Tratamientos caseros para el sarpullido

Aunque la primera reacción que tendremos será la de rascarnos, es conveniente que no toquemos la piel afectada por el sarpullido para no extenderlo a otras zonas
Tratamientos caseros para el sarpullido
José Gerardo Rosciano Paganelli

Revisado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 03 mayo, 2021.

Escrito por Yamila Papa Pintor, 05 abril, 2016

Última actualización: 03 mayo, 2021

Aunque por lo general se trata de un problema leve, el sarpullido es una molestia a la que hay que prestar cierta atención. También conocido como dermatitis, el sarpullido provoca irritación y enrojecimiento de la piel. Además, se caracteriza por causar cierta resequedad, picor y escamado. Según sea su causa, puede incluso cursar con ampollas y bultos.

En este artículo te contaremos más sobre ello. Pero primero hablaremos de sus principales tipos, síntomas y causas. Después te daremos algunos remedios caseros para remediarlo y por último algunas recomendaciones para evitar este problema.

Posibles causas detrás del sarpullido

Cuando la piel está ligeramente roja, pero no produce molestias significativas, en principio, no habría de qué preocuparse. Puede ser que esté enrojecida por el sol, porque nos hemos rascado con demasiada energía, por haber tomado un baño demasiado caliente, por haber tenido contacto con algún perfume o producto… En esos casos, se presenta de forma leve y se resuelve por sí sola con las horas o unos pocos días.

No obstante, sí que habría que prestar atención si ese enrojecimiento empeora con el tiempo y está acompañado por molestias varias cada vez más incómodas, o incluso dolores musculares o fiebre. En ese caso, lo ideal será ir al médico a hacerse un chequeo para obtener un diagnóstico y tratamiento precoz.

Veamos a continuación algunas de las causas que podrían estar detrás del sarpullido. ¡Toma nota!

  • Alergias.
  • Hongo cándida.
  • Sarna por ácaros.
  • Exposición al sol.
  • Usar ciertas prendas.
  • Sudoración excesiva.
  • Infecciones bacterianas.
  • Picaduras de insectos.
  • Tiña (infección fúngica).
  • Intoxicación alimenticia.
  • Consumo de medicamentos.
  • Climas calurosos y húmedos.
  • Contacto con sustancias irritantes.
  • Infecciones víricas (varicela, sarampión, rubeola).

Tipos de sarpullido

Dermatitis de contacto.
Las dermatitis se manifiestan con sarpullido y picazón en algunas zonas de la piel. Este prurito puede ser muy intenso.

Dermatitis atópica

Este eccema se desarrolla en los niños y provoca sequedad y bultos alrededor de los codos y las rodillas.

Dermatitis por contacto

Está causada por el contacto con ciertos alérgenos. Trae codebesmo consecuencia enrojecimiento, descamación y picor. Por ejemplo, se produce al usar joyas de níquel o tocar hiedra venenosa.

Dermatitis por contacto irritante

En este caso la piel se expone a sustancias irritantes, como pueden ser los limpiadores químicos, los jabones o los perfumes. La hinchazón y el picor son los síntomas más habituales.

Dermatitis seborreica

Se produce en el cuero cabelludo, las orejas y la cara. Los signos principales son enrojecimiento, sequedad y descamación.

Psoriasis

Se trata de una erupción en la piel, sobre todo en los codos, las rodillas y el cuero cabelludo.

Principales síntomas del sarpullido

Como ya hemos mencionado, el sarpullido causa unos síntomas u otros dependiendo de cuál sea su causa. Sin embargo, se puede decir que estos son los más comunes:

  • Ardor.
  • Picazón.
  • Ampollas.
  • Sequedad.
  • Inflamación.
  • Descamación.
  • Pequeños bultos.
  • Anillos rosáceos.
  • Lesiones con pus.
  • Fiebre.

Hay que tener en cuenta que estos síntomas se pueden dar en cualquier parte del cuerpo.

Remedios caseros para el sarpullido

Los remedios caseros para el sarpullido deben utilizarse como complemento a la estrategia terapéutica del profesional sanitario, nunca como única medida, pues en la mayoría de los casos podría resultar contraproducente.

Es importante tener en cuenta que, así como es fundamental consultar con el médico antes de probar cualquier opción, hay que seguir sus indicaciones en caso de que apruebe alguna. Por ejemplo, si ha aprobado el uso de la infusión de manzanilla, lo ideal es seguir sus instrucciones para hacer un buen uso de la misma.

Ten en cuenta que no debes mezclar varios remedios caseros a la vez, pues en vez de obtener alivio, podrías aumentar las molestias.

1. Aceites esenciales

Aceite esencial de manzanilla

El aceite esencial de manzanilla (que se consigue en las casas naturistas) puede ayudar a tratar las erupciones de la dermis y el escozor. Esto es tiene propiedades analgésicas y antiinflamarorias.

Aplicación

Llena la tina con agua tibia y añade unas gotas de este aceite. A continuación, sumérgete por completo, prestando atención a que la zona afectada quede tapada por al agua. Quédate 15 minutos y siente el alivio. Si no tienes aceite de manzanilla puedes emplear aceite de oliva. En este caso aplica unas gotas en el área con sarpullido y realiza masajes circulares. Deja secar y no enjuagues.

2. Aloe vera

Aunque el aloe vera es un remedio natural muy popular para el cuidado de la piel, existen discrepancias en torno a su uso en algunos casos, como el sarpullido. Así, si bien hay quienes consideran que puede ser beneficiosa, hay otros que consideran que no debería emplearse.

Si tu médico lo autoriza, entonces podrías probar lo siguiente:

Aplicación

Corta un trozo del tallo y abre para extraer el gel. Aplica en la piel afectada y y deja que se absorba.

3. Avena

Bolsas de avena para la ducha

Los copos de avena tienen la capacidad para reducir el picor y el enrojecimiento de la piel. Esto es porque la avena es un alimento que tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

Aplicación

Puedes emplearlo de diferentes maneras. Una de ellas es a través de un baño de inmersión. Llena la tina con agua tibia y esparce un puñado de avena. Toma un baño hasta que el agua se haya enfriado.

Otra opción es hervir ½ taza de agua (125 ml) con 1 puñado de avena para que el líquido se evapore y se forme una pasta. Cuando se haya enfriado colocar en una gasa y aplicar en la zona afectada como compresa. Dejar actuar 30 minutos.

4. Manzanilla, llantén, consuelda

Té de manzanilla en una taza.
Los usos del té de manzanilla no reemplazan la medicina farmacológica, pero pueden ser coadyuvantes.

La manzanilla puede usarse tanto en infusión como en aceite esencial para aliviar las molestias del sarpullido. Ambos productos tienen propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

Aplicación

Una vez que esté frío, cuela y embebe un algodón, que pasarás por el área con sarpullido. También puedes hacer un cataplasma mezclando una cucharada de raíz de romaza, otra de carrascal y una de diente de león.

  • Añade un poco de agua para que quede como una pasta.
  • Aplica en la piel y tapa con una gasa.
  • Deja actuar media hora antes de retirar.

La consuelda y el llantén son otras opciones similares. Prepara una infusión con una cucharada de la planta que elijas y una taza de agua. Cuando se haya enfriado, cuela y empapa un trapo que pasarás por el sarpullido.

5. Bicarbonato de sodio

Si tienes picores fuertes por causa de la dermatitis, podrías emplear el bicarbonato para darte baños de inmersión, si tu dermatólogo lo considera oportuno.

Aplicación

La dosis adecuada es de 3 cucharadas (30 gramos) por tina repleta de agua. Este tratamiento casero es mejor realizarlo durante la noche antes de dormir para poder descansar mejor y no rascarse de manera inconsciente.

Recomendaciones para el sarpullido

Además de seguir el tratamiento que te paute el médico y mantener buenos hábitos de vida, es importante que tengas en cuenta lo siguiente:

  • Identifica qué alérgeno está provocando la irritación.
  • No rasques la zona con las uñas.
  • No utilices productos perfumados (jabones, geles, cremas, perfumes, etc.).
  • Utilizases cremas hidratantes acordes a tu tipo de piel siempre. 
  • No te bañases excesivamente, porque la piel se secará aún más.
  • Evita los baños con agua muy caliente. 

Y recuerda, si el médico te permite utilizar uno o varios remedios, a modo de complemento a su tratamiento, sigue sus instrucciones. Será la mejor manera de darles un uso adecuado a los remedios.

Te podría interesar...
4 vitaminas importantes para la salud de la piel
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
4 vitaminas importantes para la salud de la piel

En este artículo te mostraremos 4 vitaminas importantes para la salud de la piel. Te diremos qué alimentos debes incluir en tu dieta diaria para ob...



  • Simeon Margolis, Johns Hopkins Medical Institutions. Johns Hopkins Symptoms and Remedies: The Complete Home Medical Reference. Pensilvannia University.2009.
  • Juliette Goggin, Abi Righton. Cosmética casera : recetas naturales para el rostro, el cuerpo y el cabello. Naturart, 2017. 
  • Alfredo Entrala Bueno. Vitaminas: aspectos prácticos en medicina. Ediciones Díaz de Santos, 1995.