Valor nutricional y beneficios de los percebes

Los percebes tienen un alto valor nutricional. Te decimos por qué, cómo comerlos y de qué manera aprovecharlos para alimentarte mejor.
Valor nutricional y beneficios de los percebes
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 03 noviembre, 2022

Los percebes son crustáceos marinos que son conocidos por adherirse a las rocas y por su carencia de extremidades. Ingerirlos puede parecer extraño, pero muchos se sorprenderían no solo por su delicioso sabor, sino por los beneficios para la salud.

Estos animales invertebrados habitan en casi todos los océanos del mundo, encontrando unas 1220 especies alrededor del globo terráqueo. Aunque estén diseminados por casi todo el planeta, es en las zonas de España, Francia, Galicia y Portugal donde son más demandados.

Aquí te comentamos todo lo que necesitas saber respecto de los percebes.

¿Qué nutrientes ofrecen los percebes?

Los percebes son crustáceos que viven pegados a las rocas y se alimentan por filtración. Tienen forma de pezuña, con dos partes, que son la cabeza y el pedúnculo.

La cabeza tiene dos placas de calcio. El pedúnculo es la zona inferior carnosa y protegida por una piel fuerte y negra.

Los percebes pertenecen a la familia Pollicipedidae y su especie es Mitella pollicipes. No tienen mayor movilidad y se alimentan de las partículas de zooplancton del agua. Suelen vivir en zonas de mucho oleaje, ya que allí el líquido es más oxigenado y se valen de los cirros que tienen para respirar y comer.

Existe una docena de especies que se destinan comercialmente al consumo humano. Su recolección se hace a mano, por lo que demora tiempo y eso los hace costosos en el mercado.

Pero su valía no es solo económica, sino que tienen un elevado valor nutricional. Son altos en proteínas, bajos en grasas y con altos niveles de minerales.

El Ministerio de Alimentos de España asegura que tienen los siguientes nutrientes en 100 gramos de producto:

  • Calorías: 59 kcal.
  • Proteínas: 13,6 g.
  • Grasas: 0,5 g.
  • Carbohidratos: 0 g.
  • Calcio: 126 mg.
  • Magnesio: 94 mg.
  • Potasio: 330 mg.
  • Fósforo: 127 mg.
  • Selenio: 28,8 microgramos.
  • Yodo: 58 microgramos.
  • Vitamina B12: 15 microgramos.
Percebes en el mar.
Los percebes son crustáceos raros, con forma de pezuña. Se encuentran en diversos mares del mundo.

Ácidos grasos y proteínas

A pesar del bajo valor de grasa, esta se caracteriza por contener ácidos grasos como el omega-3 y el omega-6. Puede variar dependiendo de la especie de percebe.

En un análisis sobre la especie común, se encontró que su músculo puede contener entre 1,8 y 3,3 % de grasa, de los cuales el 25 % es de DHA y el 15 % de EPA (tipos de omega-3). Se consiguieron niveles más bajos de omega-6.

En la especie de percebe común también destaca su valor proteico, pudiendo llegar a un 15 %. Además, en algunas variedades, los valores de zinc tienden a ser muy altos (entre 10 y 42 miligramos por cada 100 gramos de parte comestible). Consideremos que en pescados y otros crustáceos, el aporte de zinc no alcanza los 3 miligramos %.



Beneficios de los percebes para la salud

Ahora examinaremos a profundidad los beneficios de los percebes para el organismo. Te sorprenderán algunos datos.

1. Contienen una gran cantidad de proteínas

Los percebes cuentan entre sus beneficios el hecho de que pueden ser recomendados por tener un buen valor de proteínas. Estos macronutrientes son necesarios para el fortalecimiento de los músculos, los huesos y la piel.

Las proteínas son el principal constituyente de todas las células del cuerpo. Las células tienen un ciclo de vida y, cuando mueren, deben reemplazarse. Es allí que la proteína cumple su papel, ayudando a la regeneración.

Además, cumplen otras funciones vitales, como la regulación de reacciones bioquímicas, la reparación de tejidos corporales y el soporte de la acción del sistema inmunitario.

2. No contienen carbohidratos

Los carbohidratos son sustancias que el cuerpo utiliza para obtener energía. Se trata de moléculas de azúcar que el organismo descompone y transforma en glucosa.

Sin embargo, existen personas que no pueden consumir glucosa porque el organismo no es capaz de metabolizarla. Los pacientes que viven con diabetes deben llevar una dieta baja en carbohidratos y los percebes son aptos para ellos.

También son aptos para quien desee llevar una dieta cetogénica. En ella, el consumo de carbohidratos se restringe y se aumenta la ingesta de grasa.

3. Aportan DHA y EPA

El DHA es el ácido docosahexaenoico, que es un ácido graso poliinsaturado que pertenece al grupo de los omega-3. Como la mayoría de los productos de mar, los percebes contienen DHA. También tienen EPA o eicosapentaenoico.

En la actualidad, estudios indican que el DHA es un componente importante para las membranas del cuerpo, incluidas la retina y el cerebro. De allí que esté indicado para mejorar la función cognitiva y los problemas de aprendizaje. Además, tiene un papel fundamental en el desarrollo fetal y el cardiovascular.

Se ha relacionado el consumo de DHA con una mejora en el control de peso y en enfermedades graves, como el alzhéimer, según algunos estudios. El National Center For Complementary and Integrative Health asegura que las personas que comen mariscos y crustáceos al menos 4 veces a la semana, tienen menos probabilidades de morir de enfermedades del corazón.

Además, se reducen los niveles de triglicéridos. De hecho, existe evidencia que apunta a que el consumo de productos de mar es más eficiente que la ingesta de suplementos.

Frutos de mar.
El consumo de frutos de mar está recomendado. En las dietas de las regiones mediterráneas ya suelen estar incorporados culturalmente.

4. Poseen elevado contenido en minerales

Entre los beneficios de los percebes hay que mencionar el hecho de que tienen alto contenido en minerales como calcio, magnesio, potasio, selenio y fósforo. El calcio ayuda a mantener los dientes y los huesos sanos.

Por su parte, el magnesio regula la función de los músculos, los niveles de azúcar en sangre y la presión sanguínea. Además, es fundamental para la formación de proteína, masa ósea y ADN.

El potasio es un electrolito que regula la presión arterial, ayuda a la contracción de los músculos y a mantener un ritmo cardíaco constante. Permite a los nutrientes fluir hacia las células y expulsar sus desechos.

En cuanto al selenio, el cuerpo lo necesita en pequeñas cantidades. Lo usa para formar las enzimas antioxidantes que protegen del daño provocado por los radicales libres.

El yodo, por su parte, es necesario para que el cuerpo produzca las hormonas tiroideas. Estas ayudan a regular el uso de energía por el cuerpo, controlar el peso, la temperatura corporal, la función del sistema nervioso y la fuerza muscular.



¿Cómo preparar los percebes para obtener sus beneficios?

Para empezar, debes cocinarlos en agua hirviendo con sal. Cuando estén cocidos, retíralos y envuélvelos en un paño limpio.

Al comerlos, se sacan del paño en pequeñas cantidades y se tira suavemente de la cabeza. Sujetas la piel que recubre la zona comestible para esta acción.

Algunas personas les ponen limón, laurel y otros condimentos. Pero esto es algo opcional.

La cantidad de sal recomendada es de 60 gramos por cada litro de agua. Aunque esto también depende del gusto personal. Respecto al tiempo de hervor, se dejan 1 minuto si son grandes y 30 segundos si son medianos.

Te podría interesar...
¿Sufres de dolores de cabeza? El omega 3 puede ser la salvación
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Sufres de dolores de cabeza? El omega 3 puede ser la salvación

Los dolores de cabeza de tipo migrañoso alteran la calidad de vida, pero el omega 3 podría ser una solución. Descubre todo al respecto.



    • Soo Kyung Moon. Characteristics of Food Nutrition Components of Common Stalked Barnacle Pollicipes mitella. December 2016. Korean Journal of Fisheries and Aquatic Sciences 49(6):862-866. DOI:10.5657/KFAS.2016.0862
    • MAPA. Percebes. 2013. https://www.mapa.gob.es/es/ministerio/servicios/informacion/percebe_tcm30-102913.pdf
    • Krauss-Etschmann S, Shadid R, Campoy C, Hoster E, Demmelmair H, Jimenez M, Gil A, Rivero M, Veszpremi B, Decsi T, et al.. Effects of fish-oil and folate supplementation of pregnant women on maternal and fetal plasma concentrations of docosahexaenoic acid and eicosapentaenoic acid: a European randomized multicenter trial. Am J Clin Nutr. 2007;85:1392–400
    • Quinn JF, Raman R, Thomas RG, Yurko-Mauro K, Nelson EB, Van Dyck C, Galvin JE, Emond J, Jack CR Jr, Weiner M, et al.. Docosahexaenoic acid supplementation and cognitive decline in Alzheimer disease: a randomized trial. JAMA. 2010;304:1903–11.
    • Danielle Swanson, Robert Block, and Shaker A. Mousa. Omega-3 Fatty Acids EPA and DHA: Health Benefits Throughout Life. Adv Nutr. 2012 Jan; 3(1): 1–7. Published online 2012 Jan 5. doi: 10.3945/an.111.000893
    • Kwak SM, Myung S-K, Lee YJ, et al. Efficacy of omega-3 fatty acid supplements (eicosapentaenoic acid and docosahexaenoic acid) in the secondary prevention of cardiovascular disease: a meta-analysis of randomized, double-blind, placebo-controlled trials. Archives of Internal Medicine. 2012;172(9):686-694.
    • D. Craig Hopp, Ph.D., and David Shurtleff, Ph.D., NCCIH. Omega-3 Supplements: In Depth. NHI. 2018. https://www.nccih.nih.gov/health/omega3-supplements-in-depth

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.