¿Cuáles son las ventajas de ser una persona honesta?

¿Sabías que ser honesto puede aliviar la ansiedad? Resulta que cuando tu consciencia está tranquila, se reducen los niveles de estrés. Descubre otros beneficios.
¿Cuáles son las ventajas de ser una persona honesta?
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz el 21 septiembre, 2021.

Escrito por Maria Margarita Barrios Quintero, 21 septiembre, 2021

Última actualización: 21 septiembre, 2021

La honestidad es una virtud que a veces pocos cultivan. Esta cualidad única de las personas, se trata de que las acciones y el verbo se comportan dentro de la verdad. Pero esto no es todo; cuando eres una persona honesta, los actos sinceros vienen cargados de una intención que los hace transparentes.

Una persona que tenga como cualidad la honestidad no dejará cabida para la duda respecto a su actuar. Por consiguiente, cuando se estrecha la relación y da muestras repetidas de que esta virtud es parte de su ser, no habrá atisbo de duda para confiarle alguna responsabilidad importante. Te contamos otras ventajas de ser una persona honesta.

7 ventajas que tienen los honestos

Debido a su escasez, la honestidad es una cualidad muy preciada que robustece el desarrollo social e individual de quien la posee. Todos confían en una persona honesta.

1. Mayor fluidez en las actividades

La verdad es un valor relacionado con la honestidad, por ello, decirla ante cualquier circunstancia hará que la tarea se ejecute con fluidez. Sea cual sea el escenario, hablar con honestidad es el primer paso para ser más productivos ante la resolución de un problema.

De lo contrario, el escenario se torna turbio y se pierde tiempo esclareciendo posturas, sentimientos u otros asuntos.



2. Incrementa tu valor

Resulta que esta característica te permite expresar juicios con la capacidad de no lastimar a los implicados. Solo cuando se hace de esta forma, se es honesto y consecuente con este principio. Aquellas personas que logran entender el concepto y aplicarlo son apreciadas y escuchadas por sus afectos y círculo social.

Persona que habla con honestidad.
Hablar con honestidad es llegar a la solución de los conflictos de la manera más rápida y fluida.

3. Aumenta la confianza

Al notar la sinceridad con la que te manejas, las personas que tienen contacto contigo confiarán en ti. Y la confianza es un factor clave para que te elijan.

El ser honesto te ayuda a aceptar tus propias debilidades y fortalezas, lo que facilita constituir tu ser de forma más acertada, sin necesidad de tener que vivir de quimeras. Así las cosas, sacas del camino distracciones que te absorben energías y te distraen de lo importante.

4. Te ayuda a lograr metas

Al mostrar tu sinceridad sin estar preocupado por mantener una apariencia falsa, la mente, el tiempo y la disposición estarán focalizadas en la persecución de metas. De esta forma, el colectivo vinculado a ti y a tus objetivos también se verá beneficiado. Por otro lado, no corres el riesgo de defraudar a quienes confiaron en ti para llevar a cabo determinada tarea.

5. Atrae a personas honestas

Cuando una persona es honesta con lo que hace y dice, termina atrayendo a personas con la misma virtud. La mayoría de los clientes, por ejemplo, estiman la honestidad y terminan recompensando con paga a tiempo y recomendaciones. De la misma forma, tienes una buena probabilidad de hacerte con buenos amigos, tan honestos como tú y en los que podrás confiar.

6. Reduces el riesgo de padecer ansiedad

Según un estudio publicado en Nature Neuroscience, el cerebro responde de forma satisfactoria ante los actos y pensamientos decentes, lo que no sucede en presencia del engaño. La investigación escaneó los cerebros de varias personas, a las que se les preguntó si estaban dispuestos a hacerle daño a terceros de forma anónima a cambio de dinero. La mayoría de los voluntarios no reflejaron satisfacción en el escaneo.

Así las cosas, tus probabilidades de padecer ansiedad se minimizan ante una conciencia tranquila. Del mismo modo, puedes presentar menos dolores de cabeza y síntomas asociados a los estados de angustia.

7. Te ayuda a conseguir un nuevo o mejor empleo

La honestidad te distingue de los demás. Los empleadores valoran la trayectoria en empleos anteriores, tu fidelidad y lealtad, en especial cuando ocupas cargos de confianza.

Algunos consejos para fortalecer la honestidad a diario

La mejor manera de volvernos una persona honesta es crear un hábito. Esto se hace evitando malas costumbres. Lo primero que debes intentar hasta lograrlo es erradicar de tu vida las pequeñas mentiras.

Evita decir mentiras blancas

Intenta no decir mentiras para no parecer descortés o mal educado. Solemos decir pequeñas mentiras para excusarnos cuando llegamos tarde o no descalificar alguna comida.

Pero estas acciones pueden tener un efecto de bola de nieve que, entre otras cosas, trae cargos de consciencia. O peor aún, dan un mal concepto de ti.

Averigua quién eres

Una tarea de todos los días y que merece la pena es el autoconocimiento. Toma en cuenta que la gente miente sobre sí misma porque no tiene idea de quién es. Por tal motivo, inventan historias, gustos y atributos.

Quizás puedas parecer interesante mintiendo, pero las mentiras tarde o temprano se terminan descubriendo. Determinar cuáles son tus gustos e intereses te puede ahorrar desagradables momentos.

Deja al descubierto tu red de mentiras

Es probable que te cueste al principio, pero es el primer paso para dejar de mentir. Se trata de una revisión interna para tu consumo, con la que podrás localizar las mentiras recurrentes, preguntarte por qué las dices y luego tomar las medidas necesarias para corregir el mal hábito.

Autoengaño y mentiras.
Sin autoconocimiento es muy fácil caer en mentiras que tejen una red difícil de eliminar.

Practica la honestidad en tus relaciones

¿Se te ha hecho costumbre mentir? Si sientes la necesidad de hacerlo con mucha frecuencia, apoyarte en tus afectos es la mejor forma de combatir esta manía.

Hablar con tus amigos, familiares o pareja sobre este asunto podrá ayudarte a salir del ciclo de mentiras. Pero si lo consideras necesario, siempre puedes recurrir a un experto.



La honestidad es una virtud valiosa

Cuando prácticas la honestidad te haces más confiable. No solo otras personas te verán como alguien capaz de otorgarle responsabilidades importantes; también te hace crecer, cumplir metas, reducir el riesgo de padecer estrés, aumentar la confianza en ti mismo e incrementar tu valor.

Puede que convertirse en una persona honesta sea un camino difícil de transitar, pero no hay nada que la práctica no pueda perfeccionar. Empecemos hoy.

Te podría interesar...
4 consejos para hablar con honestidad y empatía
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 consejos para hablar con honestidad y empatía

Honestidad y empatía son dos valores que deben ir unidos si queremos disfrutar de relaciones sanas. Te explicamos por qué y cómo lograrlo.



  • Crockett, M. J., Siegel, J. Z., Kurth-Nelson, Z., Dayan, P., & Dolan, R. J. (2017). Moral transgressions corrupt neural representations of value. Nature Neuroscience, 20(6), 879–885. https://doi.org/10.1038/nn.4557