todo, habrá que promocionar la ingesta de los frescos que cuentan normalmente con una elevada densidad a nivel nutricional.



Prepara «stevia» líquida en casa

Como has visto, es posible elaborar stevia líquida en casa de manera sencilla, logrando así un aditivo que se puede emplear para mejorar las características organolépticas de ciertos productos. No cuenta con calorías en su interior, por lo que no afectará negativamente al balance energético de la dieta. Eso sí, hay que consumirlo con moderación para evitar alteraciones en la composición de la microbiota a medio plazo.

Para terminar, ten en cuenta que muchos de los aditivos que se incluyen en los procesados industriales son de baja calidad. Se suelen nombrar a partir de una letra E y un número. Si en la lista de ingredientes aparecen varios de estos elementos, puede indicar que el comestible en cuestión no es muy recomendado para incluir en el contexto de una pauta saludable. Lo mejor es siempre dar prioridad a los frescos.

Te podría interesar...
Aditivos alimentarios: cómo actúan en nuestro organismo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Aditivos alimentarios: cómo actúan en nuestro organismo

Los aditivos alimentarios son sustancias que se le agregan a los alimentos con el objetivo de que respondan mejor a las expectativas industriales.



  • Yoshida, Y., & Simoes, E. J. (2018). Sugar-Sweetened Beverage, Obesity, and Type 2 Diabetes in Children and Adolescents: Policies, Taxation, and Programs. Current diabetes reports18(6), 31. https://doi.org/10.1007/s11892-018-1004-6
  • Moghetti, P., Bacchi, E., Brangani, C., Donà, S., & Negri, C. (2016). Metabolic Effects of Exercise. Frontiers of hormone research47, 44–57. https://doi.org/10.1159/000445156
  • Suez, J., Korem, T., Zeevi, D., Zilberman-Schapira, G., Thaiss, C. A., Maza, O., Israeli, D., Zmora, N., Gilad, S., Weinberger, A., Kuperman, Y., Harmelin, A., Kolodkin-Gal, I., Shapiro, H., Halpern, Z., Segal, E., & Elinav, E. (2014). Artificial sweeteners induce glucose intolerance by altering the gut microbiota. Nature514(7521), 181–186. https://doi.org/10.1038/nature13793