10 consejos para afrontar la jubilación de manera positiva

Para lograr vivir una jubilación positiva es necesario dejar de asociarla a la connotación negativa de la vejez y a la idea de que solo somos valiosos cuando producimos dinero.
10 consejos para afrontar la jubilación de manera positiva
Maria Fatima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fatima Seppi Vinuales.

Última actualización: 27 junio, 2022

Muchas personas suelen vivir la jubilación de forma negativa, pues la asocian a vejez, pasividad y aburrimiento por falta de proyectos. Esto, si reducimos la productividad a su costado económico. Sin embargo, es posible afrontar la jubilación de manera positiva.

Es el cierre de una etapa para dar el paso a otra diferente y nueva, en la cual el disfrute y la posibilidad de disponer de más tiempo libre cobran protagonismo. Veamos, entonces, cómo resignificar este momento de la vida.

La jubilación es una etapa con matices propios

En primer lugar, es importante diferenciar jubilación de envejecimiento. Quizás por ello, también se vive como una situación tan temida.

La jubilación significa el cese de la actividad laboral obligatoria. Por supuesto, esto dependerá mucho de las condiciones de trabajo de cada persona. Quienes tienen su propio negocio pueden continuar con él, así como también se puede reducir la jornada diaria, entre otras opciones.

Si bien no todos nos encontramos en iguales condiciones, es cierto que hoy el envejecimiento es más tardío y se vive con otra calidad. Por esto mismo, la jubilación puede ser la puerta de entrada para permitirse tiempo libre de calidad.

Asimismo, es importante pensar que la jubilación es una nueva etapa y hay que reflexionar para aceptar que tendrá sus altibajos. Es decir, se vivirán etapas de romanticismo, en las cuales estaremos encantados de nuestro tiempo libre; mientras que en otros momentos, quizás nos sintamos aburridos o ya cansados.

En general, se atraviesan las siguientes etapas al jubilarse:

  1. Encantamiento.
  2. ¿Ahora qué?
  3. Reorganización y reorientación.
  4. Estabilidad.

Reconocer las emociones y los desafíos propios de cada una de estas fases permitirá adaptarse y afrontarlas con mayor éxito, evitando quedarse en el desencanto absoluto y así encontrar un sentido más estable con una jubilación positiva.

Jubilada disfruta escuchando música.
El disfrute trasciende cuestiones de edades, por lo que envejecer no tiene que ser sinónimo de dejar de hacer cosas que nos gustan.


Los mejores consejos para afrontar la jubilación de manera positiva

Algunas de las claves para vivir una jubilación positiva son las que te contaremos a continuación. Quizás no todas apliquen a tu vida, pero puedes elegir las que consideres más oportunas.

1. Trabajar sobre tus pensamientos y creencias

Es necesario pensar sobre lo que piensas de esta etapa de la vida, para poder darle un sentido positivo y quitarte tus prejuicios. Muchas personas igualan el ocio y la recreación a la vagancia, y solo se sienten valiosos cuando son productivos y se encuentran en actividad.

En este sentido, es clave replantearnos algunas ideas. En especial, en esta sociedad en la cual todo el tiempo se nos incita a la producción y al consumo.

2. Encuentra un sentido para tu día a día

Elijas la actividad que elijas, la misma debe ser interesante y con un propósito. Esto te permitirá mantener la motivación.

3. Es un buen momento para recuperar tu espacio y tu tiempo, para explorar y conocerte

Quizás, durante muchos años pusiste una pausa a ciertas ideas o planes, porque no podrías encontrarles un lugar en la agenda. Sin embargo, esta etapa de la vida es un puntapié para volver a conectar contigo mismo a otro ritmo. Dar paso a la espontaneidad y menos a la rigidez.

4. Busca planes que te interesen

La jubilación no tiene que ser sinónimo de quedarse en casa todo el día viendo televisión. Es posible buscar actividades que nos den placer, nos motiven y entretengan.

Hoy existen muchas propuestas: idiomas, instrumentos, arte, ejercicio. También sirven las mismas para relacionarse con gente nueva; en muchos casos, en una situación similar a la nuestra.

5. Identifica metas realistas y concretas

Con relación al punto anterior, también se trata de proponerse objetivos que sean específicos y alcanzables. De tal manera que evitemos caer en la sobrecarga o en el abandono.

6. Prepárate para la jubilación

Es importante que, con cierto tiempo, puedas empezar a planificar tu retiro. De esta manera, guardarás dinero para vivir con mayor tranquilidad y permitirte ciertos gastos.

7. Genera y fortalece tu propia red

Disfruta de actividades con la familia, arma planes con tus nietos, sal con tus amistades.

8. Piensa en una rutina agradable y con otra velocidad

La rutina organiza, pero no debe esclavizarte. Busca días para hacer actividad física, momentos de descanso y otros de ocio.

Hombre mayor hacer ejercicio.
El ejercicio al momento de la jubilación puede ser un descubrimiento y reencuentro con el cuerpo.

9. Diseña un nuevo futuro laboral

Jubilarse no quiere decir que tengas que abandonar por completo tu actividad profesional. Quizás, puedas continuar realizando algunos trabajos, integrando tu tiempo de ocio con lo laboral.

En este momento de la vida es posible que tengas otra solidez profesional; incluso otros intereses, que te permitan aceptar cierto tipo de trabajos y no otros. En ocasiones, hay personas que se dedican a sus profesiones fallidas, es decir, a otras elecciones que hubiesen querido desarrollar y descartaron en determinado momento de su adultez.

10. Integra grupos comunitarios o con fines sociales

Muchas veces, poder formar parte de alguna ONG o realizar actividades comunitarias, también nos ayuda a reencontrarnos con nuestro valor y sentirnos útiles. Aunque desde otro enfoque.



La singularidad de cada proceso

Es muy importante saber que no todas las personas llegamos a la jubilación en las mismas condiciones. Así, habrá quienes tengan mejor estado de salud que otros o mejor posición económica. También hay quienes se jubilaron de manera anticipada, sin buscarlo, debido al cierre de su empresa.

En este sentido, hay que permitirse gestionar las emociones, ya que se trata del paso de una etapa a otra. Sentir, pensar y hacer el duelo por nuestro rol nos conecta con nuestra nueva situación y trabaja la aceptación.

Caso contrario, corremos el riesgo de quedarnos anclados a un pasado de nostalgia y resignación. Es importante facilitar espacios que nos permitan afrontar el cambio de etapa, que podamos pensarnos desde otros roles, con todos los aspectos positivos que ofrece.

En pos de una vida más balanceada, es necesario aprender a disfrutar de lo que cada época tiene para ofrecernos.

Te podría interesar...
Consejos de una mujer de 60 para envejecer con felicidad
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Consejos de una mujer de 60 para envejecer con felicidad

Descubre los consejos que nos ofrece Margaret Manning, una mujer que ha creado un portal para enseñarnos a envejecer con felicidad y plenitud.



  • García, A. J. M., & de Los Fayos, E. J. G. (2000). La preparación para la jubilación: Revisión de los factores psicológicos y sociales que inciden en un mejor ajuste emocional al final del desempeño laboral. Anales de Psicología/Annals of Psychology16(1), 87-99.
  • Guevara Estacio, María Emilia (2013). Preparación para la jubilación: diseño de un programa de acompañamiento psicológico. Visión Gerencial, (1),103-122.[fecha de Consulta 9 de Junio de 2022]. ISSN: 1317-8822. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=465545895003
  • Cabeza, Manuel Cuenca. (2009). Más allá del trabajo: el ocio de los jubilados. Revista Mal Estar e Subjetividade9(1), 13-42. Recuperado em 09 de junho de 2022, de http://pepsic.bvsalud.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1518-61482009000100002&lng=pt&tlng=es.
  • Chiesa, R., & Sarchielli, G. (2008). Prepararse para la jubilación: el papel del apoyo social en la gestión de la ansiedad. Revista de Psicología del Trabajo y de las Organizaciones24(3), 365-388.