10 consejos para cuidar el cabello en otoño

El otoño es una época en la que el cabello tiende a caerse más de lo normal. Te contamos cuáles son los cuidados básicos para mantener tu salud capilar en esta época.
10 consejos para cuidar el cabello en otoño

Última actualización: 25 julio, 2023

Llega el otoño y con él la necesidad de cuidar el cabello para que no sufra la transición brusca de temperatura. En esta estación del año aumenta la humedad, el pelo se torna frágil, tiende a encresparse y opacarse.

Además, el descenso de horas de luz natural tiene una incidencia en el crecimiento capilar. Por eso, en este periodo suele ser frecuente la caída de las hebras. Por fortuna, hay algunos cuidados que permiten contrarrestar estos efectos. ¡Descúbrelos!

¿Por qué es necesario cuidar el cabello en otoño?

La Revista de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México resalta que el pelo es un anexo importante de la piel, responsable de protegerla contra elementos externos, de la dispersión de productos segregados por las glándulas sebáceas y de funciones tanto sensitivas como de relevancia psicosocial. Asimismo, resguarda el cuero cabelludo de los rayos ultravioleta y del frío.

Cuidar el pelo es un compromiso permanente y conviene adaptar las rutinas a la estación del año.

En otoño finaliza el ciclo de vida de la fibra capilar, de manera que pierdes cabello para dar paso a nuevas hebras. Algunas personas califican el proceso como una afección derivada de la estación, pero hacen falta pruebas científicas que lo certifiquen.

Con relación a esto, la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) argumenta que el otoño no representa un período de caída, sino de renovación de hebras. Es decir, el pelo muere y cae porque nuevos cabellos lo empujan para nacer.

¿Por qué es necesario cuidar el cabello en otoño?
A menudo, durante el otoño se produce una caída de cabello más abundante de lo habitual.


Recomendaciones para cuidar el cabello en otoño

Conviene aplicar ciertos cuidados a favor de la salud capilar, de manera que reduzcas el impacto que produce el ambiente de otoño.

1. Resguardar del calor

Lo mejor siempre será alejarse de las planchas, las rizadoras y los secadores de cabello, dejando la tarea al aire libre. Estos aparatos resecan las puntas y afectan la estructura capilar.

No obstante, cuando su uso es inevitable, rocía un protector térmico. Proteges más la melena si antes del aire caliente sacas el exceso de humedad con una toalla de microfibra.

Una alternativa es apelar a las versiones inteligentes de los dispositivos de calor, diseñadas para adaptar la temperatura al tipo de pelo y a sus necesidades.

2. Usar cepillos apropiados

Desenredar el cabello con cepillos de cerdas naturales previene que las hebras se quiebren. La suavidad y la flexibilidad que proporciona el deslizamiento de estas herramientas conviene a todo pelo.

3. Masajear el cuero cabelludo

Los masajes en la piel del cabello activan el riego sanguíneo, fundamental en otoño cuando el cuero cabelludo suele secarse más. La circulación intercede para que los nutrientes alcancen la raíz del pelo; la promueves frotando la cabeza con la yema de los dedos.

  • Si deseas, masajea con un exfoliante, ya que contribuye con la higiene, la oxigenación y aporta volumen.

4. Evita el estrés

El estrés es un factor determinante que ayuda y estimula la caída del cabello. Recuerda que esta es una época en la que debes cuidar mucho tu cabello, por lo que te convendrá hacer actividades que ayuden a la relajación y la tranquilidad.

5. Acondicionar

Los acondicionadores ayudan a hidratar el pelo y a que no se quiebre mientras lo peinas. Utilízalo con frecuencia, pero no en las raíces porque volverían grasoso el cuero cabelludo.

Es clave elegir un producto acorde al tipo de cabello, debido a que poseen los ingredientes apropiados para fortalecer las hebras y mejorar la apariencia.

Beber abundante agua es beneficioso para la hidratación capilar.

6. Reforzar la alimentación

Tanto la apariencia como el fortalecimiento del cabello guardan relación con la alimentación. El consumo de proteínas, hierro y magnesio son esenciales para la salud capilar.

Las vitaminas A, B, C, D y E, el selenio y el zinc son micronutrientes ligados al desarrollo normal del folículo piloso; su deficiencia es enlazada a la caída del pelo, señala un estudio divulgado por Dermatology and Therapy.

Optar por la suplementación oral es factible, aunque también puedes obtener los nutrientes de alimentos como los siguientes:

  • Huevos.
  • Brócoli.
  • Papaya.
  • Aguacate.
  • Frutos secos.
  • Pescados azules.
  • Carne de cordero.

7. No lavar a diario

Si bien es fundamental eliminar la suciedad, en época de frío lo adecuado es lavar el cabello cada 2 o 3 días. De esta forma, conservas en mayor medida los aceites naturales que favorecen la hidratación.

Además, son preferibles las lavadas con agua templada, pues mojarlo con agua caliente perjudica las cutículas e incrementa la porosidad. Si el pelo es de tendencia grasa, el champú en seco es una excelente alternativa para limpiar las raíces.

8. Cortar las puntas

Sanea el cabello cortando las puntas, sobre todo cuando evidencian los daños de la temporada estival. Si recortas, eliminas los pedazos secos y las horquillas, lo que prepara las fibras para asimilar los tratamientos especiales, las vitaminas y los nutrientes que previenen su caída.

Cortar el cabello
Cortar las puntas del cabello es una medida con muchos beneficios para la salud capilar.

9. Nada de moños templados

Las coletas presionadas pueden conducir a la alopecia por tracción. Si llevas un peinado recogido, procura que no sea muy tirante.

10. Aplicar los productos adecuados

Los nutrientes que recibe el cabello tienen que corresponderse con su tipo, aparte de contribuir en la minimización de los efectos del clima de otoño. Al menos una vez a la semana, usa mascarillas o sueros naturales con propiedades suavizantes, anticaída y restauradoras.

En cuanto a los limpiadores, selecciona los champús de arrastre sin sulfatos ni siliconas. Además, complementa con un acondicionador que no requiera aclarado. Si el cabello es teñido, demanda fórmulas adecuadas para conservar el color y la hidratación.



Eliminar el estrés ayuda a cuidar el cabello en otoño

Algunas personas experimentan cuadros de ansiedad o de estrés al notar la caída del cabello en otoño, aunque consista en un recambio natural. Es fundamental relajarse para disminuir cualquier alteración del ciclo capilar.

Información difundida por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos precisa que el estrés físico o emocional provoca la caída de la mitad hasta tres cuartos del cabello, ya sea al peinarse, lavarse o solo pasar las manos. Prevén esta situación en otoño o en cualquier estación del año, brindándole al pelo la atención que merece.

Te podría interesar...
Cómo recuperar la vitalidad del cabello tras el verano
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo recuperar la vitalidad del cabello tras el verano

Tras el sol de verano cuesta un poco recuperar el cabello. Hidratando, nutriendo y exfoliando la melena le devuelves el brillo natural.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.