Falsa regla: ¿qué es y por qué aparece?

La falsa regla es un sangrado que muchas veces alarma a una madre que está comenzando su embarazo. Sin embargo, en la mayoría de los casos no hay nada que temer, ya que se trata de un proceso normal.
Falsa regla: ¿qué es y por qué aparece?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 10 noviembre, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 27 mayo, 2021

Última actualización: 10 noviembre, 2021

La falsa regla es un sangrado similar a la menstruación que se produce durante las primeras semanas de un embarazo. Se le denomina «falsa» porque en realidad no corresponde a la regla como tal, sino que suele ser el llamado «sangrado de implantación».

Muchas mujeres embarazadas acuden a los centros de urgencia cuando detectan este tipo de sangrado. Esto es lo correcto porque, aunque en la mayoría de los casos la falsa regla es normal, también es posible que ese síntoma sea señal de que algo no anda bien.

A la falsa regla también se le conoce como «falsa menstruación» o «metrorragia». Si una mujer no sabe que está embarazada, lo más seguro es que confunda el sangrado con una menstruación normal. Quizá luego se sienta algo desconcertada cuando no encajen las fechas del inicio de la gestación y de la última supuesta menstruación.

¿Cuál es la causa de la falsa regla?

Sangrados vaginales intermenstruales
El sangrado denominado «falsa regla» suele presentarse cuando se implanta el embrión en el útero.

Lo más común es que la falsa regla corresponda al sangrado de implantación. El proceso comienza el sexto día después de la fecundación. Ese es el momento en el que se implanta el embrión en la capa externa del útero, o endometrio.

La implantación dura entre dos y tres días. En ese lapso, el óvulo fecundado produce una sustancia que erosiona las células del endometrio. De este modo, el embrión poco a poco queda incrustado en la capa externa del útero.

Mientras eso ocurre, es posible que se rompan algunos vasos sanguíneos y esto provoque la falsa regla. A veces la causa del sangrado puede ser otra, como se analizará a continuación.

Lesión vaginal o cervical

En el primer trimestre del embarazo estas zonas están más sensibles e irrigadas. Por eso, es más fácil que sangren por la realización de un examen ginecológico, tener relaciones sexuales o llevar a cabo una actividad física intensa.

Amenaza de aborto

Si solo hay una amenaza de aborto, el cuello uterino permanece cerrado. Cuando hay un aborto en curso, además del sangrado, el cuello uterino se abre y hay otros síntomas asociados como dolor en el bajo vientre.

Embarazo ectópico

El embarazo ectópico o extrauterino también provoca la falsa regla. Se le llama así a una condición en la cual el embrión se implanta por fuera del útero. Lo más usual es que lo haga en las trompas de Falopio, pero también puede hacerlo en la cavidad abdominal, el cérvix o un ovario.

En esta condición hay una producción insuficiente de hormonas y eso provoca una descamación en el endometrio. Esta, a su vez, podría dar origen al sangrado que se presenta como un leve manchado acompañado de otros síntomas como náuseas, vómitos, etc.

Embarazo molar

El embarazo molar o mola hidatoforme es un tumor poco usual que se forma en el útero al comienzo de una gestación. Esto se produce por una fertilización anómala y da lugar a un feto anormal. Uno de los síntomas de esta condición es el sangrado durante el primer trimestre del embarazo.

Síntomas relacionados

Los síntomas de la falsa regla son muy similares a los de la regla habitual. En condiciones típicas, se presenta en el día 12 después de la ovulación, por lo que coincide con la fecha de la menstruación.

No obstante, el flujo es menos abundante, tiene un color más claro y no presenta coágulos; es decir, tiene una textura más líquida. Dura máximo tres días y se acompaña de dolor de cabeza, cansancio, dolor en el abdomen, sensibilidad en los pechos e irritabilidad.

Lo más común es que tras la falsa regla se presenten síntomas como los siguientes:

  • Dolor en el abdomen y cólicos.
  • Diarrea o estreñimiento. También acidez estomacal.
  • Hinchazón en los senos.
  • Ganas de orinar con frecuencia.
  • Náuseas y vómitos, sobre todo en la mañana.
  • Rechazo a ciertos alimentos.
  • Intolerancia a algunos olores.
  • Antojos.
  • Somnolencia.

¿Cuándo ver a un médico?

Si se presenta un sangrado al comienzo del embarazo, no hay razón para alarmarse. Lo más habitual es que se trate de la falsa regla y corresponda al sangrado de implantación que es completamente normal.

Sin embargo, también hay otras causas que provocan el sangrado. Como no es posible establecerlo, lo más indicado es consultar con el médico siempre que suceda esto. Es la manera de corroborar que todo esté bien y que no haya ningún riesgo.

Pruebas de diagnóstico de la falsa regla

Para formular el diagnóstico, el médico hace primero una entrevista. Indagará sobre el estado de salud en general y los antecedentes familiares. También recopilará los datos sobre la fecha de inicio y las características del sangrado.

Enseguida hará una exploración física y es probable que realice un examen rectovaginal para detectar cualquier posible anomalía. Asimismo, es posible que realice un examen con espéculo y que ordene uno o varios de los siguientes exámenes:

  • Análisis de sangre.
  • Prueba de función tiroidea y niveles hormonales.
  • Examen de orina.
  • Ultrasonido de abdomen y pelvis.
  • Tomografía computarizada o resonancia magnética.
  • Prueba de Papanicolaou.
  • Biopsia.

Tratamientos disponibles

Mujer en el médico
El médico determinará el tratamiento más adecuado para la causa que produce la falsa regla.

El tratamiento de la falsa regla va a depender de la causa que la produce. Cuando se trata de un sangrado de implantación, como ocurre en la mayoría de los casos, no se requiere de ningún tratamiento. El sangrado se detendrá por sí solo y no va a generar ninguna consecuencia.

Si la falsa regla es señal de una amenaza de aborto, el médico ordenará reposo estricto hasta que desaparezca el sangrado. Si se trata de un aborto en curso, se debe decidir entre permitir que se complete de forma espontánea, acelerar el proceso mediante medicamentos o llevar a cabo una dilatación y legrado por aspiración.

Si se confirma el diagnóstico de embarazo ectópico, lo indicado es realizar una cirugía. Esta debe hacerse tan pronto como sea posible. Cuando la causa de la falsa regla sea otra, el médico indicará cuáles son los pasos a seguir.

Estilo de vida y recomendaciones

La falsa regla como tal no implica la adquisición de nuevos hábitos. Se deben mantener los cuidados normales de cualquier embarazo, a menos que el médico indique otra cosa. En general, lo adecuado es un estilo de vida saludable con una dieta equilibrada, una actividad física ajustada a la gestación y tranquilidad.

Una amenaza de aborto exige mucho reposo, tranquilidad y seguimiento médico continuo. Es importante seguir las indicaciones de manera estricta. Si el aborto se produce, es posible que se experimenten múltiples emociones. La consulta a un psicólogo es muy recomendable.

Tras superar el tratamiento de un embarazo ectópico es posible que se requiera de asistencia psicológica. También es muy importante contar con una red social y afectiva de apoyo. La perspectiva de un embarazo hacia el futuro dependerá de cada caso.

Frente a la falsa regla, consulta con tu médico

Ante una falsa regla, lo más indicado es consultar con el médico para determinar si en verdad se trata de una falsa menstruación o hay algún otro problema. El médico ofrecerá las directrices y estas deben cumplirse al pie de la letra.

Lo habitual es que la falsa regla corresponda al sangrado de implantación. Esto no va a afectar el desarrollo de la gestación y no constituye una anomalía. Si la causa es otra, lo más importante es dejarse guiar por el médico para determinar lo que se debe hacer.

Te podría interesar...
El sangrado durante el embarazo y su significado
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
El sangrado durante el embarazo y su significado

El sangrado durante el embarazo suele ser común; sin embargo genera preocupación a la futura madre. Aquí te explicamos en qué consiste.



  • Galaz-Montoya, C. I., Razo-Aguilera, G., Grether-González, P., & Aguinaga-Ríos, M. (2015). Aspectos genéticos de la mola hidatidiforme. Perinatología y reproducción humana, 29(3), 113-117.
  • Valdez-Morales, F. J., Vital-Reyes, V. S., Hinojosa-Cruz, J. C., & Cerbón, M. (2014). Funcionalidad y cambios endometriales asociados con la inducción de ovulación con citrato de clomifeno y FSH recombinante en mujeres con infertilidad. Ginecología y Obstetricia de México, 82(02), 143-153.
  • Lage, P. R., Suárez, A. V., & Rodríguez, M. A. (2012). Metrorragia de primer trimestre. Cuadernos de atención primaria, 18(4), 332.