Lo que debes saber para el cultivo de las orquídeas

Se trata de una especie ideal tanto en interiores como en exteriores. Sin embargo, para que las orquídeas florezcan de la mejor manera, requieren atención en su cuidado.
Lo que debes saber para el cultivo de las orquídeas

Escrito por Jonatan Menguez

Última actualización: 04 mayo, 2022

Las orquídeas son plantas elegantes y sofisticadas, de cuidado sencillo y sin mayores inconvenientes para tener en interiores. Sin embargo, no son iguales a cualquier planta. Existen diferentes tipos que requieren ciertos detalles específicos. El cultivo de las orquídeas es una tarea fácil si se respetan algunas condiciones.

Se trata de una planta que aporta estética, elegancia y una cuota de paisaje verde al hogar. Por lo que muchas personas las eligen como elemento decorativo.

Aunque es una variedad ideal para ese objetivo, no deben dejarse a la deriva, ya que pueden secarse o contraer enfermedades. Además, es conveniente conocer con qué tipo de orquídea se cuenta, para así aplicar tratamientos puntuales.

Consejos para el cultivo de las orquídeas

Esta es una especie sencilla para cuidar, pero con cierta delicadeza. Esto implica que el cultivo de las orquídeas requiere atención en el riego, la luz solar indirecta y la humedad constante.

Espacio e iluminación para el cultivo de las orquídeas

En general, estas flores precisan sectores del hogar donde la luz solar llegue de manera indirecta. Se debe tener mucha precaución con no dejarlas en contacto directo, ya que pueden secarse y no florecer. De todas formas, depende del tipo de orquídea que se tenga. Elegir una esquina o un rincón con suficiente iluminación, pero sin rayos del sol, es ideal.

En el caso de no contar con un sector en el hogar que tenga estas características, se puede acudir a la iluminación artificial. Colocar bombillas fluorescentes y mantenerlas a 20 centímetros de las mismas por un promedio de 15 horas diarias.



Riego

En lo que respecta al agua, el cultivo de las orquídeas implica cuidados especiales. El agua común del grifo puede resultar demasiado pesada para sus raíces, por lo que se recomienda conseguir líquido bajo en minerales. Es importante mantener la humedad en la tierra de manera constante, pero sin excesos.

Por otro lado, se recomienda realizar la acción de regado con un atomizador. Los riegos abundantes y espaciados son ideales para estas plantas, con la precaución de generar un buen drenaje.

Riego por goteo para las orquídeas.
El riego por goteo se puede utilizar en orquídeas que se siembran masivamente. En la casa es preferible un atomizador.

Cortar las flores

Se deben cortar los tallos en los casos en los que la orquídea no florezca más o cuando no se divisen rebrotes. Basta con arrancar 1 centímetro del mismo; siempre de forma cuidadosa. Es recomendable realizar esta tarea para el cultivo de las orquídeas antes de que el tallo se torne de color amarillo.

Temperatura

Uno de los aspectos más importantes para el cuidado de las orquídeas es la temperatura. Hay que tener en cuenta que no soportan demasiado frío.

Son plantas que precisan un clima templado, con temperaturas que oscilen entre los 10 y los 30 grados centígrados. Además, es importante que mantengan la humedad. En el caso de vivir en zonas secas, se pueden colocar piedras con agua o un humidificador.

Abono

Para el correcto cultivo de las orquídeas es necesario remover y agregar abono con algunos meses de frecuencia. Conseguir el producto necesario es sencillo. Basta con dirigirse a una tienda especializada y solicitarlo.

Es posible que esté empacado en bolsa o en sobre, pero debe contener las vitaminas y los nutrientes necesarios para el crecimiento saludable de la planta. Los más importantes son el nitrógeno, el potasio y el fósforo.

Aire

Es saludable que las plantas de este tipo reciban ciertas corrientes de aire. Por lo que se pueden colocar cerca de una ventana o en algún espacio del hogar donde circule el viento. Sin embargo, no debe ser una corriente muy fuerte.

Recipiente

Las orquídeas crecen en los troncos y en la corteza de los árboles. Por lo tanto, al no recibir luz natural, producen la fotosíntesis también en las raíces.

Esto lleva a que, en su cuidado interior, no deban colocarse en macetas que tapen la luz, ya que sus bases también la necesitan. Utilizar recipientes trasparentes que habiliten el contacto con la iluminación es lo óptimo.

Trasplante

El trasplante de las orquídeas sugiere, en primer lugar, que recibió los cuidados suficientes para su crecimiento. En ese caso, se recomienda cambiar sus bases cada 2 años.

El mejor momento para hacerlo es cuando comienzan a crecer luego de la floración. De este modo se crean nuevas flores, ricas en nutrientes.

Características de las orquídeas

Las orquidáceas son una gran familia de plantas, compuesta por miles de especies, con la característica común de producir flores de variados colores. Es frecuente que florezcan al mismo tiempo durante varias semanas, pudiendo abarcar tonalidades amarillas, rojas, verdes, blancas o marrones.

Se trata de una especie nativa de ambientes tropicales, como bosques húmedos o valles de río, por lo que precisan un cuidado que simule esas condiciones. Si se cuenta con varios ejemplares, mantenerlas juntas genera un mayor porcentaje de humedad.

Suelen crecer en ambientes con temperaturas altas, casi siempre en los troncos de los árboles. Pertenecen a espacios muy húmedos. Precisan iluminación indirecta.
Mujer cuida una orquídea.
Las orquídeas viven de manera natural en ambientes tropicales, por lo que reproducir estas circunstancias es bueno para la planta.


¿Cómo reconocer fallas en el cultivo de las orquídeas?

Es importante identificar los errores en el cuidado de las plantas, con el objetivo de solucionarlos a tiempo. Por ejemplo, si la orquídea no florece o tiene sus hojas oscuras y amarillentas, es porque le falta luz. Mientras tanto, si hay un exceso de iluminación, es común que se reseque y aparezcan manchas o quemaduras en las hojas.

Por otro lado, deben mantenerse en sectores ventilados. Si no tienen suficiente aire es probable que desarrollen hongos u otras enfermedades. En el caso de que las flores le duren menos de 12 semanas, podría faltarle calor o riego.

Si los cuidados son efectivos, es posible que las plantas de esta especie crezcan unos 60 o hasta 70 centímetros de altura. Además, sus típicas flores permanecerán durante la mayor parte del tiempo, gracias a su resistencia.

Te podría interesar...
Guía para cuidar las orquídeas antes y después de la floración
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Guía para cuidar las orquídeas antes y después de la floración

Cuidar las orquídeas puede ser una tarea sencilla si se tienen presente sus necesidades. Sigue leyendo y conoce cómo hacerlo fácilmente,




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.