¿Cómo hacer salsa de ajo y perejil?

Con solo 3 ingredientes puedes cocinar una salsa de ajo y perejil. Un básico en la cocina pues su elaboración es muy sencilla y aporta un sabor, un aroma y un color increíble a todos tus platos.
¿Cómo hacer salsa de ajo y perejil?
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa el 13 agosto, 2021.

Última actualización: 13 agosto, 2021

Un buen aderezo siempre da un toque de alegría a cualquier preparación. Algunos de ellos como el pesto, la mayonesa o la salsa de ajo y perejil son tan versátiles que pueden acompañar desde un plato de carne hasta una ensalada o un bocadillo.

Sus dos ingredientes principales combinan a la perfección y están unidos en infinidad de recetas. Te contamos cómo prepararlos en forma de salsa, qué usos le puedes dar y cómo conservarla de forma óptima.

Una salsa fácil y perfecta para múltiples ocasiones

Ajo para combinar con champiñones.
El ajo aporta un toque picante a la refrescante salsa de perejil.

Nunca había sido más sencillo preparar un aderezo con tanto potencial en la cocina como la salsa de ajo y perejil: en tan solo 5 minutos y con 3 ingredientes básicos se obtiene un condimento que le dará a todos tus platos un punto de sabor diferente y delicioso.

Se trata de una salsa que puede estar en la base de cualquier sofrito o salteado sustituyendo al aceite de oliva de uso común. De hecho, en este tiempo que apetecen los platos más frescos puede servir para aderezar todo tipo de ensaladas, verduras o pescados.

La dificultad de su preparación es muy baja y tan solo se necesita una batidora o un procesador de alimentos para picar los ingredientes. Este proceso también se puede hacer a mano en un mortero aunque en este caso su preparación ya es un poco más laboriosa.

Ingredientes necesarios

  • 2 cabezas de ajos.
  • 1 manojo entero de perejil fresco.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Una pizca de sal.

Paso a paso en la elaboración de la salsa de ajo y perejil

  1. Para empezar con su preparación, pelar los dientes de ajo. Este puede ser el paso más largo, pero existe un truco que te puede ayudar a acelerar el proceso. Para ello introducir los dientes de ajo en un tarro de cristal, tapar y agitar con fuerza. Así, las pieles se desprenden un poco y es mucho más fácil retirarlas.
  2. A continuación lavar y secar muy bien el perejil. Separar los tallos más gruesos y reservar las hojas y las ramas finas para la salsa.
  3. Introducir ambos ingredientes en una picadora o batidora y triturar con golpes cortos y secos. Según el tamaño del vaso puede ser necesario repartir la tarea en dos o tres tandas.
  4. Ahora es el momento de añadir el aceite de oliva (la cantidad es variable según la textura deseada) y una pizca de sal al gusto. Mezclar bien o, si se desea una salsa más emulsionada, volver a batir un poco. En este momento ya está a punto el aderezo.


Algunos consejos prácticos

El perejil para los riñones es beneficioso.
Si no consigues perejil fresco, prueba a preparar la salsa con albahaca.

Esta es una receta que se puede preparar justo antes de servir el plato, ya que es bastante rápida y no precisa ninguna cocción. Sin embargo, es una buena idea hacer más cantidad y guardarla para usar en ocasiones posteriores.

Para ello, lo mejor es envasar la salsa en tarros de cristal y conservarla en la nevera. Bien tapada aguanta entre 10 y 15 días en buen estado. Es aconsejable retirar unos 10 minutos antes de consumir para que se atempere un poco y tenga mucho más sabor.

Existen algunas variantes de la salsa pues esta acepta sin problema la adición de otros ingredientes. Por ejemplo para obtener una versión más parecida a la salsa pesto se agregan unos anacardos o piñones crudos a la mezcla y se bate todo junto al ajo y al perejil.

Además, si te apetece y combina bien con la receta, antes de servir se puede agregar un poco de vinagre o de zumo de limón. Una pizca de guindilla o de jengibre rallado aporta el toque picante para los amantes de este sabor

Finalmente, si no es posible obtener perejil fresco, siempre es una buena opción sustituirlo por otras hierbas aromáticas como la albahaca, la menta o el cebollino.


¿Te gustan las hierbas aromáticas? Aprende Cómo plantar en casa romero, perejil y menta


Ideas para servir la salsa de ajo y perejil

Una vez lista esta salsa sirve para aderezar y acompañar un gran número de platos. No existe a priori ninguna limitación y abarca todas las posibilidades que te permita tu imaginación. Te mencionamos algunos de los usos más habituales:

  • El pescado y el marisco a la plancha o al vapor son de los que ofrecen una mejor combinación así como las carnes suaves.
  • También es válida para acompañar un plato de legumbres, pasta o arroz ya sea solo o en forma de ensalada.
  • Para servir en un aperitivo aconsejamos tostar unas rebanadas de pan cortadas muy finas, untar con la salsa y añadir encima un poco de tomate picado, mozzarella, huevo duro… O dejarlas sin «rellenar» para acompañar tener un pan aromatizado.
  • Otro de los posibles usos es en sustitución del aceite de oliva para aliñar ensaladas, tostadas, bocadillos, verduras asadas o champiñones a la plancha.

Últimas recomendaciones en la preparación y uso de la salsa de ajo y perejil

En la actualidad, se encuentran en los supermercados todo tipo de salsas, aderezos y dips para dar un sabor especial a tus platos. Sin embargo, preparar la salsa de ajo y perejil en casa tiene un gran número de ventajas y pocos inconvenientes pues es una receta sencilla y de rápida preparación.

Por un lado, ofrece la posibilidad de elegir todos los ingredientes y trabajar con productos de calidad. Esto es de especial interés en el caso del aceite, ya que el más recomendable es el de oliva virgen extra.

Además, es posible ajustar las medidas al gusto de cada uno y conseguir una salsa más fuerte o más suave; así como agregar otros ingredientes según las preferencias personales.

Seguramente, querrás tener esta salsa siempre en la nevera. Está lista en pocos minutos, se conserva de maravilla y realza el gusto de todos tus platos al aportar un sabor fresco y aromático.

Te podría interesar...
El perejil, beneficios y propiedades nutricionales
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
El perejil, beneficios y propiedades nutricionales

Del perejil se pueden utilizar las hojas, semillas y raíces. Por ello, es muy popular tanto en la gastronomía como en la medicina natural.