Los mejores alimentos para bajar de peso

Los alimentos no tienen propiedades milagrosas para hacernos bajar de peso. Sin embargo, algunas opciones tienen propiedades que nos apoyan en este proceso. Te compartimos las mejores.
Los mejores alimentos para bajar de peso
Eliana Delgado Villanueva

Escrito y verificado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva el 19 marzo, 2021.

Última actualización: 19 marzo, 2021

Bajar de peso es un proceso que depende de muchos factores. De hecho, contrario a lo que muchos llegan a pensar, la dieta no es la única culpable. Por lo anterior, siempre que se busque un peso sano y equilibrado, lo mejor es asesorarse con un profesional. Tanto médicos como nutricionistas pueden ayudar a diseñar las mejores estrategias para adelgazar.

Ahora bien, para complementar la dieta, hay ciertos alimentos cuyas propiedades han demostrado efectos favorables a la hora de bajar de peso. Si bien no son milagrosos ni producen efecto inmediatos, su ingesta dentro de un plan de alimentación saludable puede ser conveniente. ¿Quieres conocerlos?

Pepino para bajar de peso

Pepino cortado en rebanadas.
Los pepinos contienen fitonutrientes antioxidantes que bloquean radicales libres que son desechos metabólicos del cuerpo.

No hay estudios científicos que demuestren que el consumo de pepino ayude a bajar de peso. Sin embargo, es un alimento muy bajo en calorías que cuenta con propiedades que podrían apoyar este proceso. En primer lugar, como lo detalla un estudio publicado en la revista Fitoterapia, este vegetal combate la hinchazón y tiene una acción estimulante que ayuda a eliminar los desechos del cuerpo.

Por otro lado, según esta misma publicación, sus semillas ayudan a combatir el estreñimiento, lo que también es favorable para mejorar la figura. Asegúrate de incluirlo en un plan de alimentación saludable, que incluya fuentes de proteína, carbohidratos y grasa.

Pomelo

El pomelo no derrite grasa como afirman algunas personas en redes sociales y páginas. Sin embargo, puede ser un buen complemento para aquellos que buscan adelgazar de forma saludable. Incluido dentro de una dieta saludable y balanceada puede ser útil para aumentar la sensación de saciedad y reducir la ingesta total de calorías.

En un estudio publicado en Journal of Medicinal Food, 91 individuos obesos fueron evaluados durante 12 semanas. Ellos debían comer pomelo fresco antes de las comidas. Al final, los investigadores encontraron que los consumidores de pomelo perdieron hasta 1,6 kg. 

Avena

Hojuelas de avena natural en un bol.
La avena se conoce como uno de los cereales más completos en lo que a nutrientes se refiere. Por eso, es una buena opción para desayunar.

La avena es una fuente excelente de vitamina B1, selenio, manganeso, hierro y fósforo y  triptófano. También contiene proteínas bajas en grasa. Entre otras cosas, aporta fibra soluble, nutriente que aumenta la sensación de saciedad, contribuyendo a adelgazar.

Según una investigación publicada en la revista Nutrients, el consumo de avena integral puede ser una buena selección de granos enteros para diabéticos con sobrepeso. Si bien son necesarios más estudios, se considera un alimento seguro y de alto valor nutricional. Vale la pena consumirlo regularmente.

  • Procura incluir en tu desayuno avena mezclada con leche vegetal, o bien con yogur desnatado o kéfir.

Nueces para bajar de peso

Aunque su contenido de grasa es alto en comparación con otros alimentos, las nueces no engordan si se consumen en cantidades moderadas. De hecho, suponen un buen snack para calmar el hambre entre comidas, obteniendo proteínas, fibra y grasas saludables.

Estudios de población han comprobado que comer nueces apoya la salud metabólica y promueve una pérdida de peso saludable, sobre todo porque aumentan la sensación de saciedad.

El momento de la ingesta de los alimentos importa

Cambios en el estilo de vida
La adopción de una alimentación sana y controlada en calorías es determinante para afrontar el síndrome de ovarios poliquísticos.

Ten en cuenta que, además de consumir los alimentos descritos, es importante manejar con acierto el horario de las comidas. De este modo, comer temprano y cenar pronto se ha asociado con una reducción del peso, y con un menor riesgo de desarrollar obesidad.

Asimismo, se debe evitar consumir azúcares por la noche, ya que la capacidad metabólica de los carbohidratos durante este periodo es limitada y puede generar una acumulación de peso graso.

Puedes probar a incluir también ciertos protocolos con el objetivo de mejorar la composición corporal, como son los ayunos intermitentes. Estos han de estar supervisados por un profesional, pero resultan mecanismos eficaces para mejorar el estado de salud. Incluso la reducción de los carbohidratos en la dieta es otra estrategia útil de cara a reducir la grasa subcutánea.

Sea como fuere, trata de huir de las dietas milagro. Estas solo consiguen poner en riesgo la salud y hacer que experimentes un efecto rebote posterior que afecte al estado anímico y a la funcionalidad del organismo. Por ello, bajar de peso es el resultado de un cúmulo de hábitos saludables mantenidos en el tiempo. La constancia y la disciplina son claves en este aspecto. Buscar atajos suele conllevar fracasos, por lo que no resulta aconsejable. Plantéate un programa a medio plazo y trata de cumplir los objetivos de forma progresiva.

Incluye alimentos para bajar de peso en la dieta

Recuerda que estos alimentos son solo un complemento dentro de tu plan de adelgazamiento. Si quieres tener un peso saludable, asegúrate de seguir todas las recomendaciones de tu nutricionista. Además, ten en cuenta lo básico: alimentación sana y balanceada, ejercicio físico y evitar malos hábitos como consumo excesivo de comida chatarra, alcohol y azúcar.

Te podría interesar...
Cómo preparar una dieta mediterránea
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo preparar una dieta mediterránea

Aprende cómo preparar un delicioso plato de la dieta mediterránea, así como todos los beneficios que trae para tu organismo.



  • Mukherjee, P. K., Nema, N. K., Maity, N., & Sarkar, B. K. (2013, January). Phytochemical and therapeutic potential of cucumber. Fitoterapia. https://doi.org/10.1016/j.fitote.2012.10.003
  • Fujioka, K., Greenway, F., Sheard, J., & Ying, Y. (2006). The effects of grapefruit on weight and insulin resistance: Relationship to the metabolic syndrome. Journal of Medicinal Food9(1), 49–54. https://doi.org/10.1089/jmf.2006.9.49
  • Li X, Cai X, Ma X, et al. Short- and Long-Term Effects of Wholegrain Oat Intake on Weight Management and Glucolipid Metabolism in Overweight Type-2 Diabetics: A Randomized Control Trial. Nutrients. 2016;8(9):549. Published 2016 Sep 7. doi:10.3390/nu8090549
  • Wien, M. A., Sabaté, J. M., Iklé, D. N., Cole, S. E., & Kandeel, F. R. (2003). Almonds vs complex carbohydrates in a weight reduction program. International Journal of Obesity27(11), 1365–1372. https://doi.org/10.1038/sj.ijo.0802411