¿Qué es el ácido erúcico y por qué está regulado su consumo?

La presencia de ácido erúcico en los alimentos está regulada, pues ha demostrado ser dañino en animales. Por el momento, no se han observado efectos negativos en humanos, aunque es preferible ser prudentes.
¿Qué es el ácido erúcico y por qué está regulado su consumo?
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa el 30 agosto, 2021.

Última actualización: 30 agosto, 2021

Las grasas monoinsaturadas y el aceite de oliva en concreto son muy conocidos por sus efectos positivos en la salud. Sin embargo, existen otros ácidos grasos de la misma familia que generan dudas acerca de su seguridad alimentaria. Este es el caso del ácido erúcico.

La alerta se produce tras observar daños cardíacos en animales. Sin embargo, no existe evidencia que produzca los mismos efectos nocivos en los humanos. Aunque es preferible ser prudentes con su consumo, sobre todo en los grupos de edad inferiores a los 10 años.

En el siguiente artículo puedes descubrir de qué compuesto hablamos, dónde se encuentra el ácido erúcico y que dicen las autoridades competentes sobre su consumo y regulación.

¿Qué es el ácido erúcico?

El ácido erúcico debe su nombre al término latín eruca. Se trata de un género de plantas de la familia Brassicaceae, a la que pertenecen la colza, la mostaza, las coles de Bruselas y el brócoli.

En concreto, estamos delante de un tipo de ácido graso omega 9, el mismo grupo al que pertenece el ácido oleico, abundante en el aceite de oliva. Su nombre químico es ácido 13-docosenoico o ácido 22:1 (n-9). Por su composición, se trata de un tipo de grasa monoinsaturada.

Los ácidos grasos son un tipo de molécula que forma parte de los lípidos. En el organismo son importantes pues forman parte de las membranas celulares y tienen una función energética. Además, regulan algunos procesos, como la temperatura corporal, la coagulación sanguínea, la contracción muscular o la secreción de hormonas.

Algunos de los beneficios de los ácidos grasos monoinsaturados están relacionados con la salud cardíaca, el peso corporal y la diabetes. Las recomendaciones de los expertos son aumentar su consumo como fuente principal de lípidos, junto con los ácidos grasos poliinsaturados (como los omega 3 y los omega 6).

Coles de Bruselas.
La familia a la que pertenecen las coles y el brócoli es reconocida por sus efectos beneficiosos en la salud humana.


¿Por qué se regula su consumo? Posibles efectos perjudiciales

Las preocupaciones alrededor de los perjuicios que puede conllevar la ingesta de ácido erúcico derivan de estudios en animales. Por el momento, no existen análisis y estudios específicos en humanos que demuestren los mismos efectos nocivos.

Como indican los datos de la Agencia Catalana de Seguridad Aliementaria, la principal preocupación deriva de una exposición crónica y prolongada a este tipo de ácido. En la actualidad, no se han conocido efectos tóxicos de una exposición aguda y parece ser que el principal órgano afectado es el corazón.

Las pruebas en ratas y cerdos muestran que la ingesta de aceites con ácido erúcico provoca una acumulación de grasa en el miocardio. Esta afectación se conoce como lipidosis miocárdica y es un problema transitorio y reversible. Además, se conoce que es más grave en los individuos más jóvenes.

Como consecuencia, se puede ver afectada la capacidad y la fuerza de contracción del músculo del corazón. Además, también se han observado otro tipo de lesiones cardíacas en ratones, generadas por la capacidad oxidativa del ácido.

El motivo por el que esto sucede podría ser la dificultad del hígado y el miocardio para oxidar este tipo de ácidos grasos de cadena larga. Los humanos cuentan con un metabolismo de las grasas distinto al animal. Por esta razón, la afectación también es diferente.

Dónde se encuentra el ácido erúcico

Este tipo de ácido graso omega 9 está presente de forma abundante en algunas semillas de la familia de las brasicas, como la mostaza o la colza. En muchos países, el aceite de colza es de uso habitual para aliñar, cocinar y freír.

Debido a sus posibles efectos negativos, se han realizado esfuerzos para obtener semillas con bajo contenido de ácido. La canola (variedad de colza de Canadá) contiene menos de un 2 %. La australiana, menos de un 0,3 %. Además, la industria alimentaria suele usarlo también en la elaboración de margarinas, bollería (galletas, pasteles) y leches infantiles.

De forma natural, también se encuentra presente en algunos pescados y mariscos, pero existen problemas para determinar su presencia y las cantidades exactas. Los resultados de un análisis realizado por el Instituto de Investigaciones Marinas de Noruega muestran que las variedades y las partes más grasas de pescado contienen cantidades más altas de ácido erúcico.

Las cifras más notorias se han hallado en fletán, salmón, arenque, espadín y caballa. En general, se sitúan alrededor de los 220-340 miligramos por 100 gramos de alimento. En los pescados de piscifactoría se han encontrado tasas más altas.

Qué dice la normativa vigente

En el año 2016, la Comisión Europea encargó a la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria una opinión científica sobre los efectos en la salud humana del ácido erúcico. Este encargo se realizó a raíz de las posibles reacciones adversas ocasionadas por este tóxico alimentario.

Este panel de expertos estableció en el documento unos niveles máximos tolerables de ingesta (IDT) de 7 miligramos por kilo de peso corporal al día, con un nivel sin efecto adverso de 0,7 miligramos diarios por kilo de peso.

Los datos muestran quelas ingestas medias de la población general no superan el valor de seguridad. El riesgo mayor se encuentra en el grupo de niños menores de 10 años. Sobre todo aquellos con una exposición habitual a los alimentos con más presencia del ácido.

Por este motivo, en el año 2019, la Comisión Europea rebajó el contenido máximo permitido de ácido erúcico en leches infantiles de fórmula y preparados de continuación. Además, también se evalúa la posibilidad de regular las cantidades máximas permitidas en productos manufacturados con aceites vegetales añadidos.

Asimismo, la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA) clasifica como un alimento seguro el aceite de colza con contenido bajo en ácido erúcico (o aceite de canola). Este es inferior al 2 % del contenido total en ácidos grasos y se permite su uso como aceite y grasa comestible en alimentos, excepto en los preparados para lactantes.

Leches infantiles con ácido erúcico.
Las autoridades internacionales limitan la presencia de ácido erúcico en las leches infantiles.


Esto es lo que debes tener en cuenta sobre el ácido erúcico

Hasta el día de hoy, no existen datos que demuestren que el ácido erúcico en la dieta pueda causar efectos adversos en los humanos. Del mismo modo, no se puede relacionar la lipidosis miocárdica con una necrosis en el tejido del corazón.

Sin embargo, las dudas acerca de las consecuencias de una posible exposición elevada siguen existiendo. Por este motivo, las autoridades competentes en seguridad alimentaria han desarrollado diferentes normativas para regular su presencia.

Los aceites de colza y canola del mercado son seguros, pues cumplen con estas regulaciones. Sin embargo, es recomendable evitar el consumo de margarinas y otros productos alimentarios que puedan contener grasas vegetales añadidas.

Te podría interesar...
¿Qué aceite consumir en tu cocina?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué aceite consumir en tu cocina?

¿No sabes qué aceite consumir en tu cocina? ¿Sabías que algunos aceites pueden ser perjudiciales? Descubre cuál es la mejor opción para tu dieta y ...



  • Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria. Ácido erúcico. Octubre 2019. Generalitat de Catalunya.
  • Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria. Ácido erúcico, un contaminante presente en aceites y grasas vegetales. Agosto 2019. Generalitat de Catalunya.
  • Bundesinstitut für Risikobewertung. Erucic acid: BfR endorses proposed maximum levels, but foods with added fats will should be restricted too. Diciembre 2018.
  • European Food Safety Authority (EFSA). Erucic acid in feed and food. The EFSA Journal. Setiembre 2016. 14(11). 4593.
  • European Food Safety Authority (EFSA). Erucic acid a possible health risk for highly exposures children. The EFSA Journal. Noviembre 2016.
  • Sissener N, et al. Erucic acid (22:1n-9) in fish feed, farmed, and wild fish and seafood products. Nutrients. Octubre 2018. 10(10): 1443.
  • U.S Food and Drug Administration (FDA). Code of Federal Regulations Title 21. Abril 2020. US Department of Health and Human Services.
  • Vannice G, Rasmussen H. Position of the Academy of Nutrition and Dietetics: dietary fatty acids for healthy adults. Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics. Enero 2014. 114(1):136-153.