Cómo aliviar y prevenir el dolor de dedos cuándo eres aprendiz de guitarra

Rafael Victorino Muñoz·
14 Abril, 2021
Cuando estés aprendiendo a tocar guitarra experimentarás un poco de dolor de dedos. Sigue leyendo para conocer cómo aliviarlo y cuál es su causa.

La guitarra es uno de los instrumentos más populares del mundo. Sin embargo, requiere de un proceso de aprendizaje durante el que se puede llegar a sentir cierta frustración, debido al dolor de dedos que experimentan los principiantes.

Como en toda acción que realizamos por primera vez, el cuerpo debe adaptarse a la misma. Así, al iniciarse en el arte de la guitarra, el ejecutante sentirá molestias en la yema de los dedos, debido a la aparición de callos.

Lesiones comunes al tocar guitarra

La guitarra no es un instrumento que tenga una muy buena ergonomía. Por ello, se requiere de un período de adaptación, no solo para aprender a tocarla, sino para encontrar una posición que no maltrate al ejecutante.

Para comenzar debemos observar la correcta postura al sentarse, con miras a evitar dolores de cuello, espalda o cintura. No es extraño que se presenten, entre los guitarristas, diversos tipos de lesiones en la muñeca, el codo o el antebrazo.

Entre los diferentes tipos de lesiones que sufren los guitarristas cabe mencionar a las siguientes:

En todos estos casos se puede presentar tensión, inflamación, dolor, entumecimientos, pérdida de flexibilidad en mano y dedos, incluso propagación de la dolencia a cuello y espalda. Y, por supuesto, se afecta la práctica o aprendizaje del instrumento.

Niño aprende a tocar la guitarra.
A cualquier edad se puede comenzar a aprender a tocar la guitarra, aunque los niños tienen mayor facilidad.

No dejes de leer: Tendinitis: tipos y tratamiento.

¿Cuál es la causa del dolor de dedos al tocar guitarra?

Si estás iniciando el aprendizaje de la guitarra, seguro lo has sufrido y sabes de qué estamos hablando. Definitivamente, el dolor de dedos es un mal necesario cuando quieres convertirte en guitarrista.

Ahora bien, la pregunta es por qué te duelen los dedos al tocar este instrumento. La primera razón es más que obvia, ya que no estamos acostumbrados a presionar cuerdas.

En segundo lugar, según un estudio, cuando se toca un instrumento de cuerda el contacto repetitivo puede causar un traumatismo cerrado. En este caso, en el tejido de la punta de los dedos, que es blando. De esta manera, la presión constante hace que se desgaste la capa superior de la piel, quedando expuesta la dermis, más sensible.

Los movimientos isotónicos de los dedos también pueden afectar los tendones, ya que se requiere una contracción muscular y articular y cierto esfuerzo. En ambas situaciones se puede presentar dolor en los dedos.

Presionar las cuerdas demasiado fuerte causará dolor en los dedos, tanto en la punta o yema como en los tendones y articulaciones. Para un principiante, puede ser difícil determinar qué tanta fuerza ejercer.

Por otra parte, las cuerdas de metal lesionan más los dedos que las de nylon. Asimismo, si las cuerdas están muy tensas, los dedos deben presionar más para que se produzca un sonido limpio.

¿Cuánto tardan en formarse los callos?

El dolor en la yema de los dedos es casi un rito de iniciación para los guitarristas aprendices. Con el tiempo, estas contusiones sanan, convirtiéndose en callosidades que permitirán tocar sin sentir molestia.

En promedio, puede tomar de 15 días a un mes que se formen callos en la yema de los dedos. Esto depende, a su vez, de diversos factores, como cuántos días a la semana toca la persona, el tipo de guitarra, el tipo de cuerda y la técnica.

Por último, si la persona es un guitarrista experto y deja de ejecutar por un tiempo, el proceso de formación de los callos le toma menos tiempo una vez que retoma.

No dejes de leer: Tratamiento médico para las callosidades.

Consejos para prevenir el dolor de dedos al aprender guitarra

Si bien los callos son beneficiosos a la larga, mientras se forman son una verdadera tortura para el principiante. Esto puede llevar a algunos a pensar en abandonar el instrumento.

En este sentido, el dolor en los dedos al aprender a tocar guitarra es inevitable, pero no tiene por qué ser insoportable. He aquí unos consejos para prevenirlo o atenuarlo lo más posible.

1. Duración de la sesión

Es aconsejable, cuando estás comenzando, que dividas las sesiones de práctica, de modo que sean periodos cortos de tiempo de 5 a 10 minutos de duración.

Puedes mantenerte así las primeras dos semanas. Luego sentirás un poco menos de dolor y podrás aumentar la duración y la frecuencia a 15 minutos, 3 veces al día.

Incluso para los guitarristas expertos es recomendable descansar cada cierto tiempo, entre sesiones de ensayos, para evitar afecciones en dedos y muñeca, como tendinitis u otras.

2. Presiona ligeramente las cuerdas

Al momento de practicar, si no estás rodeado de público, ejerce la menor cantidad de presión posible. En los ensayos o si das conciertos puedes usar  más fuerza si lo requieres.

Por otra parte, cuida el agarre en la parte posterior del mástil. A menudo el exceso de tensión es por la mala posición de la muñeca y la presión del pulgar detrás.

3. Utiliza cuerdas de nylon

Se sabe que no es la misma sonoridad, dependiendo de lo que quieras tocar. Sin embargo, como aprendiz, es recomendable que comiences con las de nylon hasta que tengas callos, para que no sientas tanto dolor.

Recuerda también que las cuerdas viejas y corroídas desgastan las yemas, en tanto que las nuevas permiten deslizar mejor. Así que cámbialas si ya se ven oxidadas.

4. Mantén cortas las uñas

Si eres derecho, las de la mano izquierda, y viceversa. Mantén cortas las uñas de la mano que usas para pisar las cuerdas y producir los acordes.

De esa manera, la yema presiona mejor hacia abajo para un sonido limpio. Así también se reducirá el dolor y no tocarás accidentalmente otra cuerda que no deseas.

5. No toques con las manos húmedas

Cuando has permanecido mucho tiempo en el agua, al bañarte o estar en una piscina, la piel húmeda se reblandece un poco. De tocar así puedes afectar las callosidades formadas, resquebrajando y abriendo la piel.

Además, los dedos mojados resbalan sobre las cuerdas, por lo que se debe incrementar la presión, con las consecuencias que ello acarrea.

6. Ayuda a tus callos

También, si la persona lo desea, se puede acelerar la formación de callos mediante la aplicación de algunas técnicas, como tamborilear. Siempre y cuando esto no le produzca otras lesiones o más dolor.

Eso sí, evita golpear muy fuerte o sobre una superficie muy dura. Lo recomendable es una tarjeta de plástico (como la de crédito) o una mesa de madera con mantel.

7. El mantenimiento de tu instrumento

Si el mástil está arqueado o el puente muy alto, las cuerdas estarán más tensas y se requerirá, a su vez, mayor presión. Es importante que la guitarra esté bien calibrada. Llévala al taller de instrumentos musicales y que hagan los arreglos necesarios.

Mujer cantando mientras aprende a tocar la guitarra.
La guitarra es un instrumento no tan ergonómico. Por eso hay que cuidar las posiciones para no favorecer las lesiones.

Cómo aliviar el dolor de dedos al tocar guitarra

Cuando estás aprendiendo a tocar guitarra, lo aconsejable es que no sigas tocando si sientes los dedos doloridos, ya que el daño al tejido blando empeora.

No debes permitir, bajo ninguna circunstancia, que las yemas se rompan y tengas heridas abiertas o ampollas. Esto te obligaría a detenerte para esperar que se curen y retrasará el proceso de formación de callos.

En caso de requerirlo, usa algún anestésico natural, como el vinagre de sidra de manzana, sumergiendo los dedos en un vasito con este producto durante 1 minuto después de tocar.

También ayuda el usar compresas frías, alternando con agua tibia, así como el agua tibia con sal y frotar con alcohol. Recuerda que si vas a volver a tocar debes secar bien las manos.

Identifica el tipo de dolor que sufres al aprender guitarra

Si bien cuando estás comenzando el aprendizaje de la guitarra es algo normal el dolor de dedos, no debe tomarse a la ligera, ya que puede convertirse en un problema más serio.

Esto no significa que debas dejar de tocar, al menos no de manera definitiva. Si te duelen los dedos, toma descansos, practica menos por unos días y dale a la yema tiempo para recuperarse y endurecerse.

Si sentimos dolor al tocar la yema de los dedos, es un asunto de callos o de falta de los mismos. Pero si experimentamos dolor cuando ponemos los dedos en forma de garra, se trata de otro tipo de lesión.

Debes prestar atención a esto, pues si el dolor está en tus manos necesitas mejorar la posición o el agarre. Pero si persiste o lo experimentas en las manos, muñeca, codo u hombro, es un signo de un problema más grave.

  • Barba, V. Quiero tocar la guitarra. Missouri: Melbay, 2013.
  • Evans, R. Cómo tocar la guitarra. Madrid: EDAF, 2009.
  • Freeman DB. Corns and calluses resulting from mechanical hyperkeratosis. Am Fam Physician. 2002; 65(11): 2277-1180.
  • Lee H-S, et al. (2013). Musicians' medicine: Musculoskeletal problems in string players. Clin Orthop Surg. 2013 Sep;5(3):155-160.Martín A, Escalera B, Flores E. Callos y callosidades: tipos y tratamientos. Acofar. 1994; 322: 24-27.
  • Ramírez MA, Means K. Digital soft tissue trauma: A concise primer of soft tissue reconstruction of traumatic hand injuries. Iowa Orthop J. 2011; 31: 110–120.
  • Sánchez-Padilla M, Bayo-Tallón V, Esquirol-Caussa J, Guerrero-Forteza E, López-Iglesias I, Salas-Gómez D. Incidencia de lesiones en profesionales de la guitarra clásica. Fisioterapia. 2013; 35(6): 243-251,
  • Sheibani-Rad S, et al. (2013). Hand disorders in musicians: The orthopaedic surgeon's role. Bone Joint J. 2013; 95-B(2):146-50.
  • Singh D, Bentley G, Trevino SG. Callosities, corns, and calluses. BMJ. 1996; 312(7043):1403-1406.