Bacalao con repollo

El bacalao es un pescado que se asocia con la Cuaresma. Pero ¿sabías que es un alimento muy saludable? Descubre el bacalao con repollo, un guiso sabroso y fácil de preparar.
Bacalao con repollo
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa el 03 Junio, 2021.

Última actualización: 03 Junio, 2021

Un pescado tan sabroso como el bacalao es perfecto para prepararlo de las formas más variadas imaginables: albóndigas, croquetas, brandada, al gratén… Además, existe un sinfín de guisos tradicionales como el bacalao con repollo.

Ingredientes humildes y comunes que junto con los condimentos adecuados se convierten en un delicioso y nutritivo cocido. Aprende a prepararlo a continuación.

Bacalao con repollo: un plato tradicional de la cocina gallega

Bacalao para preparar con garbanzos.
El bacalao tiene menos cantidad de ácidos grasos omega 3 que los pescados azules, pero de todos modos no es despreciable su composición.

El bacalao es un pescado de consumo muy extendido en algunas regiones. El proceso de salazón permite conservarlo durante largo tiempo y, en consecuencia, dilatar la temporada en la que se puede disfrutar.

Presenta un sabor agradable algo más marcado que el de otros pescados blancos y tiene una textura tersa y melosa. Su carne es muy digestiva con lo que resulta ideal a cualquier edad incluso cuando aparecen problemas de digestión.

La receta que te presentamos es un plato muy común en las casas de Galicia, consumido en especial durante las fechas de Navidad. Sin embargo, es un guiso completo y nutritivo y por lo tanto resulta interesante recuperarlo en la cocina diaria.

Una vez preparados todos los ingredientes, necesita una cocción un poco larga con lo que solo es necesario vigilar de vez en cuando para evitar que se queme. Así, el bacalao con repollo permite aprovechar el tiempo en la cocina o realizar otras tareas.

Ingredientes necesarios para la elaboración de 4 raciones

  • Un repollo.
  • 1 kg de patatas.
  • 1 kg de bacalao salado.
  • 3 o 4 dientes de ajo.
  • 1 cebolla.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimentón rojo.

Cómo cocinar el bacalao con repollo

  • Esta receta requiere la preparación previa del bacalao, ya que es necesario desalarlo. Para ello, mantenerlo en agua en la nevera durante 2 días cambiando el agua 2 o 3 veces a lo largo del proceso. Luego, escurrir y cortar en trozos alargados de tamaño mediano.
  • Para empezar a cocinar el plato, lavar el repollo y separar el tallo central y las partes más duras. Con el resto, partir en cuartos y después cortar en juliana más bien gruesa. Colocar en un bol con agua y vinagre, y dejar reposar.
  • Mientras tanto, pelar y picar la cebolla y 2 dientes de ajo, y poner a pochar en una cazuela con aceite. Pelar también las patatas y cortar en trozos medianos.
  • Cuando la cebolla empieza a estar un poco blanda (pero sin llegar a dorarse), es el momento de añadir las patatas. Remover todo bien, cubrir con agua y dejar hervir el conjunto unos 15 minutos.
  • Introducir encima de las patatas el repollo bien colado. Tiene que quedar todo cubierto. Encima de la capa de repollo colocar el bacalao limpio y cortado en trozos medianos. Echar más agua para cubrir hasta el pescado.
  • Tapar y cocinar por lo menos 1 hora vigilando que no se pegue al fondo de la cazuela. El guiso debe quedar sin apenas agua. Si los ingredientes están en su punto de cocción y el repollo blando pero todavía queda agua, destapar la cazuela y subir el fuego para acelerar la evaporación.
  • Una vez cocido y con el fuego apagado, dejar reposar alrededor de 1 hora para que todo se impregne de los aromas y el sabor de los ingredientes. Antes de emplatar, volver a calentar.
  • En el momento de servir y a modo de decoración, dorar unos dientes de ajo laminados en una sartén.
  • Fuera del fuego, añadir pimentón dulce, mezclar todo y rociar el bacalao por encima una vez colocado en los platos. Si te gusta, puedes probar también de añadir el pimentón rojo picante.

Aunque es un plato de cocción lenta, en realidad no resulta un guiso pesado pues los ingredientes son muy digestivos. Por esto, se puede comer tanto en ocasiones especiales como de forma cotidiana.

Además, resulta un plato completo con la presencia de verduras, hidratos de carbono y proteínas que aporta el bacalao. Por eso, no es necesario añadir entrantes o primeros platos. Como postre se puede elegir alguna receta de fruta fresca o yogur.

Propiedades nutritivas del bacalao

Garbanzos con bacalao: receta fácil y deliciosa
El bacalao es un pescado muy versátil que permite preparar toda clase de platillos.

A parte de tratarse de un pescado muy sabroso y versátil en la cocina, tiene un valor nutritivo de especial relevancia. Así, se convierte en un alimento ideal para comer a menudo porque resulta saludable y beneficioso para el organismo.

Fuente de proteína

Como todo pescado, el bacalao destaca por la presencia de proteínas de alto valor biológico. En ellas se encuentran todos lo aminoácidos necesarios que el cuerpo necesita para construir los tejidos, las enzimas y las hormonas, entre otras funciones.

Aporte de vitaminas del grupo B

Este conjunto de componentes tiene un papel destacado en el organismo. Gracias a ellas el cuerpo metaboliza los alimentos y obtiene la energía necesaria para realizar las funciones diarias.

Todas las vitaminas del grupo B están presentes en el bacalao aunque destacan sobretodo la B6 y la B12. Esta última es de especial interés pues solo se encuentra en alimentos de origen animal. Su déficit puede causar cansancio, debilidad, falta de apetito y anemia megaloblástica

Fósforo y selenio

Son los dos minerales presentes en mayor porcentaje. Por un lado, el fósforo es necesario para una buena salud de dientes y huesos. Además, permite la producción de energía y de otros procesos químicos importantes en el organismo.

Al mismo tiempo, el selenio es antioxidante, por lo que permite el funcionamiento adecuado de la glándula tiroides, participa en la protección del cuerpo frente a organismos patógenos e interviene en la producción de ADN.

Pequeño aporte de lípidos con omega 3

El pescado blanco contiene un porcentaje de lípidos muy reducido que es más elevado en el pescado azul. Sin embargo, no aporta grasas saturadas con lo que aumentar su consumo en detrimento de carnes rojas y procesadas es beneficioso para la salud.

Cabe destacar que las dietas con mayor presencia de pescado están relacionadas con menor mortalidad por enfermedad coronaria. Los estudios también observan una mejor función cerebral y menor probabilidad de padecer un deterioro cognitivo leve.

Para poder aprovechar estos beneficios es positivo combinar el pescado blanco como el bacalao con el pescado azul. Las cantidades recomendadas son de 3 a 4 raciones semanales pues, como se comenta en los estudios indicados, una presencia mayor no se relaciona con más beneficio.

Cantidades bajas de mercurio

En los últimos años este ha sido uno de los mayores problemas de salud relacionados con los alimentos del mar. Este metal pesado se encuentra en los mares y océanos y es tóxico en los humanos.

Como señalan los expertos, las especies con un contenido más elevado son el tiburón, el atún rojo, el lucio y el pez espada. Consumir el resto de pescado y marisco de forma variada y en las cantidades recomendadas no solo es seguro sino que además es saludable.

El bacalao con repollo se puede cocinar a menudo

Preparar esta receta de pescado es realmente muy aconsejable, ya que se trata de un plato completo elaborado con alimentos básicos y saludables. Además, es una de las formas más sencillas de cocinar bacalao.

En esta receta se ha usado bacalao conservado en sal que contiene cantidades elevadas de sodio. Así que para las personas con problemas de hipertensión o de retención de líquidos es mejor cocinar con el pescado fresco.

Además, te recomendamos no olvidarte de añadir el refrito de ajos con pimentón al final, ya que es la clave de su toque especial. Si te gusta, se puede agregar a otras recetas de pescado como por ejemplo las de merluza o rodaballo.

También es un guiso que se puede preparar con un día de antelación pues con el reposo se potencian todos los sabores. Después, solo es necesario calentar bien y disfrutar de este plato exquisito.

Te podría interesar...
Beneficios de comer pescado regularmente
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Beneficios de comer pescado regularmente

Comer pescado regularmente aporta nutrientes esenciales para la salud, para el desarrollo, aporta pocas calorías y se digiere fácilmente.



  • Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición. Recomendaciones de consumo de pescado por presencia de mercurio. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.
  • Kokubun K, et al. Fish intake may affect brain structure and improve cognitive ability in healthy people. Frontiers in Aging Neuroscience. Marzo 2020. 12:76.
  • Office of Dietary Supplements. National Institutes of Health. Fósforo. Diciembre 2019. U.S Department of Health & Human Services.
  • Office of Dietary Supplements. National Institutes of Health. Selenio. Diciembre 2019. U.S Department of Health & Human Services.
  • Office of Dietary Supplements. National Institutes of Health. Vitamina B12. Febrero 2016. U.S Department of Health & Human Services.
  • Zheng J, et al. Fish consumption and CHD mortality: an updated meta-analysis of seventeen cohort studies. Public Health Nutrition. Abril 2012. 15(4):725-37.