Viajes tropicales: consejos preventivos

Quienes están pensando en realizar viajes tropicales este verano, deben tomar algunas precauciones para el cuidado de la salud. Sigue leyendo y conoce cuáles son.
Viajes tropicales: consejos preventivos
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 15 septiembre, 2021.

Escrito por Rafael Victorino Muñoz, 15 septiembre, 2021

Última actualización: 15 septiembre, 2021

Durante las vacaciones de verano, algunas personas deciden conocer otras latitudes y realizan viajes tropicales. Se llama así a aquellos que tienen por destino países ubicados entre los trópicos de Cáncer y de Capricornio.

Allí es donde se encuentran la mayoría de las naciones de África, Centroamérica, Sudamérica (con excepción de Argentina, Uruguay y Chile) y sudeste de Asia. Incluso algunos de Medio Oriente, como Omán, Yemen y parte de Arabia Saudita.

Estos viajes tropicales pueden constituir experiencias maravillosas, con paisajes únicos, patrimonios invaluables y ricas culturas ancestrales. Pero, por la otra parte, también entrañan un riesgo en las llamadas enfermedades tropicales, como el dengue, la fiebre amarilla o el paludismo.

¿Cuáles son las enfermedades tropicales?

Entre las enfermedades tropicales más comunes tenemos a las siguientes:

  • Malaria o paludismo: es causada por Plasmodium malariae y transmitida por la picadura del mosquito Anopheles. Puede ser mortal. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que hay más de 200 millones de casos en el mundo al año.
  • Dengue, chikungunya y zika: también se transmiten por las picaduras de los mosquitos. Se presentan con fiebres altas, temblores en el cuerpo, deshidratación y enrojecimientos de la piel. Son particularmente peligrosas en niños y mujeres embarazadas.
  • Leishmaniasis: causada por parásitos transmitidos por la picadura de moscas. Es más común la forma cutánea, sin embargo, la mucocutánea puede ser bastante grave y la visceral es mortal.
  • Otras enfermedades diarreicas: la llamada diarrea del viajero se presenta en personas que visitan destinos tropicales con pocas condiciones de salubridad. Se estima que las enfermedades diarreicas agudas (EDA) son la mayor causa de mortalidad infantil en el mundo.

No dejes de leer Enfermedades del viajero


Consejos para prevenir enfermedades en viajes tropicales

Al momento de organizar un viaje tropical, debes tener en cuenta algunas medidas. Recuerda que es mejor prevenir que curar.

1. Visita preventiva al médico

Es recomendable comenzar por una visita al médico de cabecera. Nos hacemos un chequeo general preventivo, algunos exámenes y vamos sobre sobre seguro, sin riesgos.

2. Precauciones con enfermedades crónicas

En el caso de personas con algún padecimiento crónico, además del respectivo control es recomendable que quienes vayan a viajar tengan a mano un informe médico actualizado. Asimismo, si sigues un régimen alimenticio, debes mantenerlo.

3. Medicamentos suficientes

Si sufres de alguna enfermedad, ya sea crónica o no, es necesario que lleves suficiente medicación para la ida, la estadía y el regreso. Incluso algo de más por los imprevistos.

Pastillas para un viaje tropical.
Es importante llevar pastillas de más en cualquier viaje, considerando posibles demoras.

4. Otras precauciones con los medicamentos

En algunos países a donde vayas en tus viajes tropicales, puedes encontrar restricciones con respecto al ingreso de fármacos. Por ende, debes acompañar los medicamentos con el respectivo informe y sus recetas.

5. Botiquín de primeros auxilios

Es conveniente que te proveas de un pequeño bolso con los artículos que deben estar en un botiquín de primeros auxilios. Esto incluye material para curar heridas y algunos medicamentos, como analgésicos o antihistamínicos. No es necesario llevarlo desde tu sitio de origen, ya que los puedes adquirir en el destino.

6. Uso de repelentes y sus precauciones

Debes proveerte de repelentes, ya que hay enfermedades tropicales transmitidas por los mosquitos. Los más efectivos son los que tienen dietil metil-toludamina; a menos que tengas alergia al DEET.

Úsalo sobre todo cuando vayas a estar al aire libre, pero evita aplicarlo cerca de las mucosas (ojos y boca). Si tienes niños pequeños, no dejes que ellos lo manipulen.

7. Perfumes atrayentes

Olvídate por un rato de tus perfumes, ya que ciertas fragancias pueden atraer a los insectos. Con respecto a las cremas y otros productos, usa los que tengan olores neutros o los que son sin aroma.

8. Ropa cómoda y protectora

La ropa que uses debe ser cómoda y que al mismo tiempo proteja la mayor parte de tu cuerpo. Es decir, manga larga y pantalón largo.

Usa las fibras naturales, como el algodón, ya que son más frescas. Lo mismo vale para los pijamas y la ropa de dormir.

9. Mosquiteras para dormir

En las cunas y carritos para bebés, así como en las camas, otra buena medida es colocar tela mosquitera. En algunos hoteles y posadas de destinos tropicales ya cuentan con ellos.

10. Bichos en la cama y la ropa

Antes de meterte en la cama, revisa bien el colchón, las almohadas y las sábanas, por si hay algún insecto. Lo mismo debes hacer con la ropa y los zapatos en las mañanas, antes de ponértelos.

11. Protección solar

Recuerda que en el trópico los rayos del sol inciden perpendicularmente. Dicho de otra manera, la radiación solar es más intensa. Por ello, en tus viajes tropicales no debe faltar el protector solar en la maleta.

La protección se complementa con gorros, sombreros o viseras, así como con gafas de sol. Y recuerda no exponerte al sol en las horas de mayor intensidad, entre las diez de la mañana y las dos o tres de la tarde.



12. Hidratación

El calor es mayor conforme te acercas al ecuador. Durante los viajes tropicales, también aumentan los riesgos de deshidratación. Por ende, debemos incrementar el consumo de líquido, así como de alimentos abundantes en agua.

13. Humectación

Cuando aumenta la temperatura, la piel también tiende a resecarse más rápido. Por ello, así como debes ingerir abundante líquido, es conveniente usar algún humectante dérmico.

14. Cuidado con la urticaria

En las personas que sufren de urticaria crónica, es muy importante tomar precauciones con respecto a prendas, calzado y exposición al sol. Ya que así como aumentan los síntomas alérgicos en verano, en el trópico también se intensifican.

15. Prevención de hongos

En lugares donde hay más calor y humedad, sudamos mucho. A propósito de los pies, durante nuestros viajes, el calzado que usemos debe ser tan cómodo como ventilado, para evitar la aparición de hongos.

16. Calzados para la selva

Debemos escoger el calzado según el destino: selva o playa. Cuando estemos en sitios montañosos o boscosos, lo ideal es usar botas altas de cuero cocido. Esto es para evitar las picaduras de insectos y, sobre todo, las mordeduras de serpientes.

17. Lavar bien frutas y verduras

De preferencia, no se deben consumir alimentos crudos. Pero en el caso de las frutas y vegetales, se deben pelar, lavar bien o poner a remojar en un poco en vinagre. No compres la fruta ya pelada o picada, sino entera y con cáscara.

18. Comidas exóticas

Aunque se vean y huelan tentadores, debes abstenerte de comer alimentos de venta ambulante; más aún si son crudos o semicrudos. Es oportuno señalar que el cólera se puede contraer por consumir mariscos, camarones, cangrejos y pescados crudos.

19. Agua potable y otros líquidos

Si bien es importante mantenerse hidratados, hay que tomar especiales precauciones con los líquidos. Solo se debe consumir agua mineral que venga en envases cerrados.

Lo mismo vale para los cubitos de hielo y otras bebidas. En el caso de las infusiones calientes, estas ofrecen un poco más de seguridad por la temperatura.

20. Baños en aguas contaminadas

Las inmersiones en ríos, lagos, represas, lagunas y otras masas de agua dulce puede ser peligrosa. Se pueden contraer enfermedades transmitidas por parásitos, como la esquistosomiasis.

21. Ducha y secado

Es conveniente ducharse con frecuencia para combatir los efectos de la sudoración por las altas temperaturas y el exceso de humedad. Pero en la misma medida, hay que secarse bien.

22. Animales domésticos y salvajes

Por más que veas lindo a algún animal, doméstico o salvaje, evita el contacto. Míralos desde lejos, tómales fotos si quieres, pero no los toques. Puede que los domésticos no tengan vacunas.

23. Precaución con las alergias

Si sufres de alergias, debes tomar precauciones adicionales con los ácaros en colchones y sábanas. Puedes usar cobertores aislantes. También procura ventilar los cuartos para que no se acumule humedad.

24. Prevención de enfermedades de transmisión sexual

Uno de los mayores riesgos de viajar es enamorarse; no del sitio, sino de alguna persona. Pero como nadie es inmune al amor, hay que tomar precauciones si conocemos a alguien que nos atraiga. El mejor medio conocido para prevenir la mayoría de enfermedades de transmisión sexual sigue siendo el preservativo.

25. Seguro médico

No escatimes en precauciones. El seguro del viajero es una importante inversión antes de emprender viajes tropicales. En caso de alguna eventualidad, por accidente o enfermedad, es bueno tener uno de amplia cobertura.

26. Otras precauciones

Si estás embarazada debes evitar viajes en los primeros y últimos meses. Sobre todo porque algunos medicamentos y vacunas pueden afectar el desarrollo del niño en gestación.

Embarazada en el avión.
Las precauciones se multiplican al viajar embarazada, sobre todo a destinos tropicales.

Vacunas para viajar a países tropicales

En algunos países es requisito indispensable de entrada el tener ciertas vacunas. Y es que algunas enfermedades, como las antes señaladas, aún persisten. Por lo tanto, cuando estés planificando tus viajes tropicales debes agendar tu cita para vacunarte.

Ahora bien, las vacunas varían según el lugar que vayas a visitar. Debes acudir ante un centro médico o consultar con un profesional para determinar los riesgos a los que estarás expuesto.

Dependiendo del país de destino y las enfermedades que predominan, las principales vacunas son las siguientes:

La cita para vacunación debe hacerse varias semanas antes del viaje.

Los viajes tropicales se disfrutan con seguridad

Es momento de vacaciones. Pensamos en un escape de la rutina, un destino paradisíaco, exótico, tropical. Mirar, aspirar los aromas, disfrutar comidas y música. Viajar es un placer y no tiene por qué dejar de serlo.

Pero para esto, debemos tomar algunas precauciones. Tal vez tantas recomendaciones puedan parecerte abrumadoras. Sin embargo, no tiene que ser un estrés prepararse para los viajes tropicales.

Algunas de estas medidas podemos comenzar a tomarlas desde antes. Por ejemplo, la mayoría de las vacunas son de larga duración; la de la fiebre amarilla solo requiere un refuerzo cada 10 años.

Te podría interesar...
7 medidas preventivas para disfrutar del verano sin poner en riesgo tu salud
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
7 medidas preventivas para disfrutar del verano sin poner en riesgo tu salud

El verano es una de las épocas más esperadas del año. Descubre cómo disfrutar del verano sin riesgos para la salud.



  • Andrus J, et al. La vacunología en América Latina: Un recurso para los gerentes de inmunización. Washington, D.C.: Instituto de Vacunas Sabin; 2018.
  • Gonzalez F,  Sordo M, Rowensztein G. Diarrea por rotavirus: impacto en un hospital de niños de Buenos Aires. Medicina Buenos Aires. 1999; 59: 321-326.
  • Nevot Falcó S, Gómez Galán C, Ferré Ybarz L. Reacciones adversas e hipersensibilidad a venenos de insectos, atrópodos y otros invertebrados. Protoc diagn ter pediatr. 2019; 2: 341-361.
  • Romero C, Mamani N, Halvorsen K, Iñíguez Volga. Enfermedades diarreicas agudas asociadas a rotavirus. Rev. chil. pediatr.  2007;  78(5): 549-558.
  • Valerio L, Sabrià M, Fabregat A. Las enfermedades tropicales en el mundo occidental. Medicina Clínica. 2002; 118(13); 508-514.