Alimentos que ayudan a regular la tiroides

Llevar una dieta adecuada es fundamental para mejorar el funcionamiento de la tiroides y la calidad de vida.
Alimentos que ayudan a regular la tiroides

Escrito por Daniela Echeverri Castro, 17 enero, 2015

Última actualización: 12 diciembre, 2020

La tiroides es una glándula ubicada en el cuello que participa en la producción de hormonas, especialmente de tiroxina (T4) y triyodotironina (T3). Estas hormonas regulan el metabolismo basal y afectan al crecimiento y grado de funcionalidad de otros sistemas del organismo.

Cuando sufrimos algún tipo de trastorno en la tiroides, como el hipertiroidismo o hipotiroidismo, es necesario llevar una dieta especial, puesto que la alimentación desempeña un papel muy importante a la hora de ayudar a regular el funcionamiento de la tiroides.

Alimentos para regular el hipertiroidismo

Se dice que una persona padece de hipertiroidismo cuando su glándula tiroides está muy estimulada y produce más hormonas de las que debería producir en un estado normal.

Como consecuencia de este exceso de hormonas, se puede generar un estado de catabolismo en el organismo y, a su vez, la pérdida de peso y de masa muscular. En estos casos, la alimentación debe ser sobre todo energética y, por supuesto, equilibrada.

1. Lácteos

lácteos

Es aconsejable consumir leche, yogur y queso, puedes variar empleando diferentes recetas. Es posible preparar una leche enriquecida utilizando yogur, leche condensada y leche en polvo entera. El resultado lo puedes utilizar en tus batidos de fruta, postres, purés o para comer con cereales.

Consulta con el nutricionista sobre cómo te puede resultar más conveniente utilizar la leche o el yogur para darle mejor sabor a tus batidos e incluye queso en las ensaladas, las sopas, la pasta, o las tortillas.

2. Alimentos proteicos

Son aconsejables los huevos, carnes y pescados. Una buena opción es cocer un huevo y trocearlo en ensaladas, pasta, sopas o verduras. Esto mismo puedes hacer con las carnes y pescados, en pequeñas porciones.

3. Aceites y grasas

Utiliza nata, crema de leche, aceite de oliva y otras fuentes de grasas saludables, como son los frutos secos y otros alimentos.

4. Frutos secos

Frutos secos recomendados para dormir mejor.
Los frutos secos en cantidades pequeñas, como puñados, pueden consumirse a la noche antes de dormir.

Es muy recomendable incrementar el consumo de frutos secos agregándolos a las ensaladas, guisos, batidos o consumiéndolos directamente.

5. Azúcar, miel, pan y galletas

Consume estos alimentos en cantidades moderadas, le puedes agregar azúcar o preferiblemente miel, a tus batidos de fruta, zumos, leche o postres. El pan y las galletas (integrales) los puedes consumir en el desayuno o la merienda.

Alimentos para regular el hipotiroidismo

El hipotiroidismo es un trastorno en la glándula tiroides que se produce cuando hay una disminución en la producción de hormonas tiroideas. Esta dolencia suele venir acompañada de síntomas como fatiga, cansancio, caída del cabello, somnolencia y puede llegar a producir sobrepeso u obesidad.

En este caso, es muy importante acudir a un especialista, pues él es el único que puede supervisar el tratamiento, así como una dieta específica. En estos casos hay que tener una dieta equilibrada que incluya alimentos de todos los grupos lácteos, verdura cruda o cocida, fruta, alimentos proteicos, y cereales.

Al tratarse de una alimentación equilibrada y de un trastorno más difícil de regular, quienes padecen hipotiroidismo deben utilizar formas de cocinado como la plancha, el horno, el hervido, el vapor o el papillote. A su vez, deben evitar en lo posible los fritos, rebozados, guisos, empanados y conservas en aceite.

1. Alimentos ricos en fibra y pobres en grasas

Consume carnes magras, como pollo, ternera, pavo y conejo. Además, incluye en tu dieta pescado blanco y azul, y huevos. Todos estos alimentos se deben consumir en porciones reducidas, preferiblemente de 3 a 4 veces por semana.

2. Frutas y verduras

Incrementa el consumo de verduras y frutas, especialmente aquellas que se consumen crudas. Además incluye los cereales y féculas en porciones moderadas.

3. Lácteos y azúcares

En cuanto al consumo de lácteos, estos deben ser leche, yogures y quesos desnatados. A su vez, en lugar de azúcar debes emplear miel o estevia. Las comidas se deben distribuir entre 4 y 5 al día, y no se debe saltar ninguna.

Ejercicio físico: el complemento perfecto

El ejercicio físico regular también es esencial para mejorar tanto el hipertiroidismo como el hipotiroidismo. Caminar, correr, subir escaleras, montar en bicicleta, hacer ejercicios de fuerza o una sesión de zumba, son algunas de las opciones que puedes elegir para mantenerte activo y sano.

De acuerdo con un estudio publicado en la Revista Cubana de Investigaciones Biomédicas, “tanto el ejercicio aeróbico como de resistencia afecta disminiyendo los niveles de la T4 y T3, pero cuando se realiza actividad física intensa, el tiempo de recuperación de los valores hormonales normales es mayor”.

Consulta con tu médico cuáles serían las opciones más adecuadas para tu caso. Esto es en parte porque la actividad física es capaz de influir positivamente en la calidad del sueño y la mayor o menor segregación de hormonas tiroideas, entre otros aspectos importantes.



  • Catabria, U. de. (2001). Glándula Tiroides. https://doi.org/10.1210/jcem.84.2.5444
  • Toribio, R. E., & Duckett, W. ?. (2004). Glándula tiroides. Medicina Interna Equina, Vol. 2.
  • Hernández, F. (2015). Fisiología De Las Glándulas Tiroides Y Paratiroides. Libro Virtual de Formación En ORL.
  • Rayman MP. Multiple nutritional factors and thyroid disease, with particular reference to autoimmune thyroid disease. Proc Nutr Soc. 2019 Feb;78(1):34-44. doi: 10.1017/S0029665118001192. Epub 2018 Sep 13. PMID: 30208979.