Viajar con medicamentos: ¿qué tener en cuenta?

Si tienes previsto viajar con medicamentos próximamente, te invitamos a leer este artículo para conocer las situaciones que debes considerar antes y durante el traslado.
Viajar con medicamentos: ¿qué tener en cuenta?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 18 octubre, 2021.

Escrito por Rafael Victorino Muñoz, 18 octubre, 2021

Última actualización: 18 octubre, 2021

Para algunas personas, viajar con medicamentos al extranjero puede constituir una necesidad, por su condición o estado de salud. Y si bien en ciertos casos suelen ser medicinas recetadas, en otras ocasiones se trata más bien de precaución.

Ahora bien, al viajar con medicamentos se deben tomar en cuenta una serie de consideraciones. Y es que con respecto al ingreso y la posesión de fármacos, en algunos países existen restricciones y prohibiciones.

Por otro lado, es importante saber también que hay limitaciones en cuanto a la cantidad que podemos llevar y que algunos medicamentos deben conservarse a baja temperatura. Así que si tienes previsto realizar algún viaje próximamente y necesitas incluir sustancias recetadas en tu maleta, te explicamos lo que debes saber.

¿Por qué viajar con medicamentos?

Hay varias razones por las que una persona necesita viajar con medicamentos. En primer lugar, los pacientes con una enfermedad crónica deben mantener una continuidad en su tratamiento.

En segundo lugar, un vuelo en avión suele significar un cambio en las condiciones habituales de vida, lo que se puede traducir en la manifestación de diversos síntomas. Esto sucede, por ejemplo, con quienes sufren o han sufrido de barotrauma de oído.

Asimismo, de acuerdo con los estudios científicos, los viajes con exposición a altitud afectan a pacientes con patología respiratoria. Si bien en el caso de los que sufren asma bronquial no hay contraindicaciones para realizar vuelos, deben tener a mano su inhalador.

En tercer lugar, existe la necesidad de tomar medidas de previsión, incluso en las personas sanas. Por eso incluimos en el equipaje un botiquín básico, de manera de hacer frente a síntomas y enfermedades del viajero, como catarro, diarrea o dolores de cabeza.

Como parte de esta toma de precauciones, las personas que requieren de un tratamiento continuo deben prever también otras situaciones:

  • Que el lugar que vamos a visitar sea apartado o remoto.
  • Que no se comercialicen las mismas dosis o formulaciones que en nuestro país de origen.
  • Que se requiera receta médica.
Maletas para un viaje.
Armar la maleta para viajar lejos implica considerar algunos imprevistos. Entre ellos, disponer de medicamentos básicos puede ser una buena opción.

Restricciones al viajar con medicamentos

La mayoría de las medicinas, ya sean inyectables, en píldoras, jarabes, gel o aerosoles, se pueden llevar en el bolso de mano. Deberás mostrar tu medicación en los puntos de control de seguridad limitrofes.

Sin embargo, en algunos países e incluso en aerolíneas, pueden existir restricciones más severas para viajar con medicamentos. Si bien suele bastar con presentar el informe y la receta médica para justificar la presencia de tales fármacos, en ciertos territorios hay sustancias prohibidas.

India, Pakistán, Turquía, Arabia Saudita, Qatar, Japón, China, Indonesia, Singapur, México, Costa Rica y Grecia se cuentan entre los países con mayores restricciones para viajar con medicamentos. En Estados Unidos solo se permite el ingreso de fármacos que puedan adquirirse legalmente allí.

A continuación te mencionamos algunas de las sustancias con respecto a las que existen restricciones en el mundo:

  • Anfetaminas.
  • Diazepam.
  • Codeína (incluso en jarabes).
  • Tramadol u otros opiáceos.
  • Pseudoefedrina.
  • Guaifenesina.
  • Acetaminofeno.
  • Aspirina.

En algunos territorios, no observar estas regulaciones con respecto a los medicamentos puede significar detención, multa o prohibición del ingreso. Y en este caso aplica el principio según el cual el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento.


También te puede interesar Viajes tropicales: consejos preventivos


Consejos para viajar con medicamentos

Si tienes necesidad de viajar con medicamentos, debes comenzar a organizarte desde mucho antes del momento de tomar el avión o hacer la maleta. Veamos.

Ve con tu médico

Lo primero que deberías hacer es visitar a tu médico. Además de extender un informe y escribir las correspondientes recetas, el profesional te dirá si tienes que ajustar la dosis por motivo del viaje o si requieres un medicamento adicional.

Marcas y principios activos

Es importante conocer los componentes, principios activos o denominación genérica de los medicamentos que consumes. En los territorios que visites pueden ser vendidos con otros nombres.

Debes también tener claro cuántos milígramos son. Así, en caso de que necesites adquirirlos durante el viaje, no te confundirás.

Investiga las normativas

Tienes que emprender por tu cuenta una investigación con respecto a las normativas sobre medicamentos de los lugares a los que vas. Como ya mencionamos, en ciertos países existen restricciones puntuales.

En las páginas de las mismas compañías tienen un apartado al respecto, así como información sobre los requisitos para que traslades los medicamentos. También en los consulados y las embajadas de los países puedes preguntar.

Receta e informe médico

Una receta y un informe médico te servirán para demostrar por qué debes viajar con medicamentos. Además, te ayudaría a adquirir más dosis de tu tratamiento en caso de que lo necesitaras.

Recuerda que el informe tiene que estar firmado y sellado por el médico. Debe incluir datos con respecto a antecedentes de salud, así como los nombres de los medicamentos, tanto genéricos como comerciales. De ser posible, debe estar redactado o presentar una copia en inglés.

Equipaje de mano

Al viajar, los medicamentos deben ir siempre en el equipaje de mano, aun cuando esto pueda representar alguna molestia para la persona. El hecho de llevarlos así facilita el control en los puntos de salida y entrada.

Por otra parte, se reducen las posibilidades de daño o extravío, ya que el equipaje facturado es susceptible de golpearse y está sujeto a variaciones de temperatura. Asimismo, llevar el medicamento en el bolso de mano agiliza la situación en caso de tener que usarlo de emergencia.

Cómo empacar los medicamentos

Para que puedas transportar tus medicinas en el bolso de mano debes tomar en cuenta algunas consideraciones:

  • Mantén los medicamentos en su envase original. No uses pastilleros.
  • Mete los líquidos dentro de una bolsa adicional o en un empaque hermético para que no se derramen.

¿Cuáles medicamentos debes incluir?

Debes llevar en tu bolso de mano las medicinas que consumes, según el tratamiento que estás siguiendo. Aunque si lo deseas, puedes preparar un botiquín de viaje. Esto te será útil tanto en el traslado como al llegar.

De manera particular, se aconseja que las personas diabéticas y las que presentan riesgo de reacciones alérgicas graves tengan a mano el dispositivo autoinyectable de insulina o de epinefrina.

Autoinyector de insulina.
Los autoinyectores deben llevarse siempre a mano en caso de ser una persona que los use. Por ejemplo, un paciente diabético.

¿Qué cantidad?

Suma cuántos días implican el viaje de ida, la estadía y el retorno. Debes tener suficiente medicación para todo ese tiempo e incluso algo más por los imprevistos.



Cadena de frío

En algunos medicamentos, la exposición a temperaturas elevadas no importa. Sin embargo, otros pueden deteriorarse y comprometer la salud de la persona si no se conservan en las condiciones adecuadas.

Los fármacos que lo necesiten deben transportarse en un recipiente isotérmico.

Insumos y equipos médicos

Por último, si la persona necesita viajar no solo con medicamentos, sino con jeringas, inhaladores, medidores de oxígeno, de glucemia en sangre, equipos CPAP e incluso nebulizadores, se recomienda contactar previamente a la aerolínea para conocer los protocolos a seguir en relación con equipos e insumos.

Viajar con medicamentos es posible

Padecer alguna enfermedad o estar bajo tratamiento médico no significa que no podamos llevar una vida relativamente normal y que debamos olvidarnos de tomar unas merecidas vacaciones. Al contrario, si sabemos lo que debemos hacer para viajar con medicamentos, podremos disfrutar sin poner en riesgo la salud.

Sin embargo, viajar con medicamentos no es algo que debamos tomar a la ligera. Todas las precauciones que podamos tomar al respecto nunca estarán de más.

Debemos pensar que los medicamentos son aliados y compañeros de viaje. Debemos cuidarlos y conservarlos bien para que disfrutemos del paseo.

Te podría interesar...
Conservación de los medicamentos: todo lo que debes saber
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Conservación de los medicamentos: todo lo que debes saber

La conservación de los medicamentos es fundamental para que puedan mantener su actividad farmacológica. Por tanto, no pueden guardarse en cualquier...



  • Aguerre V. Viaje en avión, riesgos y previsiones a considerar en los niños. Arch Argent Pediatr. 2012; 110(1): 66-69.
  • Ampudia-Blasco F, Rosenstock J. Estrategias de insulinización en la diabetes mellitus tipo 2. Av Diabetol. 2008; 24(1): 7-20.
  • Fiore C, Córsico W. Viajes aéreos y patología pulmonar con riesgo de hipoxemia. Rev. Asoc. Med. Bahía Blanca; 2009; 19(2): 64-67.
  • Molina M, Hernández L, Duran J,  et al. Protocolo para evaluar una CPAP automática. Valoración de la utilidad del Autoset-T para determinar la presión de Cpap óptima en el síndrome de apnea-hipopnea del sueño. Archivos de Bronconeumología. 2003; 39(3): 118-125.
  • Ricote-Lobera I, Ortiz-Martín B, Fraile-Gil S, et al. Estabilidad de los medicamentos termolábiles ante una interrupción accidental de la cadena de frío. Farm Hosp.  2014;  38(3): 169-192.
  • Ríos Tejada F. Contraindicaciones y recomendaciones médicas para los viajes en avión. FMC - Formación Médica Continuada en Atención Primaria. 2008; 15(8): 489-498.
  • Steffen R, Amitirigala I, Mutsch M. Health risk among travelers-Need for regular updates. J Travel Med. 2008; 15 (3): 145-6.