Cómo elaborar la salsa de frambuesa

Te vamos a enseñar a preparar de forma sencilla salsa de frambuesa, así como los beneficios de este fruto rojo tan recomendado por los expertos en nutrición.
Cómo elaborar la salsa de frambuesa
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 27 mayo, 2021.

Última actualización: 27 mayo, 2021

La salsa de frambuesa es una excelente opción para completar tanto platos dulces como salados. Es aconsejable prepararla cuando estos frutos están de temporada, ya que el resultado final será mejor. Además hay que destacar que se trata de una elaboración que cuenta con una gran cantidad de nutrientes en su interior.

Ten en cuenta que todos los expertos coinciden en la necesidad de aportar frutos de color rojo por medio de la dieta. Las frutas del bosque concentran antioxidantes y nutrientes importantes. Si se incluyen en el contexto de una dieta equilibrada y variada se mejorará el estado de salud.

Receta de salsa de frambuesa

Antes de introducirnos de lleno en la receta vamos a comentar algunas de las propiedades nutricionales de la frambuesa. Se trata de un vegetal que cuenta con antocianinas en su interior. Estos fitonutrientes actúan como pigmentos, aportando la coloración roja. Además son capaces de neutralizar la formación de radicales libres, reduciendo el riesgo de enfermar.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Antioxidants, estos elementos son eficaces para reducir la incidencia de las patologías neurodegenerativas. Incluso una vez desarrollada la enfermedad un consumo significativo de los fitonutrientes podría retrasar la progresión de la misma.

Por otra parte, las frambuesas aportan vitamina C. Este elemento es indispensable para asegurar el buen funcionamiento del sistema inmunitario. Según una investigación publicada en la revista Frontiers in Immunology, una ingesta adecuada del nutriente reduce el riesgo de desarrollar patologías de carácter respiratorio, como los catarros comunes y las gripes.

Para terminar, no debemos olvidar que las frambuesas son especialmente beneficiosas en el contexto del embarazo, por su contenido en ácido fólico.

Existen evidencias científicas que indican que es fundamental incrementar el aporte de esta vitamina durante la gestación para evitar malformaciones en el feto. De hecho, habitualmente se pauta su suplementación. Un aporte extra por medio de la dieta será positivo.

Ingredientes

  • 250 gramos de frambuesas frescas.
  • Un cuarto de limón.
  • 100 gramos de azúcar.
  • Un chorro de miel.

Paso a paso

Hay que comenzar colocando agua en un cazo para disolver el azúcar. Para facilitar este paso se comienza a aplicar un fuego lento, para más tarde alcanzar la temperatura de ebullición. Una vez que rompe el hervor se vuelve a bajar el fuego y se remueve, para formar así un almíbar. Cuando esto sucede se retira el cazo del fuego y se deja enfriar a temperatura ambiente.

Una vez que el almíbar preparado ya se encuentra atemperado, es momento de introducirlo en el vaso de una batidora. Se lavan las frambuesas con agua, para eliminar las impurezas, y se añaden al vaso también.

Es importante triturar durante 2 o 3 minutos hasta conseguir un puré de textura espesa. En este momento es posible añadir un pequeño chorro de miel, aunque esto es opcional.

Cuando el proceso de triturado termina se pasa el puré por un chino o por un colador fino para retirar las semillas de las frambuesas y conseguir un resultado mucho más fino. La textura ha de ser lisa y no demasiado espesa.

Para terminar se añaden unas gotas de zumo de limón. Con esta técnica se conseguirá que la salsa de frambuesa aguante mejor la oxidación, para conservar sus características organolépticas durante más tiempo. Es posible añadir más zumo si el sabor agrio agrada, pero esto ya es una cuestión personal. Por último habrá que remover bien todo hasta que se integre.

Frambuesas, frutos rojos

En este momento ya estará lista la salsa de frambuesa. Es recomendable mantenerla en el frigorífico para su correcta conservación. Aguante bien en un tarro de cristal tapada. Aquí puede permanecer unos días sin estropearse.

De este modo conseguirás un complemento perfecto para tartas, yogures, postres y muchas otras recetas. Incluso con algunas carnes puede funcionar de forma fantástica. Ahora bien, ten en cuenta que la calidad de las frambuesas escogidas será clave. Puedes optar por las congeladas, aunque el resultado no será tan bueno.

Prepara salsa de frambuesa para mejorar los postres

Preparar salsa de frambuesa es muy sencillo. Además consigue aportar una serie de antioxidantes importantes para conservar un buen estado de salud. Ahora bien, ten en cuenta que esta receta contiene azúcares añadidos, por lo que ha de ser consumida con cierta moderación.

Lo óptimo resulta introducirla en una dieta variada y equilibrada. En este contexto puede funcionar bien tanto en platos dulces como en salados. Ten en cuenta que puedes variar la textura añadiendo más o menos agua para conseguir un resultado acorde a los gustos individuales. Incluso es posible cambiar el zumo de limón por zumo de naranja, si se prefiere.

Te podría interesar...
5 beneficios de los arándanos para la piel
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
5 beneficios de los arándanos para la piel

Los beneficios de los arándanos para la piel se atribuyen en gran medida a su contenido de antioxidantes, vitaminas y minerales. ¡Descúbrelos!



  • Winter AN, Bickford PC. Anthocyanins and Their Metabolites as Therapeutic Agents for Neurodegenerative Disease. Antioxidants (Basel). 2019 Aug 22;8(9):333. doi: 10.3390/antiox8090333. PMID: 31443476; PMCID: PMC6770078.
  • Cerullo G, Negro M, Parimbelli M, Pecoraro M, Perna S, Liguori G, Rondanelli M, Cena H, D'Antona G. The Long History of Vitamin C: From Prevention of the Common Cold to Potential Aid in the Treatment of COVID-19. Front Immunol. 2020 Oct 28;11:574029. doi: 10.3389/fimmu.2020.574029. PMID: 33193359; PMCID: PMC7655735.
  • Valentin M, Coste Mazeau P, Zerah M, Ceccaldi PF, Benachi A, Luton D. Acid folic and pregnancy: A mandatory supplementation. Ann Endocrinol (Paris). 2018 Apr;79(2):91-94. doi: 10.1016/j.ando.2017.10.001. Epub 2018 Feb 9. PMID: 29433770.