7 consejos para cuidar tus camisas

Maria Jimena Freytes·
25 Marzo, 2021
Te contamos qué pasos debes seguir para conservar tus camisas intactas sin gastar una fortuna en productos de limpieza y sin invertir tanto tiempo en su cuidado.

La camisa, en cualquiera de sus versiones, es la prenda masculina que nunca pasará de moda. Cada temporada las pasarelas podrán exhibir diferentes estilos, pero la esencia de esta prenda bien puesta y conservada es atemporal. Y porque sabemos que quieres lucirlas como el primer día, te compartimos algunos consejos para cuidar tus camisas y conservarlas impecables.

La camisa es símbolo de buena presencia, de estilo y de elegancia. Al margen de la ocasión, siempre es un buen momento para vestir una. Ya sea para ir a trabajar, para reuniones sociales o eventos de etiqueta, este atuendo se puede combinar con unos jeans o pantalones de vestir y quedarás fascinado con la imagen que te devolverá el espejo.

A continuación veremos de qué manera puedes cuidar las camisas para que duren mucho tiempo y se mantengan en las mejores condiciones.

Consejos para cuidar y alargar la vida útil de tus camisas

Si eres de las personas que se encariñan con una misma prenda y la usan muy seguido, es probable que algunas de tus camisas exhiban signos de sobreuso. En este sentido, los puños y el cuello se desgastan y decoloran.

No importa si tus camisas fueron confeccionadas para durar una o varias temporadas, lo que sí cuenta es la forma de cuidarlas.

1. Lavarlas con cuidado

Lo primero que deberías hacer es leer la etiqueta de la camisa, porque allí figuran las instrucciones de lavado. Lo ideal es que las respetes y que, si indican que la prenda no es apta para la lavadora, evites el lavado a máquina.

Ten en cuenta que con el primer lavado la camisa puede encoger un poco. Por ello es importante tener en cuenta este dato a la hora de elegir el talle.

Por otro lado, procura no limpiarla en seco, salvo que la etiqueta lo especifique. Esto se debe a que se acumulan químicos que luego deberá quitar un profesional en una tienda especializada.

Asimismo, te recomendamos colocar detergente extra en los puños, las axilas y el cuello, ya que son las partes que más sufren. Finalmente, quita las varillas, desabrocha los botones y ponla en la máquina del revés.

Lavadora con ropa.
No todas las camisas pueden lavarse en una lavadora, por lo que hay que revisar antes las etiquetas.

Tal vez te interese: Conoce la diferencia entre lavado en máquina y en seco

2. Desmancharlas si es necesario

Te sugerimos que utilices los productos especiales para camisas, ya que los quitamanchas tradicionales podrían deteriorar la tela. Existen polvos de talco y agua con gas que son ideales.

3. Secarlas bien

Evita usar una secadora. Es mejor colgarlas en una percha cuando las camisas aún están húmedas, en un sitio con buena ventilación.

4. Planchar las camisas

Para usar una camisa como debe ser, la misma debe estar planchada sí o sí. Las arrugas dan un aspecto poco prolijo y de dejadez.

Primero debes planchar la camisa del revés y luego del derecho, con una plancha que vaya de menor a mayor temperatura. Elige una a vapor para evitar que el calor en seco dañe el tejido.

Luego te recomendamos seguir este orden: cuello, puños, frente, espalda y al final las mangas.

Descubre: Cómo quitar las arrugas de la ropa sin plancharla

5. Guardarlas correctamente

Lo ideal es colgarlas en una percha para que no se arruguen tanto y no se junte humedad en los pliegues. Esto puede generar moho.

En el caso de que tengas que doblarlas, ten cuidado con el cuello. Las que tienen uno muy rígido se podrían deformar si las pliegas mal y luego se vendrá abajo al usarla sin corbata.

6. Prestar atención a la percha

Las camisas no comparten perchas, sino que va una prenda por cada lugar. Las mejores son las de madera barnizadas, para que no tengan astillas propias de este material que puedan dañar la ropa.

Las de plástico o alambre van a deformar lo hombros de la camisa. Por esto, lo ideal es invertir en unas buenas con materiales adecuados.

7. Revisar las camisas blancas

Por más que sea una de tus prendas comodín y de tus favoritas, la camisa blanca viene con una fecha de vencimiento que no deberías retrasar. No uses lejía para quitar esas tonalidades amarillentas antiguas, sino que busca un reemplazo lo antes posible.

Lavar camisa blanca.
Las camisas blancas tienen un punto de no retorno. Por más técnicas que apliquemos, llega un momento en que hay que desecharlas.

Consejos adicionales para cuidar tus camisas

Para terminar, te damos un par de sugerencias extra que maximizarán la vida útil de tus camisas:

  • Alternarlas y no usar siempre la misma: podrías hacerte un stock de variedad de colores, como por ejemplo dos blancas, dos azules y una rosa.
  • No usarla más de una vez por semana: para que el tejido recupere su textura original y no se desgaste tanto con demasiados lavados.
  • Optar por camisas personalizadas y a medida: en general, vienen con un juego de puños y cuello extra que puedes cambiar cuando creas necesario. Si bien son más costosas, a la larga terminarás ahorrando dinero.

Esperamos que sigas estos consejos y prolongues mucho más la vida de tus camisas. Como dijimos al inicio, se trata de una prenda versátil que aporta elegancia en todo momento.

  • Catherman, J. (2017). Guía práctica para la masculinidad: Cómo asar un filete a la perfección, cambiar un neumático, impresionar a una chica y 97 habilidades más que necesitas para sobrevivir. Baker Books.
  • Flores López, R. S. (2017). Creación de la nueva línea de camisas para hombre en tela jean ecológica de la empresa American Jeans, de la ciudad de Ambato(Bachelor's thesis, Universidad Técnica de Ambato. Facultad de Ciencias Administrativas. Carrera de Marketing y Gestión de Negocios.).
  • RONDÓN ORREGO, M. A. R. L. O. N., SALAZAR FRANCO, Y. A., & ISAZA OSORIO, J. E. (2014). Camisas ecológicas.
  • Altamirano Tene, M. P., & Pauta Coello, D. C. (2017). Experimentación y sistematización de procedimientos para eliminar diversas manchas de acuerdo al tipo de base textil(Bachelor's thesis, Universidad del Azuay).
  • Mas Muñoz, M. C. (2016). Procesos de lavado, planchado y arreglo de ropa en alojamientos. Ediciones Paraninfo, SA.
  • de Sousa Congosto, F. (2007). Introducción a la historia de la indumentaria en España(Vol. 231). Ediciones AKAL.