¿Cuándo se puede dejar de usar el pañal de la noche?

La mejor recomendación para que el niño deje el pañal de la noche es tomar el proceso con naturalidad y darle tiempo para que complete este paso sin presiones. Seguro lo logrará antes de los 5 años.
¿Cuándo se puede dejar de usar el pañal de la noche?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 28 julio, 2022

Lo más habitual es que los niños dejen de usar el pañal de la noche un tiempo después de que han abandonado el del día. Algunas veces, el proceso se da de manera simultánea, pero no hay reglas fijas.

Cada pequeño tiene su propio ritmo.

Algunos padres pueden sentirse impacientes al ver que el niño controla los esfínteres en el día, pero no deja de usar el pañal de la noche. La verdad es que no tienen por qué inquietarse.

Estamos ante un proceso que se asocia a la maduración del sistema nervioso. No hay que apresurarlo ni presionarlo, sino más bien incentivarlo y acompañarlo hasta que se logre. La paciencia y la comprensión son claves.

El momento para dejar de usar el pañal de la noche

La gran pregunta de muchos padres es cuándo dejar de usar el pañal de la noche. No hay una respuesta exacta para la interrogante.

Podría decirse que lo usual es que los pequeños dejen de utilizar el pañal del día entre los 2 y los 3 años. El de la noche se abandonará entre los 3 y los 5 años. Hacia los 3 años es habitual que muchos niños lo dejen de emplear.

Sin embargo, se estima que 1 de cada 4 pequeños sigue orinando la cama por la noche a los 4 años. Si a los 5 no se ha conseguido el control, lo indicado es consultar con el especialista.

Pese a esto, los expertos están de acuerdo en que es normal tener fugas eventuales de orina hasta los 7 años. De hecho, más que la edad, lo indicado es tomar en cuenta 3 señales que sugieren que es posible hacer el intento de eliminar el pañal nocturno:

  • El niño se levanta con el pañal seco durante una semana continua.
  • Se despierta solo en la noche con ganas de orinar.
  • El niño pide que le quiten el pañal.
Enuresis en un niño que dejó el pañal.
Las fugas eventuales de orina a la noche son esperables. Hay que consultar cuando la situación es muy frecuente.

Claves para retirar el pañal de la noche

Lo más importante es que el niño se sienta confiado y motivado a dejar de usar el pañal de la noche. Es necesario darle un acompañamiento psicológico y narrativo.

Esto es, explicarle lo cómodo que resulta dormir sin pañal y celebrar cuando se levante seco. Así se sentirá apoyado.

Es clave hacer partícipe al pequeño de la decisión de dejar el pañal de la noche. Vale la pena tomar en cuenta los siguientes consejos para sostener el proceso:

  • Felicitarlo por los avances que alcance.
  • Emplear un pijama que sea fácil de subir y bajar.
  • Asegurarse de que no hay ningún obstáculo en el camino al baño.
  • Evitar que beba líquidos en cantidad, 2 horas antes de ir a la cama.
  • Si el niño despierta por otro motivo, aprovechar para llevarlo al baño.
  • Dejar una luz portátil cerca de la cama. Así podrá utilizarla cuando quiera ir al baño.
  • Motivar al niño para que avise cuando quiera ir al baño, incluso si todavía utiliza pañal.
  • Crearle el hábito de ir al baño antes de acostarse. Lo ideal es que lo haga después de lavarse los dientes.
  • Si el niño lo prefiere, pedirle que le avise a los padres cuando quiera ir al baño después de acostarse.
  • Hay cuentos que pueden ayudar a los niños a que se sientan acompañados durante este proceso.


Lo que se debe evitar

Las presiones no son nada aconsejables en estos casos. Dejar de usar el pañal de la noche es un proceso que puede tomar algún tiempo.

Lo mejor es tener paciencia y comprender que si el niño no logra mantenerse seco, se debe a que aún no completa la maduración de su sistema nervioso.

Después de que deje de usar el pañal de la noche, todavía es muy probable que moje la cama algunas veces. El proceso completo puede tardar hasta 1 año. Un cobertor impermeable para evitar accidentes es una buena idea.

Así mismo, es conveniente tener a mano un pijama y unas sábanas secas, por si acaso. No hay que regañarlo ni recriminarle esas fugas eventuales. Al contrario, hay que tranquilizarlo y hacerle ver que es normal.

Si el niño deja de usar el pañal de la noche, pero luego vuelve a mojar la cama en varias oportunidades, lo mejor es volver a ponerle el pañal e intentarlo más adelante. Tal vez aún no es tiempo de que dé el paso.

Madre con varios pañales.
No hay que descartar los pañales de inmediato al quitar el uso del nocturno. Conviene esperar unas semanas para corroborar que el pequeño está cómodo con la nueva realidad.

Respetar los ritmos del niño al dejar el pañal de noche

Es necesario hacer hincapié en que cada niño es diferente y por eso no debe comparársele con otros. El proceso de dejar el pañal de la noche no es fácil.

Si el niño está entre los 5 y los 6 años y no ha logrado controlar los esfínteres en la noche, lo más aconsejable es consultarlo con el pediatra. Incluso si lo logra, es normal que haya fugas eventuales hasta los 7 años.

Hay que tomar en cuenta que algunos eventos pueden provocar regresiones en la conducta. La llegada de un hermanito, una mudanza o algún cambio importante pueden propiciar que vuelva a mojar la cama.



Un proceso natural

Lo más recomendable es hacer el intento de dejar el pañal de la noche en tiempos de verano. En esta estación, el niño se sentirá más cómodo al ir con menos ropa a la cama. Además, si se moja, no se expondrá al frío de las sábanas.

Los padres deben tomar este proceso con mucha naturalidad. Dejar de usar el pañal de la noche es un hito que tendrá lugar cuando el cerebro esté listo para ello.

Te podría interesar...
¿Cómo reacciona tu bebé al quitarle el pañal?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo reacciona tu bebé al quitarle el pañal?

Cuál es el mejor momento para iniciar el proceso de quitarle el pañal al bebé es todo un dilema para los padres. Unos niños tardarán más que otros.



  • Díaz, E. T., Suárez, V. M., Alcántara-Canabal, L., Castañón, C. S., & Muíños, C. C. (2021, August). Valoración de los criterios diagnósticos de la enuresis nocturna. In Anales de Pediatría (Vol. 95, No. 2, pp. 101-107). Elsevier Doyma.
  • HERRARA, R. S., NAVARRO, J. R., & FERNÁNDEZ, G. P. Enuresis nocturna primaria. Seguimiento en una consulta de Pediatría de Atención Primaria.