9 secretos para conseguir el cuerpo que deseas: ¡Ponlos en práctica!

11 Febrero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por Valeria Sabater
Más allá de ver estos consejos como una obligación para conseguir el cuerpo que deseas considéralos una forma de obtener un mayor bienestar general y ganar en salud.

Conseguir el cuerpo que deseas requiere, ante todo, voluntad y dedicación. Más que un esfuerzo debe convertirse en una actitud ante la vida donde el propósito sea el siguiente: mantener nuestro peso ideal con salud.

Asimismo, alcanzar esa figura soñada implica también asumir una perspectiva realista. La edad, el metabolismo y la constitución que tengamos determinará, sin duda, una imagen corporal concreta. Aceptar ese esquema corporal es lo primero. Más tarde, podemos llevar a cabo adecuados pasos para vernos mejor, para eliminar kilos que nos sobran y esas partes algo más flácidas.

Estrategias para conseguir el cuerpo que deseas

Para tener el cuerpo que deseas es necesario llevar una alimentación adecuada.

Perder peso con salud y disfrutar mucho más de nuestra belleza es posible si ponemos en práctica estos consejos. Son fáciles y, además, mejorarás en bienestar general.

1. Hemos de desayunar “bien”

Desayunar bien no significa salir de casa con un café, ni aún menos ayunar. Dejemos a un lado teorías erróneas o técnicas restrictivas de pérdida de peso.

  • El cuerpo ha estado 8 horas sin comer y para mantener un metabolismo estable hay que seguir unas rutinas. Si bien es cierto que el ayuno ha demostrado beneficios, en el caso de desayunar es óptimo un planteamiento saludable en cuanto a elección de alimentos.
  • El buen desayuno debe incluir fibra, vitaminas y, por supuesto, proteínas. Es decir, para conseguir el cuerpo que deseas es necesario no excluir nunca fuentes de proteínas como, por ejemplo, las procedentes de los huevos.
  • Otro punto esencial que hay que tener en cuenta sobre esta primera comida del día es que la avena es perfecta para mejorar la línea y la salud.

         ¿Qué tal si la combinamos con un poco de manzana y nueces?

Descubre también 7 beneficios increíbles de los mangos

2. Planifica tus comidas

Una forma de tener un buen control sobre lo que comemos es planificarlo con antelación. De este modo evitaremos errores como llegar a casa y “prepararnos lo primero que nos apetezca”.

  • No lo dudes: cómprate una agenda y empieza a establecer la dieta de la semana. Puedes consultar recetas sabrosas y originales con más tiempo.
  • Ten cuenta que comer y cenar temprano se asocia con un menor riesgo de sobrepeso, según un estudio publicado en Nutrients.

3. Sal de casa con una botella de agua en el bolso

 

No cuesta nada, y algo tan fácil como ir bebiendo pequeños sorbitos de agua a lo largo del día nos permitirá ir eliminando toxinas y depurar mucho mejor el organismo.

  • Si te animas, puedes incluso añadir un poquito de jugo de limón para potenciar sus beneficios y disfrutar de un sabor más agradable.

4. Reemplaza los granos refinados por los integrales

En nuestra lista de la compra incluiremos arroz y pasta integrales, pan de grano entero, como el de avena o centeno, y harina también integral si vamos a preparar algún postre. Este sencillo cambio en tu dieta favorecerá la salud y te ayudará a conseguir ese cuerpo que deseas. Vale la pena hacer el esfuerzo. Ten en cuenta que existen evidencias conforme la fibra genera saciedad, lo que reduce el riesgo de picar entre horas.

Descubre también “perder peso con legumbres es posible, te lo explicamos”

5. Sal a caminar media hora al día

 

A lo largo de tus jornadas seguro que puedes sacar entre media hora o una hora libre. Antes de relajarnos ante la televisor o de enfrascarnos con las tareas de casa, vale la pena calzarnos unas buenas zapatillas, ropa cómoda y salir a caminar.

Este ejercicio aeróbico mejorará la salud cardíaca y nos ayudará a perder peso. ¿Te animas a salir a caminar con tu grupo de amigos?

6. Sí a las grasas saludables

Nunca cometas el error de llevar a cabo una dieta restrictiva donde nos prohibamos todo tipo de grasas. Una dieta saludable debe incluir ácidos grasos monoinsaturados. Nos aportarán saciedad, cuidarán de la salud de nuestras arterias y aumentarán nuestros niveles de serotonina para mejorar el ánimo.

No dudes en consumir los siguientes alimentos:

  • Salmón.
  • Nueces.
  • Aceite de oliva.
  • Aguacate.
  • Almendras.
  • Semillas de lino.

7. Consume semillas de chía

Usar semillas de chía y avena puede ayudarte a bajar de peso.

Las semillas de chía te ayudarán a conseguir el cuerpo que deseas. Lo lograrán, en primer lugar, porque nos ayudan a acelerar el metabolismo. Asimismo, tampoco podemos olvidar las siguientes virtudes:

  • Son ricas en Omega 3.
  • Son antiinflamatorias.
  • Nos ayuda a combatir la celulitis y prevenir el envejecimiento prematuro.
  • Son saciantes.
  • La chía es también un excelente regulador del intestino.

8. Pequeños ejercicios de resistencia

Cada vez que tengas unos minutos libres, aprovéchalos. No importa que no tengas pesas en casa; a veces, la imaginación es el mejor recurso.

  • Nada como ponerte tu música preferida y subir escaleras. También puedes hacer flexiones, sostener pesos con los brazos, hacer sentadillas…

Si somos constantes los resultados se verán en poco tiempo.

Descubre qué dicen tus glúteos sobre tu salud

9. Dormir 8 horas diarias

Dormir cada día seis horas o menos tiene graves consecuencias. El metabolismo cambia; de hecho, incluso corremos el riesgo de desarrollar diabetes en caso de que nuestro insomnio se torne crónico.

  • Además, al dormir poco y sentirnos cansados, el cerebro pone en marcha sus centros de recompensa. Comer nos satisface y nos relaja, y de ahí que, poco a poco, acabemos subiendo de peso.
  • Estar una semana sin dormir las horas adecuadas hará que busquemos alimentos con alto contenido en carbohidratos para compensar ese déficit energético del cerebro.

Vigila las rutinas para conseguir el cuerpo que deseas

Así pues, no lo dudes: para conseguir el cuerpo que deseas debes seguir unos horarios estables.

Comer siempre a la misma hora, dormir 8 horas, practicar un poco de deporte y, ante todo, hacer de estas estrategias saludables nuestro modo de vida.

¡Vale la pena!

  • Rynders CA, Thomas EA, Zaman A, Pan Z, Catenacci VA, Melanson EL. Effectiveness of Intermittent Fasting and Time-Restricted Feeding Compared to Continuous Energy Restriction for Weight Loss. Nutrients. 2019 Oct 14;11(10):2442.
  • Lopez-Minguez J, Gómez-Abellán P, Garaulet M. Timing of Breakfast, Lunch, and Dinner. Effects on Obesity and Metabolic Risk. Nutrients. 2019 Nov 1;11(11):2624
  • Warrilow A, Mellor D, McKune A, Pumpa K. Dietary fat, fibre, satiation, and satiety-a systematic review of acute studies. Eur J Clin Nutr. 2019 Mar;73(3):333-344