Aplanamiento afectivo: ¿qué es y por qué ocurre?

Algunos pacientes con tratamiento farmacológico para la depresión pueden evidenciar, en ocasiones, indiferencia emocional. Es decir, se sienten incapaces de expresar alegría, miedo o tristeza. Veamos.
Aplanamiento afectivo: ¿qué es y por qué ocurre?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater el 08 enero, 2021.

Última actualización: 08 enero, 2021

El aplanamiento afectivo define la incapacidad para poder expresar emociones y sentimientos. Es un tipo de indiferencia en materia emocional que cursa como síntoma de trastornos subyacentes.

La alegría ya no asoma en las situaciones de distensión, el miedo no aparece, no hay tristeza ni ira. Solo se evidencia la frialdad, el vacío y la ausencia de expresión.

El fenómeno psicopatológico puede ser el resultado, en ciertos casos, de una esquizofrenia. Sin embargo, hay otras muchas condiciones que pueden explicarlo. Profundicemos en ello.

Síntomas del aplanamiento afectivo

Bien es cierto que cada uno de nosotros reaccionamos ante los estímulos y experiencias de un modo concreto. Hay quien es más expresivo y los hay también más fríos. Sin embargo, esta realidad clínica perfila el síntoma de alguna enfermedad o trastorno mental. Es importante solicitar lo antes posible una valoración para conocer la causa que origina la situación.

El aplanamiento afectivo es un fenómeno psicológico tan llamativo como invalidante. Las personas somos criaturas emocionales que razonan y las emociones son nuestro lenguaje más importante. No demostrarlas y, lo que es peor, no sentirlas, evidencia ya algún tipo de problema.

Entre los síntomas principales podemos mencionar los siguientes:

  • Las personas se sienten embotadas y anestesiadas. Lo que sucede en su entorno no atrae su atención y se muestran indiferentes a cualquier experiencia que, en casos normales, despertaría alguna emoción.
  • El habla pierde musicalidad, no hay entonación. La comunicación es plana, similar a la de un robot.
  • Ausencia de contacto visual. No nos miran a los ojos cuando les hablamos.
  • También hay una ausencia total en la expresividad del rostro.
  • Falta de lenguaje no verbal. Es decir, el cuerpo tampoco evidencia emociones.

Una parte de estos pacientes, aunque incapaces de mostrar expresividad emocional, sí la reconocen en los demás. Las personas con esquizofrenia, por ejemplo, pueden saber si otro está alegre o triste. En cambio, quien sufre depresión es incapaz de hacerlo.

Mujer con aplanamiento afectivo.
En el aplanamiento afectivo hay una señal de alarma para una consulta psiquiátrica, ya que es síntoma de una patología subyacente.

Causas y condiciones relacionadas al aplanamiento afectivo

Los detonantes del aplanamiento afectivo pueden ser múltiples. Sin embargo, tal y como hemos señalado al inicio, son condiciones de relativa importancia que deben diagnosticarse y tratarse de manera temprana.

Efecto secundario del tratamiento para la depresión

Un estudio realizado en la unidad de investigación en neuroimagen y psiquiatría de la Universidad de Orsay (Francia) nos brinda una información interesante. El aplanamiento afectivo se relaciona con una alteración en la función dopaminérgica. En ocasiones, determinados fármacos antipsicóticos y algunos antidepresivos pueden traerlo como efecto secundario.

Esto puede ocurrir en los antidepresivos que se administran para la depresión mayor y los trastorno de ansiedad. No obstante, los expertos nos señalan que son casos puntuales y que no es algo común.

Esquizofrenia

La esquizofrenia es una enfermedad de gran impacto y gravedad. Delirios, alucinaciones, pensamiento desorganizado, comportamientos impulsivos, ideación suicida. La sintomatología es tan problemática como devastadora para quien la padece.

Así, una de las manifestaciones de este trastorno mental grave es el aplanamiento emocional. En los criterios diagnósticos del “Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales” (DSM-V) se establece que deben aparecer los llamados síntomas negativos. Son los que evidencian la falta o ausencia de alguna capacidad.

Demencias o enfermedades neurodegenerativas

Un ejemplo de esos trastornos y enfermedades neurodegenerativos en los que aparece indiferencia emocional es el párkinson. Trabajos de investigación, como el realizado en el Hospital Universitario Clínico San Carlos (España) nos demuestran que, sumado a los problemas motores, están los psicológicos y emocionales.

Trastorno del espectro autista (TEA)

El trastorno del espectro autista (TEA) puede manifestarse de múltiples maneras. Hay personas completamente funcionales que llevan a cabo una vida normal, como quienes padecen síndrome de Asperger. Ahora bien, también podemos ver casos en los que hay ausencia de comunicación, serias limitaciones en las habilidades sociales y conductas estereotipadas con aplanamiento afectivo.

Lesión cerebral traumática

Las lesiones cerebrales traumáticas son consecuencia de accidentes graves y de isquemias, ictus y cualquier tipo de accidente cerebrovascular. Son situaciones de elevado impacto en las que, además de esa indiferencia en materia emocional, aparecen otros síntomas, como problemas de memoria y dificultades de comunicación o movimiento.

¿Cuál es el tratamiento para el aplanamiento emocional?

El tratamiento asociado al aplanamiento emocional dependerá siempre del trastorno que lo esté originando. Cabe señalar que la mayoría de ellos son realidades clínicas serias que van a derivar en abordajes crónicos.

En la actualidad disponemos de antipsicóticos atípicos, una nueva generación de fármacos que también influyen en otros neurotransmisores del cerebro para mejorar la expresividad emocional. El párkinson, por su parte, se trata con levodopa. En lo que respecta al TEA, la medicación ayudará a regular la energía de los pacientes, así como la concentración.

Medicamentos para el aplanamiento afectivo.
Se dispone de nuevos fármacos capaces de mejorar el aplanamiento emocional en la esquizofrenia.

¿Tiene consecuencias a futuro el aplanamiento afectivo?

El tratamiento del aplanamiento afectivo es un desafío. Todo depende del trastorno que lo origine y, en determinados casos, es complicado lograr una resolución absoluta. La esquizofrenia es una enfermedad crónica y degenerativa, al igual que el párkinson.

No obstante, los pacientes que han sufrido accidentes cerebrovasculares o lesiones cerebrales sí pueden evidenciar notables avances gracias a la neurorrehabilitación.

La incapacidad para expresar emociones, para demostrar lo que se siente o reaccionar ante lo que sucede en el entorno es reflejo de una realidad clínica que tiende a ser grave. Es importante solicitar ayuda experta en cuanto se evidencie disfunción en el aspecto emocional. 

Por otro lado, en caso de tener a un ser cercano con párkinson o trastorno del espectro autista debemos comprender cuál es su realidad. La comprensión nos hace entender por qué actúan como lo hacen y esto facilita la convivencia y el trato. No dudemos nunca en consultar con los profesionales especializados.

Te podría interesar...
Alotrofagia o pica, un trastorno peculiar
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Alotrofagia o pica, un trastorno peculiar

La alotrofagia o pica es un trastorno alimentario que se caracteriza por la ingesta de sustancias no nutritivas. Conoce sus causas.



  • Bragulat, V., Paillère-Martinot, M. L., Artiges, E., Frouin, V., Poline, J. B., & Martinot, J. L. (2007). Dopaminergic function in depressed patients with affective flattening or with impulsivity: [18F]Fluoro-l-dopa positron emission tomography study with voxel-based analysis. Psychiatry Research - Neuroimaging154(2), 115–124. https://doi.org/10.1016/j.pscychresns.2006.07.002
  • Stolar, N., Berenbaum, H., Banich, M. T., & Barch, D. (1994). Neuropsychological correlates of alogia and affective flattening in schizophrenia. Biological Psychiatry35(3), 164–172. https://doi.org/10.1016/0006-3223(94)91148-7
  • Wood, K. A., Nissenbaum, H., & Livingston, M. (1990). Affective flattening in elderly patients. Age and Ageing19(4), 253–256. https://doi.org/10.1093/ageing/19.4.253
  • Calafell, Mar Rus, and Serafín Lemos Giráldez. "Esquizofrenia y otros Trastornos Psicóticos: principales cambios del DSM-5." Cuadernos de medicina psicosomática y psiquiatria de enlace 111 (2014): 89-93.