Cuidados para los cactus y suculentas en macetas

Los cactus y suculentas son plantas que cuentan con grandes reservas de agua. Requieren cuidados sencillos para su desarrollo. ¡Descúbrelos a continuación!
Cuidados para los cactus y suculentas en macetas

Escrito por Jhovana Margarita Pineda Suarez, 29 Abril, 2021

Última actualización: 29 Abril, 2021

Los cactus y las suculentas se han convertido en una tendencia para la decoración del hogar, debido a que poseen una diversidad de tamaños, colores y formas, así como destacan por ser plantas de cuidado fácil.

La mayoría de los cactus y suculentas provienen de climas desérticos. Por lo tanto, para su crecimiento es indispensable que cuenten con mucha luz, agua de forma regular y buen drenaje. Sin embargo, esto varía.

Por ejemplo, el cactus de navidad, como habita en bosques, prefiere poca luz y climas húmedos. Para conocer más detalles te invitamos a seguir leyendo el artículo.

¿Qué son los cactus?

De acuerdo con la Real Academia Española (RAE), los cactus son plantas que pertenecen a la familia de las Cactáceas. Además, almacenan grandes cantidades de agua y nutrientes. Por lo tanto, se pueden adaptar con facilidad a climas áridos y secos.

Este tipo de planta contiene diversos géneros, como los Ferocactus, que se encuentran en los desiertos. A su vez, están los Echinopsis que habitan en montañas de América del Sur y los Oreocereus que viven en zonas altas de los Andes. La mayoría se encuentran en América.

¿Qué son las suculentas?

Según un artículo de la revista Polibotánica, las suculentas son plantas que se distinguen por almacenar agua en los tallos, hojas o raíces. De igual manera, pueden vivir en diversos hábitats, en especial aquellos con climas secos y poca humedad.

Por otra parte, existen varias familias que se clasifican como suculentas. Algunas de ellas son las aizoáceas, cactáceas, crasuláceas y euforbiáceas.

Cactus en macetas.
Los cactus son típicos de América y de las zonas desérticas, adaptados a estas condiciones extremas.

Consejos para cuidar los cactus y suculentas

Aunque estas plantas son de fácil cultivo, tienen necesidades que requieren atención. Es por ello que te presentamos consejos importantes para el cuidado apropiado de tus cactus y suculentas.

Riega de forma regular

El agua de lluvia es la mejor opción para regar estas plantas, puesto que no contiene minerales, como la de grifo. Aunque estas plantas tienen la capacidad de almacenar agua y sobrevivir a climas áridos, la requieren para prosperar.

Sin embargo, el riego excesivo puede causar hongos y la muerte de las plantas. Por esta razón, debe ser profundo y moderado. Es decir, hay que echar agua hasta que salga por los orificios de drenaje de la maceta. En lo que respecta a la frecuencia, varía según el período que atraviesen.

Desde la primavera al verano los cactus y suculentas pasan por una temporada de crecimiento. Por lo tanto, hay que regar las plantas una o dos veces por semana. Aunque si las temperaturas son altas se reduce a cada dos semanas.

Por su parte, durante otoño e invierno este tipo de plantas entran en un período de descanso. Entonces, se disminuye la frecuencia del riego a una vez cada tres o cuatro semanas.

Evita rociar agua en las plantas

Usar un atomizador con agua para tus cactus y suculentas causa múltiples efectos negativos, como raíces frágiles y moho en las hojas. Por ello, es preferible que te enfoques en regar la tierra y no las hojas. 

Ubica los cactus y suculentas en espacios con luz

La mayoría de estas plantas requiere entre cuatro a ocho horas de luz diaria para prosperar. Por lo tanto, un paso esencial para su cuidado es colocarlas en un espacio con buena luz. Puede ser al lado de una ventana situada al sur o al oeste del sol.

No obstante, debes tener precaución para no exponerlas a un contacto directo. Puesto que pueden adquirir un color amarillo y, si las suculentas están recién sembradas, se queman.

Aunque la intensidad de la luz depende del tipo de cactus o suculentas. Por ejemplo, las Opuntias, que son cactus del desierto, necesitan luz solar para crecer. Mientras que las Rhipsalis, que se desarrollan en bosques, toleran la semi sombra.

Cuenta con buen drenaje

¿Usas tierra de patio para tus cactus y suculentas? ¡Es un error común! La realidad es que esta especie de plantas requiere un terreno rico en materiales orgánicos para tener un buen drenaje. Puede ser la mezcla de la tierra de arena, gravilla y siembra.

De igual manera, la maceta debe contar con un orificio de drenaje, con la finalidad de permitir la salida del exceso de agua. Por su parte, si usas las plantas en el interior de tu hogar, recuerda poner un platillo debajo para evitar decoloraciones en superficies.

Usa macetas anchas y poco profundas

Como las raíces de los cactus y suculentas son superficiales, lo recomendable es colocar las plantas en macetas anchas y poco profundas. Este tipo de recipiente evita la acumulación de agua.

Trasplanta una vez al año

Replantar proporciona buena salud para las plantas y permite que sigan creciendo. Como los cactus y suculentas aumentan de tamaño, lo ideal es que trasplantes una vez al año durante la primavera.

Para esto necesitas cambiar de maceta y usar una más grande. Además, toma en cuenta los siguientes pasos:

  1. Riega la planta y deja escurrir.
  2. Usa unos guantes para proteger tus manos de las espinas y procede a sacarla.
  3. Remueve la tierra antigua de las raíces con ayuda de un palo delgado.
  4. Coloca una capa de fertilizante y tierra en la nueva maceta. Después de esto, introduce el cactus o suculenta.
  5. Termina de llenar el resto de la vasija con la mezcla.
  6. Para culminar, deja reposar la planta por los próximos días. Es decir, no la riegues.
Plantas suculentas.
Trasplantar una vez al año favorece el crecimiento de estos vegetales, que de por sí buscan incrementar su tamaño.

Nutre tres veces al año tus cactus y suculentas

Los cactus y suculentas no demandan una fertilización constante ni fuerte. Esto se debe a que aprovechan los alimentos que existen en el terreno, como los desechos orgánicos. Por lo tanto, puedes optar por usar composta.

Pero en caso de que uses un fertilizante más potente, como el de tomate, debes diluirlo con el doble de agua que la indicada. Por otra parte, las estaciones ideales para fertilizar son primavera, verano y principios de otoño.

El cuidado de cactus y suculentas es sencillo

Los cactus y suculentas tienen una belleza que nunca pasa de moda. Además, estas plantas transmiten una energía de abundancia que es ideal para armonizar tu hogar u oficina. Lo mejor es que requieren pocos cuidados para prosperar. 

Como lo ideal es adaptar la planta a su hábitat de origen, tienes que proporcionarles luz y agua apropiada, así como una tierra y fertilizante especifico. Por otro lado, recuerda que tanto el suelo como las macetas deben permitir un buen drenaje.

Te podría interesar...
Suculentas corazón: ¿cómo cuidarlas?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Suculentas corazón: ¿cómo cuidarlas?

Las suculentas corazón se caracterizan por crecer sin tallo y alcanzar apenas 7,5 centímetros de alto. Descubre cómo cuidarlas.



  • Bell S. Cultivar cactus y otras suculentas en interiores y en invernaderos. El Drac: Madrid; 2003.
  • Mach K.  Guías Jardín Cactus y suculentas. Blume: Barcelona; 1987.
  • Martínez-Cortés M, Manzanero-Medina G, Lusre-Sánchez H. Las plantas suculentas útiles de Santo Domingo Tonalá, Huajuapan, Oaxaca, México. Polibotánica. 2017; (43): 323-348.