Tartrazina: ¿qué es y cuáles son sus efectos en la salud?

23 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
Te vamos a contar cuál es la posición de la ciencia respecto al uso de la tartrazina, un colorante alimentario que no goza de buena fama debido a sus supuestos efectos sobre la salud. Sigue leyendo para saber más.

La tartrazina es un colorante que se utiliza de manera habitual en la industria alimentaria, aunque sus efectos sobre la salud generan cierta controversia. Destaca por su color amarillo intenso, característico de varios productos ultraprocesados, como las gominolas.

Aunque en la actualidad esta sustancia comienza a ser sustituida por la cúrcuma o por el betacaroteno, todavía son muchas las empresas que hacen uso de ella, debido a su bajo precio y a sus propiedades químicas.

Usos de la tartrazina en la industria alimentaria

Como comentamos, este colorante se utiliza en los productos procesados para mejorar las características organolépticas de los alimentos resultantes. Si bien no consta de un sabor en especial llamativo, es capaz de otorgar una apariencia peculiar, lo que genera interés y atracción por parte del consumidor.

Se utiliza en la producción de postres, bebidas refrescantes y alcohólicas, snacks e incluso salsas y aderezos, como la mostaza. También es frecuente encontrar la tartrazina en los preparados para paellas o para comida mexicana.

Mujer hacer la compra en el supermercado.
Los productos procesados se valen de la tartrazina para aumentar su color.

Efectos de la tartrazina en la salud

Este colorante alimentario ha generado mucha controversia entre los expertos en nutrición, pues existen estudios que le otorgan un potencial dañino. En ratas, por ejemplo, es nociva.

Aunque los resultados de los ensayos con animales no son extrapolables de forma directa al ser humano, son un indicativo de que es necesario tener precaución con la sustancia.

Cáncer

A pesar de que se relacionó la ingesta de tartrazina con un incremento del riesgo de algunos tipos de cáncer, en la actualidad no hay evidencias sólidas de ello. Si bien este aditivo podría influir en la expresión de ciertos genes, según la revista Physiology International no está demostrado que sea capaz de causar patologías oncológicas a mediano plazo.

Para saber más: Dieta alta en grasas y riesgo de cáncer colorrectal

Hiperactividad en niños

Algunos expertos han asegurado que la tartrazina es capaz de generar una liberación descontrolada de histamina, lo que puede ocasionar hiperactividad en niños, así como problemas de insomnio. Sin embargo, no existen ensayos que avalen esta teoría, por lo que no se ha generado evidencia al respecto.

Incluso se ha especulado con el poder de la tartrazina a la hora de inducir asma, eczema o urticaria. Sin embargo, estos efectos están asociados al desarrollo de una alergia al aditivo y no se provocan por una toxicidad del mismo. En este sentido, la tartrazina a dosis bajas se considera segura.

También te puede interesar: ¿Cómo está relacionada la rinitis y el asma?

Otros efectos

No obstante, se pueden encontrar investigaciones en la literatura científica que afirman que el poder tóxico de la tartrazina es dependiente de las dosis en los humanos. De este modo, a dosis bajas resultaría un colorante seguro.

Sin embargo, si se sobrepasan ciertos límites, podrían ponerse de manifiesto ciertas propiedades citotóxicas que afectan a la función renal. Por otra parte, se trata de una sustancia que puede generar alergias, según un estudio publicado en la revista Food Chemistry.

De este modo, hay que tener cuidado con las personas que han desarrollado una reacción de hipersensibilidad al colorante, ya que podría producirse una anafilaxis que pusiese en riesgo la vida.

Alternativas naturales aptas para veganos

A pesar de que la tartrazina en dosis bajas no debería suponer un riesgo para la salud, se pueden encontrar alternativas naturales que también son capaces de otorgarle color a los alimentos. Con ellas se reduce el riesgo de desarrollar una alergia o un proceso anafiláctico perjudicial.

Las sustancias que pueden ejercer esta función son los betacarotenos y la cúrcuma. Presentan varias ventajas con respecto al aditivo original.

En primer lugar, su potencial antioxidante. Cabe destacar que la cúrcuma contiene un fitonutriente (la curcumina) capaz de prevenir la aparición de radicales libres e incluso la formación de algunos tipos de tumores. Así lo afirma una investigación publicada en Nutrients.

En paralelo, los betacarotenos son capaces de ejercer efectos positivos sobre la vista, previniendo la degeneración macular. Se encuentran en los alimentos de color amarillo o anaranjado, como son las zanahorias y algunas variedades de pimientos. Las frutas exóticas como la papaya también presentan un alto contenido.

Zanahorias con betacarotenos.
Las zanahorias contienen betacarotenos y su color es natural, no generado por un aditivo.

La tartrazina es un aditivo que genera controversia

Si bien no es posible con la literatura científica en la mano asegurar que la tartrazina en dosis bajas sea dañina, sigue habiendo muchos detractores de la sustancia. Los posibles efectos nocivos ligados a la liberación de la histamina no han sido demostrados, aunque hay quien afirma sufrir reacciones adversas tras su ingesta.

Sea como fuere, lo que está claro es que priorizar los alimentos frescos frente a los procesados es ganar en salud. De este modo, se recomienda minimizar en la medida de lo posible el uso de algunos aditivos. Es óptimo sustituirlos por opciones naturales como la cúrcuma o los betacarotenos.

Las especies culinarias cuentan con la ventaja de aportar sabor, lo que mejora todavía más las propiedades organolépticas de los alimentos. Lo que debes tener claro es que, si alguna vez te sientes mal tras consumir un producto con tartrazina, has de acudir al médico para hacerte las pruebas de alergia. Consumir el aditivo siendo hipersensible al mismo sí que podría ser nocivo.

  • Floriano JM., Rosa E., Amaral QDF., Zuravski L., et al., Is tartrazine really safe? In silico and ex vivo toxicological studies in human leukocytes: a question of dose. Toxicol Res, 2018. 7 (6): 1128-1134.
  • Feketea G., Tsabouri S., Common food colorants and allergic reaction in children: myth or reality? Food Chem, 2017. 230: 578-588.
  • Raposa B., Ponsuz R., Gerencser G., Budán F., et al., Food additives: sodium benzoate, potassium sorbate, azorubine, and tartrazine modify the expression of nfkb, gaadd45a, and mapk8 genes. Physiol Int, 2016. 103 (3): 334-343.
  • Giordano A., Tommonaro G., Curcumin and cancer. Nutrients, 2019.
  • Sanz, Alberto Bercedo, et al. "Golosinas, colorantes y alergias en los niños."
  • Javier, Amaya, and Rodolfo Alexander. "La presencia de tartrazina en el organismo de los niños de 6 a 7 años pertenecientes al nivel socioeconómico C debido al consumo constante de alimentos aditivos en el distrito de Ventanilla." (2019).