Carragenina: usos, propiedades y riesgos

Cuando compras un producto en el mercado, es posible que tenga carragenina. Se trata de un aditivo alimentario. Aquí te decimos sus usos, propiedades y riesgos.
Carragenina: usos, propiedades y riesgos
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 25 enero, 2022

La carragenina es un aditivo alimentario clasificado como SIN 407. Se obtiene de las algas marinas rojas pertenecientes a la familia Rhodophyceaes. Desde el punto de vista químico, es un polisacárido conformado por moléculas repetitivas de azúcar galactosa unidas al azufre.

Existen diferentes tipos de carragenina, de acuerdo a su capacidad para formar una solución espesa o geles. En la industria de los alimentos estabiliza y mejora la palatabilidad de ciertos lácteos, de derivados cárnicos y sopas enlatadas.

La carragenina es considerada dentro del Codex Alimentarius como un ingrediente inocuo. Sin embargo, su seguridad es controvertida, ya que para algunos investigadores podría causar toxicidad.

¿Para qué se usa la carragenina?

Encontramos carragenina en una diversidad de productos alimenticios. Gracias a la capacidad que tiene para formar geles y desarrollar viscosidad, estabiliza todo tipo de presentación comercial.

Este polisacárido impide el movimiento de las moléculas más pequeñas dentro del alimento. Las partículas sólidas, las gotas de grasa, el aire y el agua en general, se estabilizan cuando se unen con la carragenina.

A continuación presentamos una lista con los principales usos:

  • Productos lácteos: la carragenina se une a la proteína láctea para formar un gel espeso, mejorando así su textura. Además, incrementa la vida útil y disminuye los costos de fabricación. Los ingenieros Gavilanes y Germán difundieron el uso de este aditivo en la elaboración de quesos cremas bajos en grasa.
  • Derivados cárnicos: en los derivados cárnicos, la carragenina hace más fuerte el gel que forma la proteína de la carne. Un grupo de expertos la usa como un sustituto de la grasa en productos como jamón, salchichas y patés.
  • Producción de gelatinas: la carragenina forma un gel con el agua y mejora el sabor y desmoldado de las gelatinas de fruta. La gelatina no solo es una fuente de proteína, sino también una forma de ingerir agua.
  • Productos de pastelería: este polisacárido puede reemplazar la grasa en productos como pasteles, confites y de repostería en general. También se usa en jarabes para helados.
  • Productos a base de hortalizas, pastas y fideos frescos: las infusiones de hierbas y bebidas calientes a base de cereales y granos también incluyen carragenina en su formulación.

Además de la industria de alimentos, la carragenina también se emplea para elaborar comida para mascotas, geles ambientadores, medicamentos en general y pastas dentales.

Queso crema con carragenina.
Como parte del queso crema comercializado, la carragenina se une a la proteína láctea.


Riesgos y efectos secundarios de la carragenina

La carragenina cuenta con el respaldo de las entidades encargadas de las normativas alimentarias a nivel mundial. Sin embargo, la forma degradada o poligeenano no está aprobada en alimentos, ya que causa cáncer e inflamación crónica en animales de laboratorio.

Algunas investigaciones advierten sobre el riesgo de que la carragenina de uso alimentario se mezcle con el poligeenano. El Instituto Cornucopia detalla que se han encontrado entre 5 % y 25 % de poligeenano en carragenina de grado alimenticio.

Por otra parte, varios investigadores han sugerido que la carragenina no degradada también puede causar inflamación y trastornos intestinales en células in vitro. Sin embargo, la evidencia advierte que se necesitan más estudios al respecto.

Otros efectos secundarios pueden ser el desarrollo de úlceras estomacales, de enfermedad inflamatoria intestinal, artritis, tendinitis e inflamación de la vesícula biliar. A pesar de estos hallazgos, un grupo de expertos concluyó que todavía no están claros los efectos sobre la salud.

La revista Critical Reviews in Toxicology publicó que no existen condiciones para que se produzcan efectos nocivos del poligeenano en el tracto gastrointestinal humano o animal. Según este trabajo, la carragenina carece de efectos cancerígenos.



¿Es segura de consumir?

Las controversias sobre el uso de la carragenina incrementan la necesidad de realizar más estudios en humanos. Su uso está regulado por el Codex Alimentarius, que se basa en información científica y consultas especiales.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) también regula el uso de carragenina en bebidas y alimentos. Sin embargo, la Junta Nacional de Normas Orgánicas decidió que los alimentos que la contengan ya no pueden etiquetarse como orgánicos.

Según la FDA y la Dirección General de Salud y Protección al Consumidor de la Comisión Europea, es segura para el consumo público. Además, debe quedar registrada como ingrediente dentro del etiquetado.

Etiquetado nutricional que indica carragenina.
La carragenina debe figurar en el etiquetado de los productos si fue añadida al proceso.

¿Es necesario el uso de carragenina?

Aparte de este compuesto espesante, gelificante y emulgente, existen otros menos controversiales. Dentro de ellos encontramos las gomas de algarrobo, guar, xantana, alginato y arábiga.

La carragenina es un aditivo obtenido de algas marinas, reconocido por su rol estabilizante en diferentes tipos de alimentos y bebidas. Sin embargo, desde hace tiempo se ha debatido sobre la seguridad de su consumo, a pesar de que la FDA la aprobó. Por ello, se requieren más estudios científicos concluyentes en humanos que respalden los hallazgos encontrados en animales de laboratorio.

Te podría interesar...
¿Qué tipos de aditivos alimentarios existen?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué tipos de aditivos alimentarios existen?

Los aditivos alimentarios se usan de forma habitual en la industria y consiguen mejorar las cualidades de algunos alimentos.