Efectos de la sal en la salud de los riñones y cómo depurarlos

Para eliminar el exceso de sal del cuerpo es fundamental que nos mantengamos bien hidratados. Por ello debemos intentar beber más de 4 vasos de agua diarios.
Efectos de la sal en la salud de los riñones y cómo depurarlos
Nelton Abdon Ramos Rojas

Escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 28 Octubre, 2020.

Última actualización: 28 Octubre, 2020

La sal es un condimento tan habitual en las comidas, que nos cuesta pensar comer los alimentos diarios sin ella, incluso, tendemos a poner mala cara si sabemos que no está presente en la receta. Por supuesto que les otorga un toque muy sabroso y particular que nos hace disfrutarlas y degustarlas mucho más. Sin embargo, los efectos de la sal, a largo plazo (si abusamos de ella), pueden llegar a ser perjudiciales para la salud, de aquí, que valga la pena el considerar controlar y reducir su consumo.

A continuación, abordamos un poco los efectos de la sal en los riñones, y a la vez, tratamos de ofrecer algunos tips que consisten en alternativas naturales y sencillas, que podrían ayudarte a depurarlos sin mayor esfuerzo. Pues es importante recordar que diversos estudios nos hablan de la importancia de cuidarlos.

Como por ejemplo este estudio titulado: The kidneys and how they work (Los riñones y cómo trabajan), el cual resalta que los riñones son un par de órganos vitales que realizan varias funciones para mantener la sangre limpia y químicamente equilibrada. Así mismo, sugiere que, entender cómo funcionan los riñones puede ayudar a una persona a mantenerlos sanos.

Efectos de la sal en la salud renal

Los órganos que más daño suelen sufrir por los efectos del consumo excesivo de sal son los riñones. Debe tenerse en cuenta que son ellos los encargados de filtrar y depurar entre 3 y 5 litros de sangre.

Dolor en los riñones.
La falta de apetito, la anemia, el dolor en la zona lumbar son signos incipientes de una posible falla renal.

Existe cierta tendencia a recomendar reducir el consumo de sal de mesa, y en algunas dietas, sustituirla por sal del Himalaya. En otros casos, se recomienda eliminarla por completo. El punto de partida de esto es que, muchas cosas que comemos diariamente ya contienen una cantidad determinada de sal, la justa como para que los riñones puedan depurar y filtrar la cantidad que pueden diariamente.

Respecto a esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha recomendado que el consumo diario de sodio en los adultos sea menor a 2 gramos por día, lo que equivale a 5 gramos diarios de sal.

Todos los hábitos pueden modificarse, y el consumo excesivo de sal es uno más que puedes ir reduciendo poco a poco. Al principio, notarás la diferencia, pero normalmente, después se empieza a disfrutar de la naturalidad de los sabores.

La Asociación Americana del Corazón apuntó que, había estudios que demostraban cuando la gente empieza a seguir una dieta baja en sal o sin ella, tienden a quedarse con esta versión. Es decir, sin sal.

Pero, ¿qué consecuencias tiene la sal para la salud renal?

1. La sal se acumula en el organismo

En el momento en que consumimos más de 5 gramos de sal al día, esta va acumularse en los tejidos, en los órganos y en la sangre. Así, empieza un proceso de “retención de sales” en el organismo, como por ejemplo lo muestra el resumen de este estudio.

Entonces, las consecuencias de tener un organismo con excesos de sales (acidificado) podrían ser:

  • Alergias.
  • Infecciones.
  • Hipertensión.
  • Dolor articular.
  • Uñas quebradizas.
  • Cansancio crónico.
  • Retención de líquidos.
  • Dificultades de concentración.
  • Sensación de frío y agotamiento.
  • Problemas cardíacos y renales.
  • Riesgo de padecer distintos tipos de cáncer.
En las piernas es donde más se nota la retención de líquidos.

2. ¿Impide que podamos depurar la sangre?

Los efectos de la sal en el organismo empiezan a ser patentes a partir de los 40 años, momento en que muchas personas pueden llegar a sufrir de hipertensión, colesterol elevado, un índice de grasa corporal más llamativo y cambios metabólicos, por mencionar algunos aspectos.

Todo ello puede ser síntoma de un problema renal ocasionado por el exceso de sal y, a su vez, por la escasa cantidad de agua consumida. Entonces, sí, los excesos de sales pueden lograr impedir o imposibilitar que depuremos la sangre de manera correcta.

  1. El 60 % del organismo está formado por agua. En el momento en que hay un exceso de sal en el organismo, tal y como muestra este estudio, esta se acumula en tejidos y órganos impidiendo que los riñones puedan filtrar adecuadamente la sangre.
  2. Padecemos una retención de líquidos y de toxinas y como resultado, nos inflamamos. Los efectos más visibles de un problema renal y de que la sangre no se está depurando de modo adecuado son claros:
    • Sensación de frío.
    • Cansancio crónico.
    • Hinchazón de los pies.
    • Abdomen muy prieto y abultado.

3. Dificulta el buen funcionamiento del sistema renal

Mientras más sal en exceso almacena el organismo, pues, más tendrán que esforzarse los riñones en depurarla. Así lo muestra esta información que tiene un enfoque específico en un sector de Costa Rica. Esto, sumado a un bajo consumo de agua, va a suponer una sobrecarga excesiva capaz de conseguir que los riñones ese vean perjudicados. Esto viene a suponer un aumento de riesgos demasiado elevado.

4. Efectos indirectos de la sal en el organismo

Además de todo lo anterior, estos son algunos de los efectos que puede causar el consumo excesivo de sal en el organismo:

  1. Sobrepeso.
  2. Estreñimiento.
  3. Cólicos renales.
  4. Pérdida de cabello.
  5. Problemas de la piel.
  6. Reumatismo y artritis.
  7. Problemas intestinales.
  8. Retención de líquidos.
  9. Venas y arterias enfermas: arteriosclerosis.

Sustitutos de la sal: buenas opciones para condimentar de forma saludable

Dieta ayurvédica: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?

La sal no es el único elemento que se puede utilizar a menudo para condimentar las comidas y hacerlas gustosas. Existen otras opciones más saludables con las que podríamos potenciar el sabor de las comidas, desde hierbas aromáticas hasta especias.

  • Perejil.
  • Comino.
  • Mostaza.
  • Pimienta.
  • Orégano.
  • Jengibre.
  • Albahaca.
  • Cúrcuma.
  • Salsa de soja.
  • Jugo de limón.
  • Ajo y cebolla en polvo.

Aprovecha todas estas opciones para preparar comidas deliciosas y al mismo tiempo depurar los riñones de manera natural.

Bebe agua para eliminar el exceso de sal en el organismo

Una de las principales estrategias para eliminar el exceso de sal del cuerpo es beber más agua. Lo recomendado es consumir suficiente cantidad de agua al día, en función de la sed.

Aunque sabemos que en ocasiones lo pasamos por alto o simplemente no le damos la importancia que merece, te aconsejamos que lo intentes llevando siempre una botella de agua contigo siempre e ir bebiendo de a pocos sorbos.

Aprovecha el perejil y otras hierbas diuréticas

Agua de perejil

Ingredientes

  • 1 litro de agua.
  • El jugo de un limón.
  • Perejil fresco (50 g).

Preparación

  1. Hierve el litro de agua.
  2. Cuando hierva, añade el perejil.
  3. Cuece durante 30 minutos y deja que repose otra media hora.
  4. Añade el jugo de un limón y cuela el contenido.

Si tienes dudas acerca de cómo disminuir tu consumo de sal de manera progresiva, te recomendamos consultar con tu médico o con un nutricionista.

Ten en cuenta que, si vas a sustituir la sal por especias, debes informarte bien de cuáles pueden ser sus contraindicaciones (sobre todo, en el caso del jengibre y la canela).