¿Cuáles son los peligros de usar uñas acrílicas?

A pesar de ser estéticamente llamativas, el uso de uñas acrílicas conlleva varios peligros para la salud, como alergias e infecciones.
¿Cuáles son los peligros de usar uñas acrílicas?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira.

Escrito por Yamila Papa Pintor

Última actualización: 06 julio, 2023

Las uñas postizas o artificiales son una opción de moda ideal para una ocasión especial, ya que permiten transformar nuestras manos. Desafortunadamente, las personas que poseen uñas acrílicas no están exentas de ciertos peligros asociados a su uso y colocación.

En general, las uñas postizas son resultado de la mezcla de un polímero en polvo con un monómero líquido. Luego, este producto es curado para obtener el acrílico que dará forma a la uña. Estas actúan como extensiones de las uñas naturales, brindando mayor resistencia y durabilidad.

En este artículo, te contamos cuáles son los posibles riesgos de llevar uñas esculpidas o artificiales. Léelo antes de decidir si quieres lucirlas o no.

¿Por qué son tan populares las uñas acrílicas?

En la actualidad, cada vez es más frecuente el uso de uñas artificiales o extensiones. Al estar fabricadas con plástico o algún elemento similar, dan una sensación de «perfección», similar a lo que se observa en las revistas de moda o en las celebridades.

En general, las uñas acrílicas son estéticamente más llamativas y permiten tener una apariencia ideal, al cubrir ciertas imperfecciones naturales. Además, se pueden confeccionar en diferentes formas y tamaños, lo que abre un mayor abanico de posibilidades.

En este sentido, sobre las uñas postizas es posible agregar diseños, patrones y colores de todo tipo, que quizás con las uñas naturales no se podría. De igual forma, estas pueden emplearse para reconstruir uñas rotas o mordidas.

Como ya se mencionó, el material que se emplea es muy resistente. Por tanto, si las uñas se rompen con facilidad o se tiene el hábito de morderlas, es común llevar uñas acrílicas. Además, son el acompañante de moda «tradicional» en la preparación para un evento especial, tal es el caso de una fiesta, reunión o boda.



4 peligros de la colocación de uñas acrílicas

A pesar de lo que se cree, tanto la colocación como el uso de las uñas acrílicas acarrean diversos riesgos. En este sentido, los problemas asociados con la aplicación de uñas postizas son los siguientes.

1. Agentes químicos

Los componentes químicos empleados en las uñas artificiales pueden acarrear problemas para la salud. Dentro de los tóxicos contenidos en los esmaltes acrílicos destacan el formaldehído, el toludeno y el ftalato de dibutilo.

Según un estudio de la Revista de la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo, el formaldehído es un agente irritante de los ojos, la piel y las mucosas. La exposición a esta sustancia puede producir desde dermatitis, urticaria y conjuntivitis, hasta daños en la vía aérea.
El daño de los agentes químicos varía según la sensibilidad de cada persona. Sin embargo, no todos los esmaltes contienen estos tóxicos, por lo que es fundamental estar atento a la hora de su colocación.

2. Gases

La exposición a gases tóxicos o irritantes suele ocurrir en los salones de belleza con una inadecuada ventilación. Algunos centros de manicura utilizan una sustancia llamada metacrilato de metilo para pegar las uñas. Este compuesto causa daños graves a los pulmones, por inhalación, y a los dedos, por el contacto directo, según una publicación de la Revista Sanitaria de Investigación.

Así mismo, las partículas de polvo al limar las uñas pueden viajar por el aire y penetrar a través de la vía respiratoria, causando irritación nasal. En casos severos, podrían precipitar en cuadros de asma.

3. Problemas de higiene

En algunas ocasiones, los centros de estética no esterilizan o limpian los instrumentos y materiales empleados. Por tanto, estos se convierten en vehículos de transmisión de ciertas enfermedades, como es el caso de los hongos.

Una investigación de la Revista de Ciencias Médicas de Pinar del Río, describe que la infección de las uñas es causada en el 90 % de los casos por hongos dermatofitos. En este sentido, se recomienda llevar una lima de uñas propia al colocarse uñas acrílicas. Así mismo, visualizar la limpieza de los instrumentos a emplear.

Por otro lado, el uso inadecuado o la falta de guantes de protección por parte de los manicuristas también podría acarrear consecuencias. La presencia de heridas o cortes en las manos durante el procedimiento puede crear puertas de comunicación entre el usuario y el profesional.

Una publicación de Mother To Baby hace hincapié en la necesidad de medidas higiénicas para prevenir y controlar cualquier virus o bacteria en los salones de manicura. El uso de métodos de protección es indispensable para reducir la exposición a agentes dañinos, tanto para el cliente como para el profesional.

Por otra parte, puede resultar dañino el corte excesivo de la cutícula. Esta práctica es habitual al ponerse uñas acrílicas o hacerse la manicura, ya que se considera a las cutículas como antiestéticas. Sin embargo, no deberíamos permitir su eliminación, puesto que constituyen una barrera natural para evitar el paso de infecciones y microorganismos dañinos.

4. Calor

Al colocar ciertos tipos de uñas artificiales se requiere de calor para que estas se adhieran. Por lo general, se emplean lámparas especiales para esta tarea. Desafortunadamente, el aumento de temperatura es nocivo para la salud de las cutículas, sobre todo cuando están en contacto con sustancias dañinas e inflamables. Además, la exposición continua y prolongada al calor podría afectar la salud de la piel que rodea a las uñas.

4 peligros asociados al uso de uñas acrílicas

Las consecuencias de la aplicación de las uñas artificiales no terminan cuando salimos del salón de belleza. Existen riesgos que forman parte de su uso cotidiano. Entre los efectos adversos más comunes, encontramos los siguientes.

1. Golpes

Como las uñas de acrílico son muy rígidas, es posible padecer de onicólisis ante golpes de leve a moderada intensidad. Esto quiere decir que se desprenderá la uña de plástico y, a la vez, arrancará la uña propia. Esto suele causar dolor agudo, malestar e irritabilidad. Además, es posible que la uña tarde varias semanas en reconstruirse por completo.

2. Infecciones

En general, son más frecuentes las infecciones en las uñas de las personas que emplean extensiones acrílicas. Si queda algo de espacio entre la matriz natural y las uñas artificiales, podrían acumularse bacterias y todo tipo de microorganismos que provocan enfermedades.

De igual forma, es común que las uñas acrílicas sean de mayor longitud. Este es un condicionante para la contaminación por agentes patógenos. En un estudio realizado por el Hospital Max Peralta de Costa Rica se describe como las uñas más largas tienen un mayor riesgo de arrojar cultivos bacterianos positivos.

Así mismo, las fisuras o grietas en las uñas acrílicas, posterior a cualquier traumatismo, pueden convertirse en sitios para la acumulación de suciedad, virus o bacterias. Cuando esto sucede, es necesario retirar el material y volver a colocar uno nuevo lo antes posible.

3. Alergias

Las reacciones alérgicas son un efecto a tener en cuenta al emplear este tipo de uñas. Esto se debe a los ingredientes plásticos y otros químicos que las constituyen. Las resinas y los formaldehídos son algunas de las sustancias que pueden producir alergia.

Un estudio de la Revista Enfermería del Trabajo, describe que las resinas acrílicas pueden causar irritación cutánea y dermatitis de contacto. Como consecuencia, es posible experimentar dedos enrojecidos, hinchazón y escozor intenso. En casos extremos, la alergia a los materiales provoca separación de la uña verdadera con la matriz.

4. Debilidad o caída de uñas

En general, para colocar las extensiones artificiales es preciso realizar un gran limado o pulido de las uñas naturales. Estas últimas suelen quedar débiles, ya que se eliminan varias capas y, por lo tanto, se rompen con mucha facilidad. Por tanto, se debe tener en cuenta que al retirar las uñas acrílicas será necesario esperar un periodo prolongado para recuperar el estado original del lecho ungueal propio.


Quizá te interese leer: Trucos para no comerse las uñas


Uñas postizas y cáncer de piel

Algunos tipos de uñas postizas requieren del uso de una lámpara de rayos UV para que el material pueda fijarse y endurecerse. Si bien la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) considera que estas lámparas son de bajo riesgo, las personas con pieles sensibles podrían ser más susceptibles.

De igual forma, existe mayor riesgo en las personas que consumen medicamentos que generan fotosensibilidad. Tal es el caso de los antibióticos, los anticonceptivos, los estrógenos y la hierba de San Juan.

Por otro lado, un estudio experimental reciente publicado en la revista Nature, concluyó que la radiación emitida por los secadores de esmalte de uñas con luz UV es citotóxica, genotóxica y mutagénica para las células de la piel.

La FDA aún no recibe ningún reporte de cáncer de piel asociado a los secadores de uñas, no obstante, nunca está demás tomar las previsiones adecuadas. Lo ideal es usar protector solar en las manos. También es posible usar guantes para limitar la exposición a los rayos UV, siempre y cuando tengan un espacio vacío para las uñas.

Consejos para reducir los peligros de las uñas acrílicas

Primero que nada, la American Academy of Dermatology recomienda el uso de uñas en gel remojadas en lugar de las uñas acrílicas para reducir el peligro. Lo ideal, como ya lo hemos mencionado a lo largo del artículo, es reservar las uñas acrílicas solo para ocasiones especiales.

Si a pesar de todo deseas seguir usando uñas acrílicas, es posible disminuir los riesgos asociados tomando algunas medidas de prevención. Dentro de las recomendaciones para su colocación destacan las siguientes:

  • Asiste a salones certificados.
  • Pide que abran las ventanas o ventilen el salón si percibes olores fuertes.
  • Asegúrate de que los instrumentos sean desechables o hayan sido esterilizados antes.
  • No permitas que retiren las cutículas.
  • Lleva tu propia lima.

Además, la higiene periódica de las uñas acrílicas ayudará a evitar los peligros ya mencionados. Dentro de los consejos para el cuidado diario están los siguientes:

  • Lava tus manos con frecuencia utilizando jabón antibacteriano.
  • Mantén las manos secas y evita acumular humedad bajo las uñas.
  • No emplees las uñas acrílicas como herramientas para abrir o perforar.
  • Usa guantes para realizar las actividades del hogar.
  • Evita quitar las extensiones acrílicas por tu cuenta.
  • Ante un daño en las uñas, acude con un manicurista para su pronta reparación.

No olvides evaluar las ventajas y desventajas

Como ves, el uso de uñas acrílicas es una decisión que no debe tomarse a la ligera. Por ello, es recomendable evaluar las ventajas y desventajas antes de acudir con un manicurista. Es fundamental buscar centros especializados con profesionales en el área para evitar futuras complicaciones. Ante cualquier síntoma extraño, consulta con tu médico de confianza.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.