Tipos de eutanasia que debes conocer

28 Marzo, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande
La eutanasia se caracteriza porque siempre es provocada por otras personas y por una intencionalidad compasiva o liberadora.

En la actualidad se entiende por eutanasia aquella acción u omisión encaminada a dar muerte de una manera indolora a los enfermos incurables.

La eutanasia se caracteriza porque es provocada por personal sanitario y por la existencia de una intencionalidad compasiva o liberadora.

Se llama homicidio piadoso a la eutanasia si la muerte se busca como medio para privar al enfermo de los dolores, de una deformación física o de una ancianidad penosa.

Sin embargo, si se busca la muerte para liberar a la familia o a la sociedad de la carga, se llama eutanasia eugenésica, económica o social.

Tipos de eutanasia

La eutanasia suele ser requerida por adultos mayores.
Algunos pacientes con enfermedades crónicas pueden optar por la eutanasia, en ciertos países.

Por los medios empleados

  • Eutanasia activa: acción deliberada encaminada a dar la muerte.
  • Eutanasia pasiva: en esta, se causa la muerte omitiendo los medios proporcionados necesarios para sostener la vida, con el fin de provocar la muerte.

Se puede clasificar también la eutanasia en voluntaria e involuntaria, en función de que lo pida el enfermo o no.

Aunque sea con el consentimiento de la víctima, la eutanasia es siempre provocada por otras personas. Por este motivo, es un homicidio con unas características determinadas.

Si es uno mismo el que se provoca de forma intencional la muerte se habla de suicidio. Por el contrario, hablamos de suicidio asistido cuando es el médico quien proporciona un fármaco letal al enfermo, pero es el enfermo quien se lo administra a sí mismo.

Qué no es eutanasia

No es eutanasia la aplicación de fármacos para aliviar el dolor u otros síntomas en un paciente terminal aunque ello produzca, indirecta e inevitablemente, un cierto acortamiento de la vida. Siempre debe procurarse no impedir que el enfermo pueda actuar de forma libre en la disposición de su última voluntad.

Además, será necesario el consentimiento del enfermo en el caso de que los medios usados lleven aneja la obnubilación o pérdida de conciencia.

No es eutanasia la retirada de medios extraordinarios o desproporcionados para prolongar de forma artificial la vida de un enfermo terminal. En este caso está ausente la acción positiva de matar y la posibilidad de una vida natural.

Es el médico o los comités de ética de algunos hospitales, los que deben determinar qué medios se pueden considerar proporcionados y cuáles desproporcionados para un paciente. Asimismo, tendrán en cuenta sus circunstancias concretas.

Lee también: La visión negativa de la muerte

La eutanasia en la actualidad

No obstante, hay una serie de medios que hoy día se consideran de forma habitual como ordinarios o proporcionados. La hidratación y la nutrición se consideran cuidados básicos mínimos.

Algunos llaman “ortotanasia” a la muerte a su tiempo, sin acortar la vida y sin alargarla de forma innecesaria mediante medios extraordinarios o desproporcionados.

A este alargamiento de la vida mediante medios desproporcionados se le conoce con el nombre de “ensañamiento terapéutico” o “distanasia”  y puede ser ilícito como señala el Código Deontológico.

El “diagnóstico de muerte” es un punto importante. Ya que desde que se establece el diagnóstico de muerte clínica, no hay problema de eutanasia.

También te puede interesar: El apoyo emocional en pacientes con cáncer terminal

De esta forma se pueden extraer los órganos del cadáver para trasplantes. Lo cual se puede hacer tras cumplir los requisitos legales pertinentes. 

El cese irreversible de las funciones encefálicas y/o cardiorrespiratorias son criterios suficientes para confirmar la muerte de una persona.

Tipo de enfermos

La eutanasia suele ser requerida por adultos mayores.
Algunos pacientes con enfermedades crónicas pueden optar por la eutanasia, en ciertos países.

El tipo de enfermos en los que con mayor frecuencia se plantea la eutanasia, son los que se hayan en situación terminal. El término “incurable” se refiere a la imposibilidad de mejorar o superar la enfermedad.

Un enfermo en situación terminal es aquel en el que se prevé que la muerte es segura. Además, ocurrirá en un plazo no lejanohasta seis meses, según algunos autores.

Se abandona el esfuerzo médico terapéutico para concentrarse en el alivio de los síntomas, incluso en el apoyo tanto al paciente como a su familia.

Los enfermos incurables terminales son los principales candidatos a la eutanasia. Sin embargo, los enfermos curables en estado crítico no presentan mayores dificultades.

Otro concepto es el de estado vegetativo persistente (EVP), los pacientes en este estado pertenecen a la categoría de incurables incapaces. Aunque no necesariamente son terminales, son pacientes con una pérdida de conciencia permanente, en coma irreversible.

La eutanasia, una realidad

A pesar de las constantes discusiones acerca de la eutanasia, es un hecho que en muchos países del mundo es legal bajo ciertas circunstancias. Es una realidad inevitable, por lo que el conocimiento profundo de esta práctica es importante.

  • Gaviria Díaz, C. (2010). La Eutanasia.
  • Rodriguez, R. (2009). Eutanasia : Aspectos éticos controversiales *. Medical Hered.
  • Nombela, C., Lopez, F., Serrano, J., Postigo, E., Abellan, J., & Prensa, L. (2008). La eutanasia: perspectiva ética, jurídica y médica. Libertad y Testamento Vital. https://doi.org/10.1002/adma.200401501