Tipos de árboles para el jardín y sus características

¿Quieres cultivar grandes plantas en tu jardín? En este artículo encontrarás los tipos de árboles que podrás tener allí y cuáles son sus características.
Tipos de árboles para el jardín y sus características

Escrito por Maria Fernanda Ramirez Ramos, 04 septiembre, 2021

Última actualización: 04 septiembre, 2021

Existe una inmensa gama de árboles para el jardín que, según sus características, aportan diversos beneficios. Dan sombra, crean privacidad, aíslan los vientos, aportan belleza y armonía al espacio, sirven como refugio a pájaros. En este artículo te contaremos los tipos de árboles que existen y cuáles son los mejores para tu jardín.

Los árboles son plantas de tallo leñoso que alcanzas diversas alturas y se ramifican. Son fundamentales para la vida y el correcto desarrollo de los ecosistemas del planeta. Desde la antigüedad, los árboles y los bosques han ocupado un rol destacado en las sociedades humanas. Se han asociado con temas como la magia, el conocimiento, la vida y el cosmos.

Características generales de los árboles

La Arboleda Monumental, un libro del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia, señala que los árboles constituyen el grupo  más competitivo del reino vegetal, porque tienen plasticidad y altura. Asimismo, aparecieron hace más de 370 millones de años y han resistido a la extinción.

Los árboles están compuestos por raíces, tronco, ramas, yemas, hojas, flores, frutos y semillas. Como todas las plantas, liberan oxígeno en su proceso de fotosíntesis. Se diferencias de las demás plantas por poseer un tronco leñoso y fuerte. Asimismo, algunos pueden alcanzar alturas de hasta más de 100 metros.

Los árboles para el jardín pueden clasificarse en función de su tamaño en arbustos, árboles mediados y grandes. Los arbustos son de consistencia leñosa y se ramifican muy cerca de la base. Pueden alcanzar una altura de 5 o 6 metros.

Los medianos suelen tener una altura entre los 7 metros y los 15 metros, tienen un único tronco bien formado y se ramifican en la altura. Pueden tenerse en jardines amplios. Los árboles grandes poseen un tamaño superior a los 16 metros, con troncos anchos y fuertes. No suelen encontrarse en jardines.

Árbol en el jardín.
Los árboles pueden ser pequeños como arbustos o ganar altura considerable.


Árboles de hoja caduca

Este tipo de árboles pierden sus hojas durante el otoño o en las épocas más frías. Se trata de un mecanismo de adaptación que han adoptado para preservar nutrientes y ahorrar energía. Por lo general, son altos, longevos y de hojas grandes.

En consecuencia, deben sembrarse en jardines que tengan un espacio amplio y con una distancia mínima de 6 metros de la casa. Sus raíces podrían traer problemas cuando crezcan.

No deben podarse con tanta regularidad. Solo se requiere hacerlo cuando la rama está libre de hojas, en la temporada de invierno. Algunas de las especies más comunes son el castaño, el abedul, el fresno, el almendro, el nogal, el cerezo y el álamo.

Árboles de hoja perenne

Al contrario de los árboles de hoja caduca, los de hoja perenne no pierden sus hojas en el otoño y el invierno. Su follaje se renueva de forma continua durante todo el año. En este categoría hay una gran diversidad de especies. No obstante, la mayoría resultan robustos y longevos.

Al respecto, es importante tener la misma precaución sobre el espacio en el que se sembrarán. Una excelente idea es pedir asesoría a los organismos ambientales de tu ciudad sobre cuál es el mejor tipo de árbol para la zona donde vives y el espacio del que dispones.

Las coníferas, como los pinos, son un grupo de árboles de hoja perenne popular y resultan perfectos para hacer casas en el árbol para los niños. Suelen requerir de abono durante el verano.

Además, es preciso hacer una poda frecuente, en especial si se quiere que mantengan una forma especial. También es conveniente remover las ramas muertas o los pedazos de madera que se van deteriorando.

Algunas de las especias más comunes son el pino, el abeto, el enebro, el ciprés, el algarrobo, la magnolia y el olivo.

Árboles frutales

Este tipo de árboles para el jardín son muy populares porque es delicioso tener frutas frescas sin salir de casa. Además, tienden a atraer a bellas aves que buscan alimento y refugio. Dentro de los frutales se clasifican a aquellos que producen frutos comestibles para el ser humano.

Primero producen flores y luego el óvulo de la flor madura y se convierte en un fruto que contiene las semillas. Es posible encontrar frutas carnosas, como la manzana y las naranjas, o frutos secos.

Al tratarse de árboles que producen alimentos, se deben tener más cuidados para evitar plagas. Es importante usar fertilizantes y abonos orgánicos que le permitan contar con más nutrientes.

Para elegir el árbol frutal que deseas plantar en tu jardín es preciso que conozcas las condiciones climáticas y de suelo. De plantarse en una zona que no es la adecuada, el árbol puede crecer, pero tal vez no dará frutos.

Los más comunes son el naranjo, el mandarino, el manzano, el limonero, el mango, el durazno, el cerezo y el aguacate.

Ciruelas de un ciruelo en el jardín.
Disponer de frutas frescas que salen del jardín es un placer que nos podemos dar con los árboles.


Árboles ornamentales

En esta categoría se clasifican los árboles que resultan más agradables a la vista. Suelen tener flores u hojas de colores llamativos.

Dentro de los árboles ornamentales se pueden encontrar especies de cualquier grupo anterior. Son muy usados en jardines porque ayudan a configurar una estética particular.

Conoce algunas especies hermosas:

  • Árbol del amor.
  • Acacia mimosa.
  • Árbol del hierro.
  • Siete cueros.
  • Árbol de Judea.
  • Árbol pata de vaca.

¡No te olvides de los bonsái!

Como has leído en este artículo, los árboles son de las plantas más maravillosas y diversas que existen. Sin embargo, en muchas viviendas no es posible tenerlos por los reducidos espacios en los jardines, los balcones y las terrazas. Al respecto, una alternativa perfecta son los árboles bonsái.

Se trata de diversas especies a las que se les aplica una técnica china para que se preserven enanas. De esta forma, se pueden tener en macetas pequeñas y de poca profundidad. Esto permite disfrutar de su belleza y esplendor.

Te podría interesar...
¿Cómo hacer y plantar esquejes?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo hacer y plantar esquejes?

Los palitos que sobran de la poda son útiles para plantar esquejes. Descubre qué especies vegetales prosperan con este tipo de siembra.