¿Cuál es la diferencia entre dieta y régimen alimentario?

La palabra "dieta" no es sinónimo de pasar hambre. Tampoco lo es un régimen alimentario. Te explicamos de qué se tratan ambos conceptos.
¿Cuál es la diferencia entre dieta y régimen alimentario?
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 22 julio, 2022

Muchas personas asocian la palabra “dieta” y “régimen alimentario” como sinónimos de restricciones en la alimentación. Pero nada más lejos de la realidad; ambos conceptos no se refieren a lo mismo ni significan que se pasará hambre.

Aunque están relacionados, la dieta se vincula más a los hábitos de alimentación y el régimen alimentario a la transformación de esos hábitos y a la selección de los productos.

Te sorprenderás cuando descubras que todos hacemos o hemos hecho una dieta, pero una menor proporción de las personas llevan a cabo un régimen alimentario. Además, este último debe ser conducido por profesionales.

¿Qué es una dieta?

Para estar más claros con la definición, usaremos como referencia a la Real Academia Española. Dieta es el conjunto de sustancias que regularmente se ingieren con los alimentos. En otras palabras, está conformada por nuestra alimentación habitual y, por lo tanto, es parte del estilo de vida.

En la dieta se abarcan todos los alimentos que se ingieren al día, sin importar el tipo, la calidad, la cantidad o si son saludables. Existen factores biológicos, familiares y socioculturales que la definen.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los aspectos culturales son de gran relevancia. Cada sociedad puede tener una dieta arraigada a sus costumbres religiosas o a ciertos aspectos económicos.

Por ejemplo, una dieta puede ser considerada normal para una sociedad, mientras que para otra será inaceptable. Los crustáceos y los mariscos se consideran alimentos valiosos en Europa y América del Norte, pero resultan repulsivos en África y Asia. Los franceses comen carne de caballo, pero los ingleses no lo hacen.

Comida familiar.
La dieta tiene un componente cultural que la define y que determina los ingredientes más populares para cada zona geográfica.


¿Qué es un régimen alimentario?

Un régimen alimentario lo podemos conceptualizar como una dieta modificada y ajustada a necesidades y requerimientos individuales. Es decir, podemos restringir la dieta en cantidad y calidad de los alimentos que la conforman.

Con los regímenes alimentarios, las personas no solo cumplen objetivos específicos, como aumentar la masa muscular, sino que también pueden vivir de una forma más saludable.

Diferencias entre dieta y régimen alimentario

Las principales diferencias entre dieta y régimen alimentario tienen que ver con el objetivo de la alimentación, la población a quien se dirigen, la duración y quién lo planifica.

Objetivo

El objetivo que persigue la dieta es alimentar a las personas, de acuerdo a las costumbres, los hábitos, la religión, los gustos y las preferencias, entre otros factores.

En el caso del régimen alimentario, el objetivo es realizar cambios y ajustes en la dieta habitual. Para esto deben participar profesionales de la salud que, de ser necesario, aplicarán una serie de restricciones.

El objetivo puede variar en los regímenes. Por ejemplo, se elaboran planes diferenciados para bajar de peso, mejorar los hábitos de alimentación, aumentar la masa muscular o permitir el crecimiento del niño.

Otros objetivos pueden ser ajustar los nutrientes durante el embarazo o en la práctica de un deporte, así como prevenir o tratar ciertas enfermedades. Las patologías más abordadas con regímenes son las siguientes:

A quién va dirigido

La dieta va dirigida a cualquier persona que lleve una vida social y familiar, sin distinguir edad, condición social, peso o talla, entre otras características.

El régimen alimentario está adaptado a ciertas características individuales y a los requerimientos de energía y nutrientes. Se toma en cuenta la edad, el peso, las actividades diarias, las enfermedades y las condiciones fisiológicas, como embarazo y lactancia.

Duración

Si lo decides, la dieta puede ser para toda la vida. No hay un límite de tiempo. Pero el régimen puede ser temporal, ya que se atiende un objetivo en particular.

Sin embargo, el régimen alimentario también puede hacerse ilimitado en el tiempo cuando se transforma la dieta habitual en un estilo de alimentación saludable. Para lograrlo, la dieta debe ser suficiente, variada, equilibrada, adecuada y segura para la salud.

Alimentos saludables.
El régimen se vuelve dieta cuando se convierte en un hábito de vida para cuidar la salud a largo plazo, con alimentos que resultan más óptimos que otros para el cuerpo.

Quién participa

En las dietas solo participa el grupo familiar en cuanto a la selección de los alimentos ajustados a los hábitos de consumo. Por otro lado, en el régimen alimentario participan profesionales o especialistas en salud, como médicos, nutricionistas, psicólogos, orientadores e incluso trabajadores sociales.



¿Por qué es importante diferenciar ambos conceptos?

El hecho de diferenciar los conceptos de dieta y de régimen alimentario nos permite aclarar que el primero forma parte del estilo de vida de cada persona. Se evita la confusión de relacionar la dieta de forma negativa con la restricción de alimentos.

En el régimen alimentario sí se restringen productos cuando se tratan ciertas enfermedades o el sobrepeso y la obesidad. También se incluye en esta definición la transformación de la dieta a un plan más saludable.

Te podría interesar...
Los mejores quesos para la dieta del deportista
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Los mejores quesos para la dieta del deportista

Cuando se es deportista, se debe tener una dieta que incluya quesos. Por eso hay que estar pendiente de las propiedades de cada variedad.