¿Por qué añadir un ajo en la leche antes de dormir?

Ángela Aragón·
19 Noviembre, 2020
En la medicina tradicional esta planta aromática tiene un gran protagonismo. Añadir un ajo en la leche antes de dormir es uno de los remedios más desconocidos, pero más eficaces

Beber un poco de leche caliente antes de ir a dormir es un ritual que mucha gente tiene desde su infancia. Ahora, añadir un ajo en la leche y tomarlo antes de ir a dormir es una alternativa que muchas personas se han animado a probarlo para lograr un buen descanso nocturno.

Las bebidas tibias o calientes promueven la relajación, por ello, ese vaso de leche, esa taza de té pueden caerte muy bien un par de horas antes de irte a la cama. Pero, ¿y qué hay de la leche con ajo? Bien, aparte del respectivo aporte de calcio de la leche, obtienes varios antioxidantes gracias al ajo.

¡A continuación te explicamos sus beneficios!

Beneficios de añadir un ajo en la leche antes de dormir

Leche de arroz vegana.

Aún cuando dormimos, el cuerpo sigue funcionando, aunque de manera distinta a cómo lo hace durante el día. En líneas generales, podemos decir que realiza un proceso de regeneración que resulta fundamental para tener energía al día siguiente y nos desenvolvamos como queremos, entre otras cuestiones.

Por esto mismo es que se recomienda limpiarse bien la cara antes de dormir y aplicarse una crema hidratante acorde al tipo de piel para que pueda lucir bonita y sana día siguiente.

Esto explica por qué es tan importante cenar pronto y ligero, así como también realizar un buen ritual de sueño: bajar las luces, ajustar la temperatura de la habitación, darnos un baño caliente, ponernos una pijama cómoda, bajar el volumen de los dispositivos o directamente apagarlos, etcérera.

Ahora, ¿por qué incluir un diente de ajo en la leche podría complementar este ritual?

1. Facilita la digestión

A veces cenamos alimentos que nos cuesta digerir o simplemente comemos mucho más de lo que deberíamos, lo que afecta directamente la calidad del descanso. Por esto mismo, además de evitar comer de más y tomar alimentos de digestión lenta, debemos intentar buscar opciones que faciliten la digestión.

Según las abuelas, incluir un ajo en la leche antes de dormir puede ayudar a hacer la digestión y a tener un sueño reparador. Pero advierten que la bebida siempre ha de consumirse tibia o caliente, ya que de lo contrario, no se obtendrían los mismos resultados.

Tomar un ajo en la leche antes de dormir es una herramienta excepcional para sobrellevar las comidas pesadas y tener un sueño más tranquilo y reparador.

Lee: Beneficios de poner un diente de ajo bajo la almohada

2. Puede ayudar a mejorar la circulación 

Hoy en día ya no es raro relacionar ciertos alimentos -ricos en antioxidantes- con una mejor salud cardiovascular. Uno de los más populares sigue siendo el ajo, cuya composición ha resultado motivo de estudio durante años.

De acuerdo con los expertos de la Fundación Española del Corazón, “el ajo podría reducir los niveles de colesterol total y triglicéridos, y sostienen que una terapia con ajo podría ser beneficiosa en pacientes con riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares”.

¿Cómo tomar ajo en la leche antes de dormir?

Servir un vaso de leche

La leche de ajo tiene cierta similitud con la bebida más famosa de la medicina ayurveda: la leche dorada, que contiene un poco de cúrcuma y miel. La receta vendría a ser la siguiente:

Ingredientes

  • 3 dientes de ajo pelados
  • 1 vaso de agua (250 ml)
  • 2 vasos de leche o bebida vegetal (500 ml)

Preparación

  • En primer lugar, limpia los ajos. Puedes dejarlos enteros o laminados, según prefieras.
  • A continuación, pon una olla con agua a hervir. Cuando alcance su punto de ebullición, agrégale los ajos pelados y deja que se cuezan unos minutos.
  • Aparte, pon a calentar la leche y mantente removiéndola para que no se queme. Si alcanza su punto de ebullición, apaga la hornilla y pasa la leche caliente al recipiente con agua y ajo.
  • Espera a que se reduzca un poco el líquido. No remuevas.
  • Una vez se haya reducido un poco, apaga la hornilla y deja enfriar el líquido hasta alcance una temperatura apta para el consumo.
  • Sirve y bebe con calma, unas dos o tres horas antes de irte a dormir.

Recomendación

Es posible que al principio el sabor no sea muy de tu agrado. Para disimularlo, puedes añadir un toque de miel a la bebida o un poco más de leche (no demasiada, ya que la idea no es que luego tengas que levantarte varias veces en la noche a orinar).

Si consigues superar este inconveniente, podrás disfrutar la bebida y aumentar tu bienestar a corto y a largo plazo.

  • Juliette Goggin, Abi Righton. Cosmética casera : recetas naturales para el rostro, el cuerpo y el cabello. Naturart, 2017.
  • James A. Duke. La nueva farmacia natural: Alimentos curativos para prevenir y tratar más de 75 males comunes. Rodale, 2010.
  • Francesc Fossas. Qué comer: consejos y curiosidades de la nutrición. Océano Ámbar,2008.