Disco menstrual: qué es y en qué se diferencia de la copa menstrual

Los discos menstruales son similares a la copa en cuanto al aspecto, pero existe una gran diferencia entre ambos productos. Descubre de qué trata esta disparidad.
Disco menstrual: qué es y en qué se diferencia de la copa menstrual
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 18 septiembre, 2022

Cada vez son más las seguidoras de los productos sostenibles para contener el flujo de sangre causado por el período. Es el caso de la copa, pero existe otro método ecológico, cómodo y con una función extra. Se trata del disco menstrual.

Esta variación de la copita también significa un ahorro de dinero a largo plazo, porque dejas de gastar cada mes en toallas o en tampones; además, contribuyes con la causa conservacionista.

Es un artículo sanitario que ofrece todo lo que buscas para esos días del mes. La opción no atenta contra la salud, supone seguridad y otra serie de beneficios.

¿Qué es el disco menstrual y cuáles son sus ventajas?

Los discos menstruales son dispositivos sanitarios con dicha forma y de carácter reutilizable. Son semejantes a las copas, aunque más planos y anchos.

Los fabrican con silicona de grado médico, definida por la enciclopedia Netinbag como un polímero sintético cuyas propiedades permiten el contacto seguro con el tejido vivo. Debido a su diseño, al ponerlo queda bastante cerca del cérvix.

Algunos médicos comparan su aspecto y espesor con el pétalo de una rosa. Señalan que el material de fabricación evita las probabilidades de modificar el pH vaginal o de desarrollar infecciones.

El disco es hipoalergénico. Además, reduce el riesgo de fugas de sangre, ya que se adhiere sin inconvenientes a las paredes vaginales. Gracias esta ventaja, es posible tener relaciones sexuales en la menstruación. No es que antes fuera imposible, pero el borde del accesorio promete que no habrá pérdida de sangre en la penetración.

Adicional a dichos beneficios, decidirse por el disco es una manera de desligarse del plástico. Un reportaje de la revista National Geographic evidencia que los productos menstruales comunes son hechos de cualquier variedad de plástico, vienen envueltos en plástico, con aplicadores plásticos, con cuerdas plásticas y con finas capas absorbentes del mismo elemento.

Diferencias entre la copa y el disco menstrual

Aunque los 2 formatos son parte de una misma familia y el fin es la retención del flujo, persisten diferencias como las que planteamos a continuación.

Copa menstrual.
La copa menstrual es algo distinta al disco, pero comparten características como métodos ecológicos de contención del flujo.

Tamaño

Contrario a la copa, que viene en distintos tamaños, el disco menstrual es talla única. En el caso de las mujeres con debilidad en el piso de la pelvis o que sufrieron un prolapso leve, el dispositivo es buena alternativa, dada su anatomía.

No hay tiros molestos

Los discos no tienen el tiro de agarre de las copas; al no sobresalir un enganche inferior, no molestan como sí pudiera pasar con esta parte, si la copa queda mal puesta.

Durabilidad

Los discos aguantan un par de años en uso, debido a la capa ultradelgada de silicona que los compone. Aunque es menos vida útil que la copa, sigue siendo económico a mediano plazo.

Función

Es cierto que lo diseñaron para contener el fluido sanguíneo menstrual, pero los discos también fueron pensados para las mujeres que deseen tener relaciones sexuales con penetración vaginal en los días de regla. Esto no sucede con la copa.

De acuerdo a una explicación del Hospital Universitario La Moraleja, el período no debe impedir disfrutar de la intimidad en pareja. Para tranquilidad de las usuarias, los discos almacenan más sustancia que las copas y es casi nulo el riesgo de derrame.

Es importante que no consideres los discos menstruales como métodos anticonceptivos, porque no lo son.

Ubicación

Los discos van pegadísimos al cuello uterino, en el área más profunda del canal vaginal. En cambio, la copa queda más abajo, casi en la mitad de la vagina. Precisamente por la ubicación, el disco minimiza las probabilidades de fuga.

Capacidad

Mientras una copa tiene capacidad de almacenamiento de 30 a 50 mililitros, los discos acumulan hasta 75 mililitros. Por la textura y el doble borde resisten hasta 12 horas dentro del cuerpo.



¿Cómo ponerse el disco menstrual?

Quienes tienen experiencia con la copa menstrual, ganaron terreno para adaptarse al disco. No disponen del mango de enganche que sí tienen las copitas, pero con práctica, lo pones en pocos pasos:

  1. Doblar: con los dedos, dobla la rueda hasta crear la forma de un 8.
  2. Introducir: llévala con dirección hacia arriba de la vagina, en específico, apuntando al cuello uterino.
  3. Acomodar: una vez dentro del canal vaginal, arregla uno de los extremos hacia atrás y conduce el otro hacia el frente, donde se ubica el hueso del pubis.

Para quitar el disco, alcanza el contorno con un dedo y desplázalo suavemente hacia abajo. Así saldrá de modo horizontal.

Anatomía del útero.
Las mujeres con prolapso uterino podrían beneficiarse de este método, que les causaría menos molestias que la copa.

¿Cuándo usar y cuándo no el disco menstrual?

Es cierto que cualquier mujer puede recurrir a las bondades de los discos menstruales, pero aquellas diagnosticadas con debilitamiento severo del piso pélvico hallan un alivio con el dispositivo. Ocurre que en las pacientes con tal condición, las copas menstruales podrían deslizarse o causar incomodidad.

Los discos ofrecen un poco más de amplitud y resultan mejor sostenidos por las estructuras internas del aparato reproductor femenino.

Como contraindicación, las particularidades que restringen la utilización del disco son el parto o el aborto reciente, pues se trata de sangre necesaria de desechar para no sufrir infecciones vaginales. De igual manera, no es conveniente el disco después de procedimientos médicos en el cuello uterino.



Higiene del disco menstrual

La higiene de estos productos sanitarios es crucial, atendiendo a su particularidad reutilizable. Para esterilizar el disco antes de ponértelo por primera vez, hiérvelo en una cacerola con agua entre 5 y 10 minutos.

En los días de la regla, solo lava el anillo con agua y con jabón cada vez que lo retires. Cuando finalice el periodo vuelve a hervirlo. Almacena el disco en una bolsa de algodón.

Te podría interesar...
¿Cómo esterilizar y limpiar la copa menstrual?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo esterilizar y limpiar la copa menstrual?

Esterilizar y limpiar la copa menstrual es indispensable para que funcione como es debido, dure más tiempo y así evitar problemas de salud.