7 tipos de materiales para muebles de cocina

En la cocina se necesitan muebles para organizar los utensilios, delimitar las zonas y enriquecer la decoración. Sin embargo, es fundamental seleccionar materiales que sean resistentes a la grasa y a las altas temperaturas.
7 tipos de materiales para muebles de cocina

Última actualización: 19 agosto, 2022

Los muebles son indispensables dentro de la cocina, debido a que sirven para guardar la loza, ocupar los espacios y decorar. Teniendo en cuenta esto, existen diferentes alternativas que se ajustan a todo tipo de presupuestos, calidad y gustos. ¡Descubre en este artículo los mejores materiales y acabados para los muebles de la cocina!

La cocina es una de las áreas de la casa que más está expuesta a los altos niveles de grasa, temperatura y humedad. Por ello, es imprescindible elegir muebles que estén fabricados con materiales que brinden un largo tiempo de vida útil, sean resistentes y fáciles de mantener.

A continuación te presentamos una guía de materiales y acabados que son ideales para los muebles de tu cocina. Te enseñamos también algunos consejos imprescindibles para que inviertas tu dinero con sabiduría.

3 materiales para muebles de cocina

Antes de enseñarte los tipos de materiales para muebles de cocina que puedes elegir para decorar, primero debes tener en cuenta algunos principios claves. El más importante de todos es distinguir el material con el cual se elabora el mueble del que lo recubre. Ciertamente, muchos fabricantes o proveedores ofrecen muebles de cocina pregonando su acabado en lugar del material específico de elaboración.

La durabilidad, la estética y el precio varía de acuerdo con estas consideraciones. En general, la mayoría de los muebles disponibles en el mercado actual se fabrican de alguno de los siguientes tres materiales:

1. Muebles de tableros de madera maciza

Se elaboran al superponer varias capas de madera maciza. Son fáciles de cortar, tallar y moldear; de manera que ofrecen una amplia variedad en el plano del diseño. Otra de sus ventajas es que no se deforman, no se agrietan y al presentar una estructura compacta son muy duraderos. ¿La desventaja? Su precio. Se trata de una de las opciones más caras que puedes elegir.

2. Muebles de fibra de madera prensada

También se conocen como muebles de densidad media. Consiste en fibras o residuos de madera que se presionan hasta alcanzar una unidad compacta. A menudo se usa cera y resina durante su elaboración, las cuales se sellan a altas temperaturas y presión. El resultado es una estructura ligera que además es muy asequible. ¿La desventaja? No es inmune a la humedad, de manera que puede deteriorarse con el contacto regular con el agua.

3. Muebles de base de aglomerado

También se conocen como muebles de baja densidad. Se fabrican aplicando presión a astillas de madera, virutas, aserrín y otros residuos similares. Son la opción más ligera del mercado, así como la más asequible. Cobraron popularidad debido a que permitían (y permiten) una alta sujeción a los tornillos. ¿La desventaja? Pueden expandirse y deformarse con la humedad, no soportan cargas pesadas y se pueden decolorar con el tiempo.

7 acabados para muebles de cocina

Ahora bien, cuando las personas piensan en materiales para muebles de cocina a menudo lo hacen en relación con sus acabados o recubrimiento. Ya hemos establecido que no son lo mismo, y que la calidad, la vida útil y la experiencia en general no solo depende de qué cosa recubra el material de tus muebles de cocina. Te dejamos con 7 de las mejores alternativas del mercado actual.

1. Laminado de alta presión

Este tipo de laminado es hecho con formica y es el que ofrece mayor calidad. El recubrimiento es una de las alternativas más recomendadas porque se caracteriza por ser férreo para soportar el calor, la humedad, los golpes y no desarrollar manchas o rayones con facilidad.

Otra de las ventajas es que se consigue en múltiples tonalidades y se puede manipular sin el temor de que las huellas dactilares queden marcadas. Además, es de fácil limpieza, ya que se mantiene reluciente tan solo con el uso de agua y jabón.

Los laminados de alta presión son lisos en su totalidad, lo que les permite encajar y combinar fácilmente con los otros elementos de la cocina. Asimismo, su apariencia fina les aporta un estilo sobrio y moderno al lugar.

2. Laminado de baja presión

El laminado es hecho con melamina, un material que posee una capa de protección menos que la formica, pero brinda la resistencia necesaria para soportar el desgaste de la cocina durante un largo tiempo.

Por otro lado, este laminado es una opción más económica que la anterior, debido a que su proceso de fabricación es más simple. Adicional a ello, se encuentra en diversos colores y sus acabados son en mate, lo que permite que se disimulen los rayones y no haya exceso de iluminación.

La ventaja de esta opción es que también se mantiene con una limpieza sencilla. Esto es porque el polvo acumulado se puede eliminar con agua, jabón y un trapo suave que no cause daños.

Melamina para muebles.
La melamina es un material que se emplea para diversos muebles, incluso los de la cocina. Es económico.

3. Laminado elaborado con PVC

El laminado de PVC es una alternativa económica que se cubre de estampados que imitan el aspecto de la madera o el mármol. Debido a ello, en el último tiempo ha sido una alternativa solicitada, ya que aporta un estilo actual, innovador y detallado.

Sin embargo, requiere de un cuidado exigente. Tiene menos elementos protectores y los excesos de agua lo pueden deteriorar poco a poco. De igual modo, no resiste muy bien los cambios de temperatura. Aunque desde el punto de vista estético es una opción interesante, en la práctica no es el mejor si eres un apasionado de cocinar diversos platos.

4. Muebles lacados

Este es uno de los acabados más importantes para los muebles de la cocina porque es resistente a los ambientes húmedos y que presentan cambios constantes de temperatura. Es fundamental tener en cuenta que se debe seleccionar un lacado de gran calidad para contar con la protección adecuada y una durabilidad más extensa.

A nivel de estética es una de las mejores opciones. Aporta acabados modernos, uniformes y con buena textura. También ofrece una amplia gama de colores y se puede aplicar en tonos mate o brillantes, dependiendo del resplandor que se busque.

El lacado se puede limpiar usando agua, detergente neutro y una toalla suave que no raye la superficie del mueble. Además, se puede reparar con facilidad cuando con el pasar del tiempo se comienza a notar el desgaste.

5. Muebles de madera

La madera es uno de los materiales más consolidados para la fabricación de los muebles. Es natural, biodegradable y económica. Dentro de esta categoría se incluyen a los muebles de madera contrachapada y maciza.

Ofrece una resistencia potente y se encarga de absorber la humedad que se acumula en el lugar. Asimismo, tiene la característica de ser un gran aislante térmico y permitir que el área permanezca libre de los excesos de calor.

Otra de las ventajas de la madera es que es atemporal, por lo que se pueden elaborar diseños modernos o clásicos. Sin embargo, a pesar del estilo, cumple con ser una alternativa elegante, brillante y armoniosa.

Por otro lado, la madera es un material recomendable porque se deja embellecer y recubrir con barnices. A causa de esto, termina siendo aún más resistente a factores como la suciedad, la luz, los golpes y el vapor. En función de su tratamiento su vida útil es muy larga.

6. Muebles de aluminio o de acero inoxidable

Un tipo de acabado para muebles de cocina cada vez más popular. Se usa para transmitir un diseño moderno de estilo industrial, y ofrece diferentes alternativas en el plano de la decoración. Por ejemplo, puedes optar por un recubrimiento lijado, vidriado o satinado; de modo que no se trata de un acabado monótono o aburrido.

Puede ser un poco más caro que otros recubrimientos de la lista, y además hay que considerar el factor de la temperatura. Ciertamente, los muebles de cocina recubiertos con aluminio o acero inoxidable son muy fríos. Es por esto que deben combinarse con otros acabados como la madrea.

7. Muebles termoestructurados con textura

Si lo que buscas es un aspecto rústico los muebles termoestructurados con textura son tu mejor opción. Recrean patrones que no se logran a través de otros materiales y acabados, los cuales transitan desde la madera hasta el concreto. Son muy fáciles de mantener y se ven y se sienten de forma casi idéntica al material que imitan.

3 consejos generales para elegir los materiales para la cocina

Existen diversos componentes en los que hay que fijarse al momento de elegir los materiales para fabricar los muebles de la cocina. A continuación destacamos algunos consejos útiles que se deben tener en cuenta.

1. Evaluar la estructura

Lo más pertinente es elegir un material que no sea poroso, pues al no haber cavidades hay menos posibilidades que se filtre el agua y se generen manchas. Así mismo, las estructuras lisas son fáciles de mantener porque las suciedades no se albergan en zonas poco visibles.

2. Analizar la resistencia

Se debe examinar la capacidad de resistencia del material. Es imprescindible elegir uno que soporte todas las inclemencias que puedan presentarse en una cocina.

Del mismo modo, hay que elegir uno que tenga un recubrimiento con buena adherencia para que la estética siempre luzca impecable.

Muebles de cocina de colores.
Los muebles de la cocina deben ser adaptables a los colores del lugar, para mantener el tono de la decoración.

2. Tener en cuenta el color

Es importante mirar la gama de colores que ofrece cada material y seleccionar uno que pueda hacer juego con las tonalidades de las paredes y los otros objetos de la cocina. Además, se recomienda usar muebles que tengan colores que estén de moda y le brinden amplitud al lugar.

El material de los herrajes es otro aspecto clave

Al momento de seleccionar el material más adecuado para los muebles de la cocina, también es fundamental analizar el tipo de herraje. Los herrajes en mal estado pueden afectar a toda la estética, de modo que no son en absoluto un detalle menor. Por ello, se debe adquirir una manija resistente, que no se decolore con facilidad y que se pueda limpiar con productos accesibles.

Si tienes dudas con respecto a qué tipo de acabados o materiales son mejores para tus muebles de cocina siempre puedes consultar con un profesional. Un decorador de interiores puede orientarte, aunque toma la decisión final con base en tus gustos y tu presupuesto. En efecto, la decisión final siempre está en tus manos.

Te podría interesar...
¿Cómo pintar muebles de formica?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo pintar muebles de formica?

Si quieres ocultar su desgaste por el paso del tiempo o adaptarlo a la moda, la mejor opción es pintar los muebles de formica.



  • Martínez P. Sistematización y registro de información para la modulación, estructuración y armado de mobiliario en melamine [Internet]. Ecuador: Carlos Pesantez; 2019. [citado 15 de junio de 2021]
  • Schweigger E. Manual de pinturas y recubrimientos plásticos [Internet]. España: Ediciones Díaz de Santos; 2005 [citado 15 de junio de 2021]
  • ARAUCO. Cómo diseñar y construir correctamente una cocina [Internet]. (S.L): ARAUCO; (S.F). [citado 15 de junio de 2021]