¿Es posible perder peso comiendo zanahorias?

Las zanahorias, además de ser ricas en vitaminas, aportan una interesante dosis de fibra que nos ayudaría a sentirnos más satisfechos y, por ende, a comer menos.
¿Es posible perder peso comiendo zanahorias?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 28 diciembre, 2020

¿Te gustan las zanahorias? Entonces estás de suerte. Este sabroso vegetal dispone de fibra, betacarotenos y enzimas digestivas, que parecen ser un buen complemento para bajar de peso. ¿Quieres saber cómo?

Ten en cuenta que para aprovechar sus beneficios han de ser introducidas en el contexto de una alimentación saludable. Es importante garantizar la variedad en lo que a vegetales se refiere.

¿Las zanahorias son buenas para perder peso?

Cómo hacer un smoothie de zanahoria en casa y cuáles son sus beneficios

Ya sea en ensaladas o cremas, condimentos o en zumos, la zanahoria es un alimento muy empleado en la cocina. Además, suele recomendarse su inclusión en las dietas para bajar de peso. Concretamente, se recomienda consumirlas en los momentos adecuados del día para beneficiarnos de sus propiedades.

Según datos de la Fundación Española de la Nutrición, las zanahorias tienen un alto contenido en carbohidratos, además de en vitamina A. De hecho, una zanahoria mediana cubriría el 89 % y el 112 % de las necesidades diarias de hombres y mujeres respectivamente.

Fuente de betacaroteno y a caroteno, contribuirían al mantenimiento de las mucosas, la piel y la visión, según un estudio publicado en Subcellular Biochemistry. Por otra parte, aportan vitamina B6 y C, así como también hierro, yodo y potasio.

Por otra parte, cuentan con fibra, una de las sustancias más importantes a la hora de perder peso ya que se hincha en el estómago generando sensación de saciedad. ¿Algo más? Sí, son bajas en calorías (40kcal/100g).

¿Cómo consumir zanahorias para bajar de peso?

Antes de cambiar tu alimentación para perder peso, recuerda consultar con tu nutricionista. Solamente él podrá diseñar un menú a tu medida, de acuerdo con tus necesidades calóricas y nutricionales. Como norma general, podrías incluir la zanahoria en tu dieta diaria de la siguiente manera.

Desayuno: zumo de zanahoria y naranja para adelgazar

Sencillamente delicioso. Este zumo constituye una buena manera de empezar el día, ya que te aporta una significativa dosis de fibra, vitamina C y antioxidantes. Estas últimas sustancias han demostrado ser esenciales para evitar el desarrollo de patologías complejas a medio plazo. Te encantarán sus sabores y colores, y para prepararlo, no requiere excesiva complicación:

  • Avena.
  • Miel de abeja.
  • 2 zanahorias pequeñas.
  • Zumo de 1 naranja grande.

Mézclalo todo bien en la licuadora, sirve y bébelo poco a poco.

Almuerzo: batido de zanahorias y espinacas

Zanahoria con betacarotenos y vitamina A.
Los betacarotenos son de los nutrientes más relevantes para la salud ocular.

En el almuerzo puedes prepararte ricas y saludables ensaladas. Puedes combinarlas con algo de proteínas como puede ser una pechuga a la plancha. Pero unos minutos antes de tu almuerzo, deberías tomar este zumo natural, en el que se combinan las espinacas con la zanahoria.

La zanahoria y la espinaca, debido a su aporte en fibras, te ayudarían a sentirte más saciado ayudando a que ingieras menos cantidad de comida del plato principal.

Ingredientes

  • 5 hojas de espinaca limpia.
  • 2 zanahorias pequeñas.
  • Unos trocitos de melón o melocotón y un vaso de agua mineral.

Pásalo todo por la batidora y bébelo unos minutos antes de empezar con tu almuerzo.

Cena: zumo de zanahoria y piña para adelgazar

Durante tus cenas de dieta, intenta combinar productos frescos libres de harinas refinadas, de conservantes, azúcares y grasas. Puedes hacerte, por ejemplo, verdura hervida (recuerda que la zanahoria, es uno de los vegetales que al ser hervidos o cocinados, no pierde propiedades).

También puedes prepararte una berenjena al horno, un trocito de salmón, o alcachofas con un poco de aceite de oliva y vinagre, o incluso sabrosas cremas. Lo que tú quieras siempre que sea saludable y bajo en grasas.

Una vez, más, antes de tu cena, sería perfecto que te tomaras un zumo de piña y zanahorias: se trata de una bebida antioxidante y con alto contenido en fibra.

Recuerda que la fibra es capaz de incrementar la sensación de saciedad, según afirma una investigación publicada en European Journal of Clinical Nutrition. De este modo se reduce el riesgo de picar entre horas alimentos poco saludables.

Ingredientes

  • Piña picada en trozos pequeños.
  • 1 zanahoria pequeña.
  • 1 vaso de agua.

Coloca todos los ingredientes en la licuadora y obtén una mezcla homogénea, que beberás minutos antes de tu cena. Estará riquísimo.

Recomendaciones

Mujer tomando smoothie de zanahoria
Además de aportar nutrientes, el smoothie de zanahoria es saciante. Por eso, es una buena opción para calmar el hambre sin sumar demasiadas calorías.

Estos tres jugos podrían ayudarte a quemar grasas en tu día a día. Por supuesto, es necesario que consultes con tu médico sobre su eficacia.

  1. Recuerda combinarlos con una dieta adecuada y variada. No te limites nunca a consumir solo los zumos. Ellos actuarán como complementos, pero no son suficientes para cubrir la nutrición de cada día. Al ser saciantes te impedirían tener hambre entre horas.
  2. Consume al menos dos litros de agua al día y recuerda también, hacer algo de ejercicio.

Incluye zanahoria en tu dieta habitual

La zanahoria es un alimento muy polivalente, que además es sabroso y beneficioso. Ahora que ya la conoces un poco mejor, anímate a sacar el máximo partido de ella. ¿Qué tal si empiezas hoy mismo?

Prepárala de formas distintas para aprovechar todos sus beneficios. Tienes muchas recetas disponibles

Te podría interesar...
5 batidos veganos con proteína para después de entrenar
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 batidos veganos con proteína para después de entrenar

Para preparar batidos veganos con proteína no necesitas suplementos especiales. Te compartimos 5 sencillas recetas para que los pruebes en casa.



  • Saari JC., Vitamin A and vision. Subcell Biochem, 2016. 81: 231-259.
  • Zhang YJ., Gan RY., Li S., Li AN., et al., Antioxidant phytochemicals for the prevention and treatment of chronic diseases. Molecules, 2015. 20 (12): 21138-56.
  • Warrilow A., Mellor D., Mckune A., Pumpa K., Dietary fat, fibre, satiation, and satiety a systemtic review of acute studies. Eur J Clin Nutr, 2019. 73 (3): 333-344.